martes, 11 de junio de 2013

Cemento: oferta nacional en alza

La ampliación de la capacidad de producción en las fábricas de cemento Soboce de Viacha (La Paz), Fancesa (Sucre) y Coboce de Irpa Irpa (Cochabamba) garantiza que el mercado interno estará abastecido este año y que no será preciso recurrir a la importación, según estimaciones del Instituto Boliviano del Cemento y el Hormigón (IBCH).

El gerente general del IBCH, Marcelo Alfaro, dijo que el rubro de la construcción no sufrirá escasez de cemento durante la temporada de mayor construcción, que empieza en invierno y se prolonga hasta diciembre.

“De hecho, es posible que este 2013 se anulen las importaciones de cemento que el año pasado se realizaron a nivel estatal y privado para cubrir una demanda que anualmente crece entre un 10 y 12 por ciento”, sostuvo Alfaro. Agregó que también las empresas cementeras del país disminuirán las importaciones de clinker, materia prima utilizada en la fabricación de cemento, debido a que cuentan con la capacidad instalada para producirla.

Durante la gestión 2012, la demanda del mercado nacional bordeó los 2,9 millones de bolsas de cemento, incluida la importación de parte del Estado y empresas privadas que sumó unas 183 mil bolsas, aproximadamente. Este año, se estima que las ampliaciones en las tres empresas cementeras más grandes del país permitirán una producción adicional de 450 mil bolsas que, sumadas a los 2,9 millones de producción nacional del año pasado, superarán fácilmente las 3,3 millones de bolsas de cemento.

El año pasado, en base a los 2,9 millones de bolsas demandadas por el mercado interno, la producción de Soboce significó el 49,4 por ciento; la de Fancesa, el 25,6 por ciento; la de Coboce el 15,7 por ciento; la de Itacamba, el 3 por ciento y la importación representó el 5,3 por ciento del consumo, según datos del IBCH.

El gerente general del IBCH informó que, con las tres nuevas ampliaciones, el mercado nacional del cemento estaría cubierto hasta el 2016 y que a partir de ese año habrá que pensar en otras ampliaciones, considerando que la demanda de cemento irá creciendo progresivamente.

Alfaro adelantó que, en esa perspectiva, las empresas cementeras Itacamba y Soboce proyectan construir nuevas plantas en Puerto Suárez y Santa Cruz, respectivamente, para cubrir la demanda de cemento que pueda generar, entre 2016 y 2020, la industria de la construcción en Bolivia.

Coboce prueba nueva planta

La nueva planta de Coboce, construida en la localidad e Irpa Irpa, distante a 60 kilómetros de Cochabamba, se encuentra en etapa de producción experimental y de ajuste técnico para producir a partir de la próxima semana entre 70 a 75 mil bolsas de cemento al día con la utilización de 8 a 9 millones de pies cúbicos de gas diario MMpcd, proveniente del gasoducto Santiváñez-Capinota.

“Desde el 31 de mayo estamos experimentando y de manera exitosa, la producción de clinker para 75 mil bolsas de cemento, es decir, 41 mil bolsas más que hace un mes, con la puesta en operaciones de la planta construida en Irpa Irpa”, comentó el supervisor del proyecto, Javier Flores”.

El gasoducto Santiváñez-Irpa Irpa tiene capacidad instalada para transportar 26 millones de MMpcd, de los cuales la planta de Irpa Irpa podrá utilizar hasta 10,5 MMpcd, es decir, 6,4 MMpcd más de los 4,1 que venía utilizando hasta hace dos semanas y con los que producía 34 mil bolsas díarias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario