domingo, 21 de diciembre de 2014

La operación de venta de Soboce duró cuatro meses

La operación de compra venta de las acciones de la familia Doria Medina en Soboce demoró cuatro meses, informó el presidente del directorio de Credibolsa, Christian Hausherr. "Además del análisis financiero que requiere una transacción de este tipo, se debe tener cuidado con los temas legales, transaccionales y normativos que pueden llegar a tener costos muy elevados si no se tiene una planificación adecuada”, precisó.
El Banco de Crédito BCP, en coordinación con Credibolsa, participó en la operación de la venta del 51,35% de las acciones que la familia Doria Medina poseía en Soboce, al grupo empresarial Yura Inversiones Bolivia, empresa que forma parte del grupo Gloria del Perú, por un monto de 300 millones de dólares. Se trata de la transacción más grande en la historia de la Bolsa Boliviana de Valores, según el ejecutivo.
El director también explicó que se asesoró a las dos partes, "con la dificultad que esto implica, ya que debemos velar por los intereses de ambos, encontrando soluciones financieras y operativas que satisfagan las exigencias de los dos clientes”.
Aunque se trataba de un tema que podía tener un fuerte impacto público, no trascendió el más mínimo detalle, porque ambas partes y los asesores financieros acordaron mantener discreción y confidencialidad para asegurar que la transacción pudiera ser ejecutada en los tiempos y términos pactados.
La venta de las acciones de Soboce supuso el fin de una larga historia que vinculó a la familia del también dirigente político Samuel Doria Medina con una de las industrias más importantes del país y representó, además, la inversión extranjera más alta registrada en la industria de la transformación en Bolivia.
Yura Inversiones Bolivia, que controlaba un 47% de las acciones de Soboce, ahora posee el 98% de las mismas, lo cual le da el control total de la empresa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario