miércoles, 11 de junio de 2014

Las agencias en Santa Cruz se quedan sin cemento Fancesa

Ayer, ver salir el sol después de varios días en Santa Cruz, no significó un alivio para los distribuidores de cemento Fancesa. Fue, más bien, motivo de mayor preocupación porque saben que ahora volverá a aumentar la demanda. Comienza un periodo de escasez, pérdidas y explicaciones a los clientes habituales. Distribuidoras y ferreterías no tienen desde hoy ni una sola bolsa de cemento; las pocas agencias que tenían algunos remanentes los agotaron en el transcurso de ayer, en medio de la queja de los consumidores.
CORREO DEL SUR realizó un recorrido por una decena de agencias distribuidoras de las 14 asentadas en la ciudad de Santa Cruz y pudo evidenciar que la situación es agobiante. La fuerza de ventas que contrata cada una de estas agencias distribuidoras está parada; promotores de venta, estibadores, secretarias, cajeros, choferes, se esfuerzan en pedir “paciencia” a los demandantes que se desesperan ante la posibilidad de ver paralizadas sus obras.
“Queremos recuperar el tiempo perdido ahora que pasó la lluvia, y nos dicen que no hay cemento Fancesa. Tendremos que buscar otro cemento”, señaló ayer Julia, que junto a su hijo ya iba recorriendo como tres agencias en busca del producto con una respuesta similar: “Que se esperaba que se solucione el paro de transportistas en Sucre”.
Según las agencias, cuando empieza a escasear cemento de Sucre, Coboce no tarda en saturar el mercado cruceño con su producto. Y lo hace mediante una estrategia agresiva: atiborra los depósitos de las ferreterías y les deja el producto a crédito. Así explica Marlene Negrete, responsable de una de las agencias del Plan Tres Mil, que precisa, además, que como los depósitos están llenos de otro cemento, pasa un buen tiempo para que lo agoten y recién pidan cemento Fancesa. El “stockamiento” de las ferreterías con producto Coboce ya inició.
En barrios como el Plan Tres Mil, las construcciones se ven por doquier. El mes empezó con buenas ventas, según el cajero de la Agencia 66, algo que hacía pensar que se recuperaría la escasez que se vivió en los primeros meses del año; sin embargo, con este nuevo conflicto en Sucre, nuevamente sus ganancias mermarán.
Rodrigo León, de la Agencia 65 de Fancesa, recuerda que a pesar de las mermas, hay clientes leales que están optando por esperar a que llegue el cemento chuquisaqueño porque es más valorado por su calidad para la obra fina. Diariamente vende más de 400 bolsas; ayer no vendió ni una y eso que tuvo más de 40 pedidos.
En Santa Cruz, la construcción no cesa: obras municipales, obras para la Cumbre del G77, nuevas urbanizaciones y condominios, edificios en el centro y construcciones en los barrios en expansión se suman a los altos requerimientos de las empresas petroleras y las provincias.
Y en Santa Cruz, los pedidos de cemento en las agencias no sólo son de 10 ó 20 bolsas, sino de más de 200 ó 300. Dejar de vender cinco a seis pedidos diarios de esos, supone una significativa pérdida.
“Tengan paciencia, ya se va a solucionar”; “Estamos esperando que ya llegue el cemento de Sucre”; “Nos dijeron que habrá reuniones con los transportistas”, coinciden la encargada de ventas de la agencia ubicada en la Avenida 2 de Agosto; Jenny de la distribuidora Balanza Calderón; los estibadores de la Agencia 61 Cofan y Angélica de la agencia sobre la doble vía a Cotoca.
Tres camiones que llegaron de Sucre se distribuyeron ayer; la carga alcanzó para pocas agencias. Habitualmente llegan entre 50 y 70 camiones con cemento al día; desde hoy ya no se sabe qué pueda pasar en el mercado cruceño. Las pérdidas, que según la Gerencia General ya pasaban los Bs 20 millones hasta el lunes, siguen sumando. Santa Cruz no hace pausa; construye por doquier y no le importa quién le provea cemento.

Pérdida doble

Perdemos doblemente porque vendemos cemento junto con otros materiales como fierro para columnas o tejas".
. Rodrigo León / AGENCIA 65 FANCESA

Agencias se ven obligadas a triplicar capital

Si bien el cemento Fancesa tiene un mercado asegurado en Santa Cruz, cada vez cede terreno y recuperarlo es una tarea muy dura para las agencias. Éstas relatan que tienen que duplicar sus esfuerzos para entregar producto a las ferreterías, las cuales aprovechan el antecedente que deja Coboce y también empiezan a reclamar que les dejen cemento Fancesa a crédito.
Por tanto, las agencias tienen que hacer esfuerzos para triplicar el monto de capital que manejan: primero para honrar la compra al contado que por norma demanda Fancesa, luego para cubrir existencias “en piso” en sus depósitos y así tener cemento disponible para la venta y, finalmente, para otorgar créditos a las ferreterías. “Recuperar el mercado es bastante difícil. Desde el desabastecimiento de febrero, las agencias aún continúan realizando grandes esfuerzos”, señala el encargado de cartera de las oficinas de Fancesa en Santa Cruz, Pastor Villarpando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario