martes, 13 de enero de 2015

A mediano plazo se necesitarán dos o tres fábricas de cemento

Para dar una solución estructural a mediano y largo plazo al aumento de la provisión de cemento, se necesitan por lo menos dos o tres fábricas que elaboren el producto hasta que se ejecute el proyecto múltiple Rositas en 2018, sostuvo Guillermo Schrupp, presidente de la Cámara de la Construcción de Santa Cruz (Cadecocruz). Esta opinión es compartida por instituciones ligadas al sector de la construcción.

“Actualmente, se tiene satisfecha la demanda, ya que el aumento de molienda y la importación prevén cubrir el crecimiento de un 10% de consumo que se tiene previsto durante el primer semestre de 2015”, expresó Schrupp, añadiendo que mientras el precio y la calidad del cemento no se vean afectados, los constructores no tienen ningún inconveniente con el origen del producto.

Schrupp indicó que los proyectos que más demanda de cemento pueden requerir en Santa Cruz este año son los de infraestructura vial pública (calles, avenidas, viaductos) y los privados de gran envergadura en los sectores comercial, de hotelería y viviendas.

Por su parte Javier Flores, gerente general de Coboce Cemento, informó que esta firma se encuentra analizando la instalación de una terminal de molienda en Santa Cruz para procesar el excedente de la producción de clinker generado con la ampliación de su actual línea de producción.
Según Cadecocruz, el año pasado Santa Cruz sobrepaso el millón de toneladas de uso de cemento, lo que representa más del 30% de lo consumido a escala nacional, dándose la mayor demanda del producto en la temporada seca, es decir, de junio a diciembre, presentando los picos más altos en los meses de octubre y noviembre.

De acuerdo con los datos del Instituto Nacional de Estadística, la demanda de cemento tiene un crecimiento anual promedio del 10%.

Año poco habitual
El 5 de noviembre de 2014 en Santa Cruz se llevó a cabo un foro debate relacionado a la producción y abastecimiento del cemento como principal insumo para la construcción en el país en el que participaron la Sociedad de Ingenieros, el Colegio de Arquitectos, representantes del Gobierno Autónomo Municipal y las empresas Fancesa y Soboce; arrojó varias conclusiones, siendo una de ellas la necesidad de contar con al menos dos nuevas fábricas de cemento en el menor tiempo posible.

Otra de las conclusiones fue que la situación vivida por el sector constructor en 2014 ha sido sui generis, debido al prolongado periodo de lluvias, el cual no permitió hasta agosto que las obras pudieran ser encaradas con normalidad, lo que originó que los constructores dupliquen sus esfuerzos en la búsqueda por recuperar el tiempo perdido

No hay comentarios:

Publicar un comentario