martes, 20 de agosto de 2013

Cementeras entran en guerra por el gas

Una nueva guerra por el gas se libra en el país y esta vez, la lucha no la encabezan sectores sociales, como ocurrió en 2003. Ahora son los empresarios privados, y específicamente los de la industria cementera que se disputan, el suministro de este carburante para el funcionamiento de sus respectivos proyectos.

Santa Cruz es el departamento donde se libra la puja. Las empresas Itcamba, Soboce y Kaa Iya SA, demandan más de un millón de metros cúbicos de gas día (MCD) para concretar sus proyectos. Pero, las cifras estatales y las compañías señalan que solo hay disponible 0,65 millones (MMPCD) (del gasoducto por donde Bolivia exporta gas natural a Brasil), para atender esta demanda, que solo alcanzará para un proyecto.

Analistas critican la política hidrocarburífera del Gobierno y lo acusaron de violar la propia Constitución Política del Estado que prioriza a la inversión nacional el uso de los recursos naturales.

Indígenas industriales. La empresa Minera Comunitaria Kaa Iya S.A. es una de las firmas envueltas en esta disputa, es una compañía comunitaria indígena, con capitales privados, que invertirá $us 160 millones en su proyecto.

Demanda 0,31 millones de metros cúbicos por día para arrancar el proyecto, que se desarrollará en el Área Natural de Manejo Integrado Kaa Iya, en Ripio Blanco, a 188 kms de la ciudad de Santa Cruz. La materia prima (piedra caliza) está en la provincia Cordillera, a 87 kilómetros de Roboré.

La novedad de la empresa es que los nativos de la zona cuenta con el 49% de la masa accionaria.

"La Constitución nos da la prioridad a indígenas y empresarios bolivianos más que los extranjeros esto es puntual", señaló Rosendo Barbery, cabeza del proyecto.

El empresario dijo que se cumplieron todas las variables técnicas y legales para montar la industria. Para el industrial, las actuales cementeras no tuvieron "las previsiones ni el coraje", para ampliar la capacidad instalada de sus fábricas. "Vamos a mover un sistema oligopólico del cemento que hay en el país (...) y si se da el proyecto, los demás proyectos dejarán de ser viables, es por eso esta puja, nosotros no lo tomamos así, porque tenemos ventajas", dijo.

El industrial dijo que espera que hasta septiembre puede tener el contrato de suministro de gas con Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB).

El gerente general de Kaa Iya, Carlos Núñez, dijo que incluso la industria abarcará con toda la cadena productiva, cosa que las otras firmas no hacen.

Además, Barbery dijo que sí invertirá "lo que sea necesario" para concretar la nueva cementera.

Con todo listo. A la espera, y con las herramientas en manos, está la fabrica Itacamba, compuesta por capitales brasileros y bolivianos, el contrato con yacimientos.

El gerente general de la empresa Alexander Capela, señaló que desde hace dos años tienen todo listo para montar su fábrica, en la zona de los Yacuses, en el municipio de Puerto Suárez, que tendrá un costo de 180 millones: la empresa ya invirtió $us 35 millones.

"Nosotros estamos solicitando 0,25 millones día, es un valor pequeño. El gas no va alcanzar para todos, porque lo existente, Yacimientos lo ha comprometido a otras industrias. Y los otros proyectos recién se están materializando", señaló.

El empresario añadió que el "proyecto es el más factible porque hemos invertido más de $us 30 millones y tenemos contrato para la compra de equipos y tenemos proyecto en detalle, estamos listos para empezar la construcción; podemos estar operando en 24 meses, Kaa Iya no tiene nada", señaló el ejecutivo.

Capela añadió que la zona de operaciones de la cementera está a 1 kilómetro del gasoducto, que transporta gas al Brasil.

Otro rival. La Sociedad Boliviana de Cemento (Soboce), también ha entrado en esta contienda.

En 2012, la compañía del reconocido industrial, Samuel Doria Medina, anunció que invertiría $us 150 millones en una planta de cemento en Los Yacuses.

Para ella, el gas, es indispensable. La compañía requiere de 0,28 metros cúbicos de gas día, para producir 15 millones de bolsas.

A la fecha YPFB no dilucidó el tema y las firmas siguen esperando quién gana la guerra por el gas.

Para saber

Mutún

La provisión de gas fue un detonante para que la Jindal no concrete el proyecto siderúrgico en el Mutún. La compañía demandaba un volumen de 2,5 millones de metros cúbicos al día (MMmcd).

Petroquímica de Warnes

La compañía Petroquímica Boliviana SA ya invirtió $us 15 millones para operar en Warnes. Necesita 0,16 millones de metros cúbicos diarios de gas, pero su demanda no dio frutos y todo se truncó.

YPFB no responde

Se consultó a Luis Alberto Sánchez, Vicepresidente de YPFB, sobre este problema, pero él dijo que desconocía el tema. Se llamó al gerente comercial, Mauricio Marañón, pero no contestó su teléfono celular.

Exportación

Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) exportó durante junio de 2013 un promedio de 47,66 millones de metros cúbicos por día (MMmcd) de gas natural a los mercados de Argentina y Brasil.

Punto de vista

José Padilla
Analista

"El Estado no está cumpliendo a la industria"

En el caso de Itacamba tiene una planta de 60 millones de dólares y ha avanzado en la licencia ambiental para la fábrica, para la cantera, ha evaluado su materia prima y el permiso de la Gobernación para hacer la fábrica: cumple con todos los requisitos.

Tiene dinero, incluso ofrecieron una boleta de garantía para hacer la inversión para garantizar el proyecto. El otro proyecto del parque Kaa Iya, está avanzado pero aun le falta, están buscando financiamiento. Los estudios de mercado dice que se debe de hacer una fabrica cada tres años para atender la demanda del país, de más o menos tres toneladas día.

El tema es que las reservas de gas no son suficientes. La ley de hidrocarburos, la 3058, da prioridad nacional al mercado interno, a ninguna de las fábricas se debería de negarse el gas, porque es prioridad. Pero está exportando porque afuera se da un mejor precio que acá.

El estado no está cumpliendo con las industria, no está cumpliendo con Itacamba, Kaa-Iya, y ni con otro proyecto en el país.

Ahora no hay suficiente gas para darle a todas las fábricas, se ha firmados contratos de exploración, pero eso no es de la noche a la mañana, esto es un proceso muy largo. Las reservas van a aumentar, pero para tener un aumento real en la reservas y se pueda abastecer a la industria, se necesita una inversión de $us 8.000 millones, que garanticen el próximo contrato con Brasil en 2019 y mantener el contrato con Argentina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario