domingo, 21 de diciembre de 2014

Se acrecientan los capitales peruanos en nuestro país

Los capitales peruanos siguen sin tregua alguna, apostando sus inversiones en Bolivia a través de la compra de empresas y paquetes accionarios. Y para muestra un botón: ya que la pasada semana el Grupo Gloria, cuyo Holdín Cementero SA, adquirió el 51% de las acciones pertenecientes al empresario y político Samuel Doria Medina que hasta entonces era propietario mayoritario de la Sociedad Boliviana de Cemento(Soboce). Dicha transacción implicó el ingreso a Bolivia de al menos $us 300 millones.

Según la Cámara de Comercio Peruano Boliviana, desde hace 20 años atrás la presencia de capitales peruanos en Bolivia se centró básicamente en dos grupos multinacionales como son grupo Gloria y Credicorp a través del Banco de Crédito del Perú (BCP). "El lugar elegido para estas apuestas fue Bolivia, un mercado pequeño dentro la región, con una población de bajo poder adquisitivo y con una economía que por entonces experimentaba grandes cambios para revertir su pésima situación", citó el diario el Comercio del Perú, en su edición de agosto 2013, al confirmar que en el país al menos $us 1.100 millones de capitales peruanos estaban operando.

Para Luis Fernando Barbery, presidente de la Cámara de Industria y Comercio de Santa Cruz (Cainco), la presencia de más capitales externos, en este caso del Perú, en territorio boliviano es señal de confiabilidad y buenas condiciones para invertir en el país. "Quiere decir que Bolivia es motivo de interés de inversionistas extranjeros. Es una buena señal que ojalá otros países echen su mirada hacia nosotros. Además, la imagen país ha cambiado en los últimos años, hay una estabilidad política y buen ambiente para nuevas inversiones", puntualizó.

Un conglomerado empresarial. Desde el arribo a Bolivia de los grupos: Credicorp y Gloria, paulatinamente a lo largo de todos estos 20 años se fueron sumando otras multinacionales peruanas, que según la Cámara de Comercio de Lima (CCL), al menos 60 empresas peruanas operan fuera de sus fronteras en 30 países del mundo, entre ellos nuestro país.

"Lo más frecuente es que las empresas peruanas elijan como primer destino de operaciones los países más cercanos, como Ecuador, Chile, Bolivia, Venezuela o Argentina", argumentó el informe de la CCL.

En el país, la presencia del grupo Gloria se acentuó cuando en 1994, con el periodo de la capitalización de las empresas estratégicas del Estado, la fábrica de Leche Pil de Bolivia pasa a manos de la empresa peruana y desde entonces como Pil Andina lidera sin objeción alguna el mercado de lácteos en el país.

En tanto, Credicorp es el grupo financiero líder en el Perú, opera en el sector bancario a través del Banco de Crédito del Perú (BCP), principal institución del mercado financiero peruano, con más de 120 años de experiencia. Y en Bolivia se ha constituido en los últimos años en una de las entidades financieras con mayor presencia tanto en cartera y depósitos.

Además desde el 2012, con respaldo del Grupo Credicorp, inicia operaciones en Bolivia la nueva compañía de seguros Crediseguro, que nace con más de 70 mil clientes y una cartera superior a $us 400 millones asegurados. El capital de arranque de Crediseguro fue de $us 1,6 millones, cuya cobertura es clientes BCP.
"Crediseguro es una compañía del ramo de seguros de vida, que inició sus operaciones en Bolivia en julio de 2012 y actualmente cuenta con más de 200 mil clientes y una cartera asegurada superior a los 1.000 millones de dólares", señaló un boletín difundido la semana pasada.

Asimismo, es subsidiaria de El Pacífico Peruano Suiza, compañía de seguros líder en Perú, y parte del Grupo Credicorp, al que pertenece igualmente el Banco de Crédito BCP, lo que le otorga un respaldo muy importante.

Última década. La mayor apuesta de los capitales peruanos en Bolivia se registra a partir del 2005 cuando la economía boliviana desde entonces ha registrado un crecimiento macroeconómico constante, tanto es así que en los últimos cinco años, el promedio del Producto Interno Bruto ha sido sostenido y por encima del 5%, como efecto de la era de buenos ingresos por la venta del gas, las inversiones hidrocarburíferas, la minería y un sector productivo cada vez más dinámico.

Según el economista Armando Méndez, eso ha generado necesariamente en la población boliviana una mayor capacidad adquisitiva, demanda de mejores servicios y productos. En ese contexto, los capitales peruanos ingresan al país a través de una “segunda oleada” como son Belcorp y Unique. El primero empezó a exportar sus cosméticos (productos de belleza y arreglo personal) desde el Perú y acondicionar sus líneas de distribuidores en Bolivia, con sus productos como L'Bel, Esika y Cysone.

En tanto, Unique es una empresa de capitales peruanos que empezó sus operaciones en 1967 con la producción y distribución de cosméticos con el mercado de venta directa en productos de belleza. Tienen presencia en 11 países, entre ellas se encuentra Bolivia con su línea Yanbal, se instaló en el mercado boliviano con un abanico de productos y accesorios de belleza.

Lo mismo sucedió con Química Suiza, que también inició el envío de sus productos a Bolivia. Tiene respaldo de 73 años de experiencia en el mercado, entidad que forma parte del Holding QUICORP, la cual tiene una destacada participación a nivel latinoamericano con operaciones en Bolivia, Perú, Ecuador, entre otros.

Otra mayor presencia es del Grupo Romero que abrió una sucursal de Ransa y adquirió Industrias del Aceite (IASA), que fabrica los productos de la marca Fino en el norte cruceño de Warnes. Ya el 2010 esta empresa agroindustrial facturaba cerca de 260 millones de dólares anuales, incluyendo la exportación y las ventas locales.

Flujo de millones de estos años. Desde el 2008, se registra en el país un conglomerado de inversiones de capitales peruanos con inversiones Rokys, Aceros Arequipa, Corporación Misti, el restaurante Tanta (de Acurio Restaurantes), Textiles Camones. En ese contexto, el Grupo Gloria ya había adquirido el 47% de las acciones de la cementera Soboce.

Finalmente el 2010 se establecen empresas en el país como el grupo Rash, de capitales panameños y peruanos, que introdujo la marca Radioshack en las ciudades de La Paz y Santa Cruz. Un año más tarde, el grupo SabMiller, a través de Unión de Cervecerías Peruanas Backus y Johnston, lanzó su cerveza Cordillera, la misma se cierra el 2013.

"Los indicadores macroeconómicos causan sorpresas favorables, eso genera un ambiente de confianza a las inversiones de capitales externos. En el caso de Santa Cruz, la dinámica económica es motivo de atracción'.

Luis Fernando Barbery
Presidente fe la Cainco

"En la medida que signifique más empleos, más ingresos para el país es bienvenido esos capitales. El crecimiento de empresas peruanas en el país expresa eso. El país está dando señales positivas'.

Pablo Mendieta
Director del Cebec

Clima
Momento oportuno para invertir

Rubros. Soboce, ahora con capitales peruanos, espera satisfacer esa gran demanda del cemento que este año rebasó a los volúmenes habituales de producción. Las actividades de sectores como la construcción y la inversión pública en carreteras e infraestructura educativa y social explican esa situación.

Alimentos. En ese ámbito se encuentran asentadas empresas entre grandes, medianas y pequeñas en el sector oleaginoso, industrial y la ganadería como en el caso de la hacienda Paichanetu.

Crecimiento. El incremento de la demanda de consumo y servicios es destacado como importante y atractiva para las inversiones de capitales peruanos. Ellos, al venir al país, dicen traer tecnología y productos.

Grupo
Delosur, la empresa que no dudó en venir

Presencia. Delosur opera en Bolivia desde el 2013 con una inversión que alcanza los 3,5 millones de dólares. Actualmente representa a KFC y Starbucks, dos marcas líderes a nivel mundial. "Nuestra decisión de invertir se tomó considerando que podemos aportar al desarrollo del mercado y establecer una relación de largo plazo con los consumidores del país, a esto se suma la cercanía de ambos países, las ventajas arancelarias por el CAN y en cierto modo las similitudes culturales entre ambos países", señaló, Sergio Hanna, gerente general.

Riesgo país. Según Hanna, la demanda de nuevos productos y servicios en Bolivia está viviendo un proceso de crecimiento. "Además, notamos una amplia necesidad de marcas, productos y estándares del más alto nivel internacional. Considerando la capacidad de nuestro grupo para responder a esta necesidad, la decisión de invertir en Bolivia fue un paso natural", enfatizó.

Cobertura. Para Delosur, si bien el mercado cruceño es el más atractivo, pero ellos tienen un plan de crecimiento en todo el país. Sin embargo, según los estudios de investigación que llevaron adelante mostraron a Santa Cruz como el lugar ideal para dar los primeros pasos por la envergadura del mercado y las características del consumidor.

Punto de vista

Carlos Schlink
Analista Económico

"Para ellos Bolivia es un buen mercado para crecer"

“Como Perú es un país limítrofe con Bolivia, tiene ciertas particularidades similares a nuestro país, ve con buenos ojos invertir y traer su capital, dado que las condiciones, por el crecimiento económico que estamos viviendo, son favorables.

De cierta manera, Perú no tiene ciertas potencialidades que en nuestro país son apropiados como la producción de alimentos al que más se enfocan ellos.

Además, el otro sector en el que se ha enfocado la presencia de capitales del vecino país es en el sistema financiero. Para ello desde hace muchos años, el BCP ha desarrollado e incrementado su cartera y depósito, haciendo atractivo para ellos mismos el mercado financiero de Bolivia. En ese contexto ellos han venido inyectando capitales financieros y ampliando su cobertura y han encontrado un buen mercado para crecer.

Ahora con la presencia y compra de Soboce, los peruanos han visto también con buenos ojos el mercado cementero del país, dado que Bolivia está desarrollando una significativa inversión pública en el área de la construcción de viviendas y carreteras. Además, ellos mismos requieren del cemento que produce el país.

Asimismo, en tiempos de una crisis económica, para los empresarios es una buena señal económica, dado que se convierte en una buena oportunidad para invertir, desarrollar tecnología y generar ingresos, en estos momentos de fuerte caída de los precios internacionales del petróleo. Por eso en esta época de reducción de ingresos que se prevé este año, para ellos es muy expectable”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario