miércoles, 10 de julio de 2013

El hormigón pasa por 3 estados en su proceso de endurecimiento:


  • La mezcla fresca (en este proceso es importante mantener el su trabajabilidad medida por la consistencia de la misma. 
  • A las dos o tres horas se inicia el periodo de fragüe que consiste en el tiempo de endurecimiento del hormigón. 
  • El endurecimiento es la otra fase por la que pasa el hormigón, la mezcla endurecida debe contar con una cierta resistencia a determinada edad y al menor costo posible. El proceso de endurecimiento del hormigón se sigue produciendo en tanto este tenga humedad.
Existen ciertos aditivos, como los aceleradores de endurecimiento, que permiten la rápida habilitación de las estructuras, al posibilitar el retiro anticipado de los encofrados y reducir también el tiempo de curado, estos aditivos son de uso ideal en climas frio porque compensan el efecto retardador de las bajas temperaturas.
Los retardadores de fraguado permiten traslados prolongados del hormigón fresco brindando mayor tiempo para la compactación y adaptación a las deformaciones de los encofrados. Tanto los retardadores como aceleradores pueden ser fluidificantes de manera que puedan mejorar la resistencia final.
Los incorporadores de aire mejoran el comportamiento del hormigón ante las heladas. Existen cementos especiales que están elaborados para cumplir ciertos requisitos de uso, como por ejemplo, cementos de alta resistencia a los sulfatos, cemento con baja calor de hidratación que es apto para grandes volúmenes de hormigón, cemento siderúrgico, cemento con agregados y otros.
Los cemento puzolánicos disminuyen el contenido de cal, mejorando el comportamiento frente a aguas agresivas, pero no dan seguridad en cuanto a su comportamiento frente a los sulfatos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario