martes, 13 de enero de 2015

Se importará más cemento para cubrir demanda interna

Este año la demanda de cemento crecerá entre un 8 y 10%, según las proyecciones de la industria cementera del país, impulsado por los proyectos privados y públicos destinados a la construcción de viviendas, oficinas, centros comerciales, carreteras, entre otros. Sin embargo, Bolivia seguirá siendo deficitaria en la producción de este artículo, por lo que las empresas privadas y el Estado alistan más importaciones para esta gestión.

Según datos del INE, la producción de cemento en 2013 alcanzó a 3.061.147 toneladas (t) y la demanda fue mayor: 3.098.077 t.
Desde Insumos Bolivia informaron a Dinero que durante la gestión 2014 se importó 600.000 bolsas de cemento y que para esta gestión tienen proyectado importar una similar cantidad, en tanto así lo determine el Gobierno. “La importación de cemento responde estrictamente a un déficit de la oferta nacional; si la carencia se mantiene seguirá la importación, tomando en cuenta criterios técnicos como precio, calidad y proximidad”, explicaron.

Alexander Capela, gerente general de Itacamba Cemento, reveló que este año prevén importar 50.000 toneladas (t), que equivalen a 1 millón de bolsas de cemento, para garantizar el abastecimiento de cemento en Santa Cruz. Además, la empresa apunta a incrementar un 6% su actual producción, que según datos de la cementera es de 3,6 millones de bolsas de cemento al año.

A principios de año, desde Soboce señalaron a Dinero que en los últimos años han estado produciendo cemento utilizando toda su capacidad instalada y que, incluso, para abastecer el mercado también han realizado importaciones de clínker de diferentes países. “Con la integración de Soboce a un holding multinacional (Grupo Gloria), de manera inmediata se generan mayores oportunidades para proveer de cemento al mercado boliviano gracias al nuevo potencial productivo del grupo”, indicaron.

Según el IBCE, las importaciones de cemento sumaron $us 106 millones desde 2012 hasta el mes de noviembre de 2014.

Nuevas plantas desde 2016
Franco Bohorquez, gerente general de Fancesa, indicó que para la presente gestión la factoría prevé incrementar su producción entre un 8 y un 10% aproximadamente. “Proyectamos superar la barrera de los 20 millones de bolsas producidas y comercializadas”, dijo Bohorquez. Para ello, tiene previsto realizar inversiones superiores a $us 20 millones.
Pero su proyecto grande es iniciar la construcción de una nueva planta de producción de cemento con capacidad de 2.000 t por día de clínker, que esperan que inicie sus operaciones a fines de 2017. La inversión superará los $us 220 millones.

Esta nueva línea de producción que se localizará en Sucre será para abastecer al mercado cruceño.

Con una inversión de $us 220 millones, Itacamba Cemento está implementando una nueva planta en Yacuses, en el que ha ejecutado $us 60 millones entre obras, provisión de maquinaria y equipamiento.
Este año empezarán el montaje industrial de la planta y las pruebas de preproducción están programadas para junio y julio.

Soboce también tiene un proyecto en Yacuses en el que prevé invertir $us 180 millones.

En Coboce indicaron que tienen prevista una inversión de $us 50 millones en su nuevo horno en Irpa Irpa para alcanzar una producción de 3.200 t de clinker y así llegar a una capacidad máxima de 4.200 t de clínker para el 2017 junto con la primera línea de producción. Además, este año está contemplada la inversión de $us 7 millones para la instalación de una moderna terminal de embolsado para agilizar los despachos disminuyendo los tiempos de entrega del cemento en obra.

José Jiménez, gerente técnico del Sedem, indicó que la Empresa Pública Productiva Cementos de Bolivia (Ecebol) tiene previsto iniciar sus operaciones en el segundo semestre de 2017 y prevé tener una producción de 1,3 millones de toneladas de cemento para cubrir el 22% de la demanda interna. En este proyecto se han invertido $us 73 millones, de los 245 millones

No hay comentarios:

Publicar un comentario