jueves, 4 de diciembre de 2014

Fancesa posterga por otro año su nueva línea de producción

"Simple y llanamente perdimos el tiempo en una discusión bizantina”. Así resume el director de la Alcaldía en FANCESA, Juan José Romero, el estado de indecisión en el que cayó la empresa desde el año 2010 cuando se empezó a hablar de una nueva línea de producción, cuyo futuro hasta la fecha es incierto.
La Fábrica Nacional de Cemento S.A. (FANCESA) debía autorizar ayer, en su reunión de Directorio, la licitación de la nueva planta de producción, pero nuevamente quedó en nada, esta vez por un conflicto de representación en la Universidad San Francisco Xavier, una de las tres copropietarias.
La presidenta de FANCESA, la rectora transitoria Elizabeth Flores, había convocado a una reunión a solicitud del Directorio, en el marco del estatuto de la empresa, pero ésta fue desautorizada por las nuevas autoridades universitarias, que ayer se hicieron presentes en la cita.
Un día antes, el rector de San Francisco Xavier, Eduardo Rivero, presentó al Directorio de FANCESA una carta señalando que Flores ya no tenía representación oficial y, por lo tanto, no podía convocar a una junta de accionistas.
“Aun así ella convocó a directorio, en ese sentido se analizaron las notas, se solicitó con notario de que no puede tomar decisiones. Quería improvisar hoy (ayer) una decisión de la nueva línea de producción, más bien tuvimos el apoyo de la Alcaldía y se suspendió la reunión”, dijo.
Rivero anunció que tomarán las “decisiones que correspondan en el Consejo Universitario porque ella no puede ir sobre la máxima autoridad”.


INDECISIÓN "BIZANTINA"
Desde que la empresa lanzó la idea de implementar una nueva fábrica en la comunidad de Maragua, que no prosperó porque el diseño técnico resultó ser un plagio de otro proyecto, además de problemas con los comunarios y el alto costo de inversión, pasaron cuatro años y todavía el fututo es incierto.
Para el director de la Alcaldía, Juan José Romero, simple y llanamente se perdió el tiempo “en una discusión bizantina”. Más autocrítico, su colega Valerio Llanos, de la Gobernación, afirmó que “todos los directores se caracterizan por una mezquindad absoluta de no tener un verdadero compromiso con la fábrica”.


PROBLEMA PRINCIPAL
El principal problema de la nueva línea de producción está en la tercera fase. Las fases I y II están consensuadas, es decir, todos apoyan que la explotación y trituración de caliza esté en El Romeral, y la molienda de crudo y calcinación en alrededores de Sucre. En lo que no se puede llegar a un acuerdo es en la ubicación de la molienda de cemento, que para la Alcaldía debe ubicarse en Santa Cruz por razones estratégicas.
“Que se vaya a llevar la fábrica a Santa Cruz, eso no es cierto. Desmiéntanlo categóricamente, no se lleva un solo tornillo a Santa Cruz, se está comprando una inversión de alrededor de 53 millones de dólares porque se adquiere el molino y la embolsadora allá”, justificó Romero.
La Gobernación rechaza esa propuesta porque, según sus datos, instalar la tercera fase en Santa Cruz implicará una inversión adicional de entre 8 y 9 millones de dólares. “Hemos podido demostrar técnicamente que los indicadores de tasa interna de retorno y del valor actual neto ahora son mayores en Sucre, por lo tanto no existe absolutamente ningún justificativo para que se piense en llevar la inversión a Santa Cruz”, sostuvo Baldivieso.
La Universidad, que a través de sus representantes transitorios, se inclinó por la opción de todo en Sucre, ahora piensa en reconsiderar esa decisión. “Hay una posición del Consejo Universitario que se va a respetar. La resolución indica que debe ser tal como se presentó en el estudio técnico (que incluye una recomendación de instalar la tercera fase en Santa Cruz)”, dijo Rivero.
Llanos lamentó que la Universidad no tenga una posición clara. “Nosotros consideramos que es una total irresponsabilidad el tema de que algunas autoridades vengan con una posición y otras con otra posición. Con seguridad las que vienen ahora van a tomar otra posición y así la fábrica nacional está en la incertidumbre”, lamentó al descartar que este año se pueda tomar una decisión al respecto.
La empresa pretende una inversión de hasta 300 millones de dólares en la nueva línea de producción.
Mientras tanto, la competencia sigue avanzando.

Próxima junta

La próxima junta de accionistas está prevista para el 17 de diciembre, con un solo punto a tratar: la nominación de los nuevos directores de la Universidad y la elección del presidente de la empresa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario