miércoles, 19 de junio de 2013

COBOCE inaugura la nueva fábrica y arranca producción

Con la tradicional q’oa y una misa de bendición, la Cooperativa Boliviana de Cemento, Industrias y Servicios (COBOCE Ltda) inauguró ayer su segunda y moderna fábrica de cemento, que montó en la población de Irpa Irpa, distante a 65 kilómetros de la ciudad.

Para el gerente general de COBOCE Ltda., Fernando Quiroga, el 18 de junio de 2013 será un día que quedará en la memoria de todos, porque se hizo realidad este sueño: darle al país una nueva fábrica de cemento.

“Es un día especial porque es el día de las realizaciones, de los sueños cumplidos y de la esperanza, porque se puede pensar en un futuro mejor para nuestras familias y con estabilidad laboral”, explicó el ejecutivo ante autoridades de Capinota, representantes de distintas instituciones, trabajadores fabriles, exempleados de la industria de cemento y el pueblo capinoteño.

Quiroga reiteró su agradecimiento a la banca y la confianza de inversores privados en este proyecto, además de todas las unidades productivas de COBOCE, que con recursos propios ayudaron a cumplir este objetivo.

“Es una obra real por el compromiso de todos los trabajadores. Podemos decir que la mano de obra es altamente calificada para construir fábricas”, acotó.

Quiroga indicó que es necesario pensar, desde ahora, en el futuro de la industria cementera. El reto de COBOCE Cemento es ampliar su nueva fábrica en función al comportamiento y requerimiento del mercado con 3.600 toneladas de clinker al día, que significan más de 100 mil bolsas de cemento.

Actualmente, el horno produce 1.600 toneladas de clinker, capacidad que se pretende duplicar, además de continuar creando fuentes de trabajo directas e indirectas.

La construcción de la nueva fábrica de cemento en Irpa Irpa (Capinota) requirió de al menos 400 trabajadores, que dieron su máximo esfuerzo durante tres años para el montaje de esta gran infraestructura.

COBOCE Cemento, que duplicará la producción de este material de construcción para su comercialización en el mercado nacional, emprendió este proyecto hace más de cinco años y en su parte más dura requirió contratar otros 200 trabajadores. Hoy, la nueva línea de cemento es una realidad y produce cada día 45 mil bolsas adicionales, a las 25 mil que se fabricaban anteriormente.

Si bien esa cantidad logra cubrir la demanda, la Cooperativa ya piensa en duplicar su producción con una nueva ampliación. Esto es gracias a la visión de progreso y desarrollo de la parte administrativa, además del compromiso de los trabajadores.

EXPERIENCIA Por su parte, el superintendente de la fábrica, Javier Flores, recordó que no fue un camino fácil, “pero se impuso el espíritu cobociano para cumplir la misión”.

“No nos hemos dado por vencidos nunca, hemos perseverado hasta lograr la meta. Nos ha servido de mucho el ejemplo de las generaciones anteriores, que han hecho mucho con pocos recursos y nos hemos planteado el reto”, dijo.

Destacó el esfuerzo de los trabajadores que redoblaron sus jornadas hasta la conclusión de la fábrica y, muchos de ellos, ahora se llevan la satisfacción de haber sido parte de este emprendimiento.

“Apenas es el nacimiento de esta fábrica. Queremos convertir a Cochabamba en la locomotora del desarrollo de Bolivia”, concluyó.

Apuntes.

Iniciativa

En 2005, desde el Consejo de Administración se propuso la construcción de una nueva fábrica en Cochabamba. Esto a raíz de la escasez de cemento y la demanda del sector de construcción.

Trabajo

Uno de los principios cobocianos que tuvo mayor énfasis en este proceso fue la creación de nuevas fuentes de trabajo. Se tienen cuatro turnos de operación para garantizar el trabajo de la nueva fábrica.

Tecnología

La empresa alemana Polysius trajo tecnología de punta para la implementación de la nueva fábrica.

El gigante

Irpa Irpa tiene una fábrica gigante de cemento. Una de sus torres, donde se encuentra el horno de 72 metros de largo, tiene una altura de 110 metros, es decir más de 40 pisos de un edificio.

La inversión de COBOCE alcanza a 108 millones de dólares.

Por la dignidad de la persona

Con la nueva fábrica de cemento no sólo se han creado fuentes de empleo, sino se ha trabajado en la dignidad de las personas, aseguró ayer el presidente del Consejo de Administración, monseñor Luis Sainz, durante el acto de inauguración.

“La diferencia de COBOCE es que humaniza a la persona, le da dignidad. Nos dice que es posible vivir como seres humanos dignos y crecer como familia. Tener la satisfacción de vivir con el sudor de nuestra frente”, señaló.

A su turno, el secretario general del Sindicato de Trabajadores de COBOCE Cemento, Corsino Villarroel, reiteró el compromiso de seguir siendo parte de estos emprendimientos, “porque permiten la creación de nuevas fuentes de empleo”.

“Como cooperativistas y cobocianos vamos a seguir aportando al engrandecimiento de Bolivia. En un lugar pequeño como Irpa Irpa se tiene una gran fábrica. Misión cumplida”, indicó el dirigente.

Actualmente, son 400 los trabajadores en COBOCE Cemento a los que se suman unas 30 personas para el área de operación de la nueva fábrica.

Realzan dedicación, esfuerzo y compromiso de Fernando Quiroga como gerente de la Cooperativa

Los consejos de Administración y Vigilancia de la Cooperativa Boliviana de Cemento, Industrias y Servicios entregaron ayer una plaqueta de reconocimiento al gerente general Fernando Quiroga Tórrez, en la inauguración de la nueva fábrica.

“... por su invaluable compromiso, esfuerzo y dedicación que permitieron concretar el anhelo soñado de contar con una nueva fábrica de cemento”, reza la plaqueta.

El presidente del Consejo de Administración, monseñor Luis Sainz, agradeció a algunas personas “claves” que trabajan, aconsejan y guían para llevar adelante este tipo de proyectos.

Hizo referencia a OPINIÓN por presentar los éxitos de la Cooperativa. Asimismo, resaltó el trabajo de gerentes del área de Planificación y Finanzas de la industria.

También se refirió al gerente general por ser quien dio “el puntapié final” para la consolidación de la nueva fábrica.

“Gracias a su animación y decisión ha sido posible llegar a este momento en el que estamos”, sostuvo.

Para Sainz, el apoyo de Quiroga a lo largo de los años fue determinante para la conclusión de la nueva línea de producción. Finalmente, agradeció también a todas las unidades y pidió una bendición para ellas.

Fernando Quiroga fue ratificado por unanimidad como gerente general de COBOCE Ltda. este año. Su principal reto fue concluir la construcción de la nueva línea, meta que la cumplió ayer con la entrega y puesta en marcha de la moderna industria.

Otro de sus proyectos para esta gestión está en torno al apoyo a las unidades empresariales de la Cooperativa.

APORTE Entre tanto, el presidente del Consejo de Vigilancia, Ciprián Huanca, a tiempo de recordar los pasos del fundador de COBOCE, Jaime Méndez, resaltó su ejemplo de trabajo “que hasta ahora sigue siendo una guía para el trabajo diario”.

“Hubo personas que pensaron en ampliar la fábrica. Una de esas personas fue el doctor Fernando Quiroga que estaba presidiendo el Consejo de Administración, y para mi es un orgullo ver que se ha hecho realidad”, recordó.

Durante el acto que se llevó a cabo en la fábrica de Irpa Irpa, la Federación de Trabajadores Fabriles de Cochabamba también entregó un reconocimiento, en el que destaca el aporte de COBOCE Ltda. “al desarrollo del país y la sociedad en su conjunto con la ampliación de su segunda fábrica de cemento”.

El representante de la Confederación de Trabajadores Fabriles de Bolivia, Víctor Quispe, auguró grandes éxitos a la Cooperativa, “principalmente porque siempre demostró la unidad entre los trabajadores y empleadores”.

“El trabajo y la unidad hacen que las industrias crezcan. La familia cobociana tiene una empresa de gran magnitud”, manifestó Quispe al reiterar el gran aporte cobociano para Cochabamba y el país.

Opiniones.

Víctor Quispe

Confederación de

trabajadores fabriles

Esta clase de adelantos tecnológicos e innovaciones en la industria nacional no sólo dan trabajo a los compañeros fabriles, sino a quienes están en el rubro de la construcción.

Luis Villarroel

Ejecutivo COD

Es un orgullo tener una planta tan grande que crea fuentes de empleo. Sin la fuerza del trabajador y la parte técnica no hubiera crecimiento y la industria no se podría sacar adelante. Cuando una empresa progresa deben apoyar las autoridades.

Sinforiano Paniagua

Alcalde Capinota

Seguramente han pasado muchas dificultades, pero la dedicación permanente, de día y de noche, ha hecho realidad este proyecto. Para nosotros es un orgullo, porque ninguna provincia tiene esta fábrica.

Mario Céspedes

Ejecutivo Federación de Fabriles de Cochabamba

La familia cobociana ha mostrado convicción y firmeza para emprender el proyecto. Es un orgullo para el sector fabril porque demuestra que hay capacidad en el capital humano.

Teodoro Aguilar

Extrabajador de COBOCE

Esta obra es fruto de la dedicación y ejemplo que hemos dejado gracias al empuje del ingeniero Jaime Méndez (fundador de COBOCE). Ahora toca preservar y cuidar esta fábrica que es el futuro de todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario