lunes, 15 de julio de 2013

Este año se prevé acabar con el déficit de cemento

Con las considerables inversiones en nuevos hornos se espera cubrir la demanda cementera del país en esta gestión. Los proyectos son de Fancesa con Kawasaki (Chuquisaca), Soboce con la ampliación de tres hornos en Viacha (El Alto), Coboce (Cochabamba) e Itacamba en Santa Cruz, Según la versión de sus ejecutivos se prevé que la producción nacional superará con el 7% de déficit promedio registrados el 2012 en el mercado interno del país. Dicho de otra manera, ya no se importaría más cemento del Perú, como ha sucedido la pasada gestión.

"Es cierto que diferentes empresas del país han realizado grandes inversiones en nuevos hornos para generar una producción significativamente adicional de cemento en el país. Con esta incorporación de nuevos volúmenes de cemento en el mercado interno, seguro que hasta el 2014 lleguemos a superar con el déficit existente, que cada año se fue achicando", señala Marcelo Alfaro, gerente general del Instituto Boliviano del Cemento y Hormigón (IBCH).

Un sector en crecimiento. El consumo del cemento durante los últimos ocho años ha tenido un crecimiento promedio entre el 8% y 13% a nivel nacional. Según datos del IBCH, la producción nacional de cemento el 2012 alcanzó alrededor de 2.727.063 toneladas métricas (TM). En tanto que 187.500 toneladas fueron importados principalmente del Perú y en menor proporción de Argentina.

Para la Fundación Milenio en el 2012 el desempeño de la actividad de la construcción marca una importante disminución en el ritmo de crecimiento, expresada principalmente por una mayor demanda por materiales de construcción, en particular del cemento, cuyo déficit llegó casi al 7%. La demanda de cemento disminuyó el ritmo de crecimiento a la mitad, en relación a la gestión 2011, alcanzando solo el 3,4%.

"La anterior gestión hemos aumentado un 12% en nuestras inversiones el 2012. Pero con la inauguración del horno Kawasaki hace casi dos meses vamos ha incrementar la producción en un 40%. Sé que otras empresas están haciendo parecidas inversiones. Vamos por buen camino, para producir dos mil toneladas más por día de cemento para el mercado nacional", señaló, Eduardo Rivero, presidente de Fancesa.

En el caso de Santa Cruz. Nuestro departamento consume alrededor del 30 por ciento del cemento que se utiliza en el país con un crecimiento anual promedio del 11 por ciento en los últimos 15 años, según datos del Instituto Nacional de Estadísticas (INE). En segundo lugar se encuentra La Paz, luego está Cochabamba. Los tres departamentos del eje central del país son los que absorben el 68,5% de cemento que se utiliza en todo el país, cuyo volumen está en 2,9 millones toneladas año.

Pando es el departamento que, además de no contar con una industria cementera, menos cemento consume. La deficiente infraestructura caminera hace que la producción nacional llegue a dicha región. Por este hecho se permite el ingreso del cemento de Brasil, desconocen cifras al respecto.

El auge de la construcción. Un estudio reciente de la Fundación Milenio señala que si bien es cierto que el consumo de cemento también incluye el pavimento rígido que se aprecia en las cada vez más asfaltadas calles de la capital cruceña, ciudades intermedias y carreteras del departamento, los permisos de la construcción de viviendas, oficinas, comercios, entre otras actividades de bienes e inmuebles, han crecido a una tasa del 6% anual en los últimos 8 años y entre 2011 y 2012, el aumento fue de 37 por ciento. Esto se ve reflejado en el PIB de la construcción de Santa Cruz que tiene un crecimiento anual entre 9 y 10 por ciento, entre el 2010 y 2012.

El sector de la construcción en la ciudad de Santa Cruz, hasta el 2012 experimentó un crecimiento importante, debido a la fuerte demanda de viviendas en los segmentos de medios y bajos ingresos, principalmente y de ambientes comerciales y de oficinas en todos los segmentos, aún tomando en cuenta el aumento de los costos de construcción. Esta actividad, sin duda ha generado empleos e ingresos, debido al efecto multiplicador que tiene la construcción.

"No hemos hecho proyecciones pero casi todos los años este sector crece y sobre todo genera empleo. Santa Cruz está en primer lugar, donde no deja de crecer. Es una región donde hay más demanda de cemento, dada que la construcción cada vez está en ascenso y la demanda de la mano de obra va en el mismo ritmo de crecimiento", apuntó Alfaro.

Pedido de no importar. El año anterior, el Gobierno importó el producto a través de Insumos Bolivia para cubrir la falta en regiones como Santa Cruz. El cemento Piura del Perú y otra línea procedente de Argentina ha tenido presencia en el mercado interno con 187 mil toneladas de cemento. En ese contexto, el sector industrial del país pide que el Gobierno pare definitivamente con la importación del producto.

Un mercado competitivo
Una producción que hace prever llegará a 3,7 millones de TM

Primero. Tomando los parámetros de crecimiento expresados en las inversiones y volúmenes de producción anunciados por las industrias cementeras del país. Este año podrían superar una producción de 3,7 millones de toneladas métricas (TM) de cemento a nivel nacional.

Segundo. Pese al bajón experimentado en los primeros meses del año en el rubro de la construcción, este no ha sido significativo. Los restantes seis meses podrían superar la demanda del año pasado en el orden del 12%, según la Cámara Boliviana de la Construcción y otras entidades del ramo.

Tercero. El Gobierno por su parte, a través del Viceministerio de Producción Industrial dejó en claro que el abastecimiento este año queda absolutamente garantizado dentro el mercado interno.

Inversiones
Más plantas para equiparar el mercado

Soboce. Es la empresa que más cemento produce en sus cuatro grandes plantas de Viacha (La Paz), Emisa (Oruro), El Puente (Tarija) y Warnes. Esta empresa que ya tenía una ampliación en El Alto de hace tres años con la instalación de tres hornos espera dinamizar la producción una vez instalada la conexión de gas natural.

Coboce. La capacidad de producción actual es de un promedio de 300 mil toneladas. Con su nueva planta que ha instalado estaría incrementando con un volumen superior de 700 mil toneladas métricas (TM) de cemento en los próximos años.

Fancesa. La instalación de su nueva Planta Kawasaki, permitirá una producción de 400 mil toneladas de cemento. El 70% de su nueva producción será para Santa Cruz.

"El mercado ha crecido casi un 12% en los últimos años, lo cual ha generado una necesidad de inversiones en la industria. Y Santa Cruz no cuenta con una fábrica. Nosotros apostamos a ese mercado cruceño".

Alexander Capela
Gerente General de Itacamba

"Nosotros estamos destinando gran parte de la producción de cemento con nuestra nueva planta al mercado cruceño. Con esto vamos ha tomar el liderazgo en el mercado, también con Concretec, otro producto”.

Mircko Gardilsic
Gerente General de Fancesa

Punto de vista

Carlos Schinlk Ruiz
Analista Económico

"El proceso de transición aún no ha concluido"

“Por los datos poblacionales y de vivienda que tiene Bolivia y Santa Cruz, nos encontramos con cifras importantes directamente relacionados a la producción de cemento. En Bolivia el 46% de la población no dispone de una vivienda propia.

Anualmente la población, en el eje troncal (Santa Cruz, Cochabamba y La Paz), demanda aproximadamente 30 mil nuevas viviendas. Y lo que significa que la mitad de lo que se demanda se construye. Aproximadamente 10 mil casas en el sector público y cinco mil en el sector privado. Ante esa realidad esta actividad económica es una de las impulsoras del crecimiento económico y no se acaba mientras haya mayor población y concentración de ellas en las principales ciudades.

En base a las inversiones que vienen realizando en las principales empresas cementeras, se podrá cubrir un poco la demanda y se dejará de importar cemento. Eso forma parte de los 8 mil millones de dólares que el Estado gasta en importación de insumos, productos y alimentos. Imagínese si nosotros dejamos de importar grandes cantidades de productos evidentemente tendremos más producción y generaremos mejores condiciones de empleo y mayor crecimiento en lo económico.

Entonces respecto al incremento de la producción de cemento es que vamos ha poder cubrir nuestra demanda interna, vamos ha producir mayor cantidad de cemento que incluso nos puede permitir exportar. Eso también puede generar un incremento del empleo, obviamente toda inversión genera mayor crecimiento.

Eso en el fondo permitirá bajar esos 46% de demanda de vivienda que tiene el país. Ahora el Gobierno debe dejar de subvencionar la importación de cemento. Esos recursos que el Gobierno utiliza para importar son desacertadas”.;

No hay comentarios:

Publicar un comentario