domingo, 29 de marzo de 2015

Cementera cambia el rostro de un pueblo de 1.500 habitantes

Yacuses, un municipio olvidado por las autoridades, con apenas unos 1.500 habitantes comienza a despegar producto de la construcción de la cementera Itacamba. El impacto es notorio. Se han incrementado los precios de los lotes, los alquileres de las viviendas y de vehículos para transporte del personal del proyecto, los servicios mecánicos locales y surgen nuevos emprendimientos.

De la misma forma, ha crecido la inversión en la construcción y ampliación de más de 80 viviendas en la zona. La apuesta por esta comunidad se refleja en la inversión en hotelería, restaurantes y una farmacia, que no existían en el lugar, así como otros nuevos proyectos que están siendo promovidos y potenciados, y que permiten a Itacamba Cemento construir lazos de por vida con esa región.

“Esto es un boom. Se avecinan mejores días. Creo que a mediano plazo seremos una ciudad. Hace cinco años éramos unos 800 habitantes y ahora somos unos 1.500.

Hemos sido olvidados incluso por nuestra propia Alcaldía de Puerto Suárez. Sufrimos porque no tenemos las condiciones necesarias para que nuestros hijos estudien, no contábamos con un buen ingreso y este proyecto nos está beneficiando”, dijo la subalcaldesa Lila Tateishi.

En la zona también se construye un módulo educativo, un coliseo, una iglesia y nuevas tiendas.

Los pobladores del municipio se dedican a la agricultura y ganadería.
Los habitantes piden a la empresa Itacamba que los capacite en áreas técnicas con el objetivo de que todos puedan trabajar en esa fábrica en el mediano plazo.

Por otro lado, la Gobernación de Santa Cruz aprobó el miércoles la entrega de becas alimenticias para 50 personas de la tercera edad de manera mensual.

miércoles, 25 de marzo de 2015

Concretec valora el trabajo de ambos

Para la empresa Concretec, del grupo Fancesa, los obreros que extraen material de construcción del río Piraí en Santa Cruz y los de Chapare son considerados amigos proveedores y asegura que no existe preferencia por ninguno.

Abel Villarroel, gerente general de Concretec Inversiones Sucre, manifestó que como empresa del área de la construcción adquieren áridos a la mejor opción en costo y calidad.

“Tenemos buenas relaciones con ambos, no hay preferencia por ninguno ni pretendemos separar a estos grupos, ellos nos dan las mejores opciones”, expresó Villarroel.

El responsable de Concretec dijo que las medidas que están asumiendo los de Santa Cruz -de no vender arenilla- está afectando, por lo que espera que ambos sectores solucionen sus problemas con el diálogo y sin perjudicar a nadie.

Por su parte, el gerente de la Cámara de la Construcción, Javier Arce, dijo que nada pueden hacer porque ellos no fijan los precios del mercado.

LA IMPORTACIÓN DE CEMENTO SE CUADRUPLICA

Mientras tres empresas aguardan la provisión de gas para empezar a producir cemento en el oriente del país, las importaciones del producto se cuadruplicaron en diez años.

El informe del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) señala que en el período 2004-2014, las importaciones de cemento, incluido el clinker, alcanzaron a 201 millones de dólares por la compra de poco más de 2,5 millones de toneladas.

En ese lapso, las compras de cemento se incrementaron seis veces más en términos de valor, mientras que en términos de volumen se cuadruplicaron.

Al mes de enero de este año, la importación de cemento bordea los cinco millones de dólares, una cifra mayor en 69% en comparación con enero de 2014, año en el que se compró la mayor cantidad histórica del producto.

Las cifras del crecimiento. En 2004, Bolivia importaba 88.775 toneladas de cemento, pero en el año precedente se importó 395.879 toneladas, en tanto que en este período el valor de la compra pasó de 3 a 36 millones de dólares. Perú es el principal proveedor de Bolivia.

En la gestión pasada, se importó cemento de 10 países diferentes y Perú fue el principal vendedor con el 59% del total importado por el país. Le siguen en importancia Brasil, con el 27%, y Corea del Sur, con un 9%.

En términos de valor, Perú logró vender más de 21 millones de dólares en cemento, le siguió Brasil con cerca de 10 millones de dólares, Corea del Sur con más de tres millones de dólares, Argentina se ubicó en cuarto lugar con más de un millón de dólares, posteriormente se ubican México, Turqía, Estados Unidos, China, Argelia y en último lugar, Colombia.

En 2014, el principal comprador de cemento fue el departamento de La Paz, con unos 22 millones de dólares; seguido por Santa Cruz con casi 10 millones; mientras que Cochabamba superó los dos millones y Tarija llegó a compras por un valor del millón de dólares. En porcentajes se observa que La Paz concentra el 64% de las compras, seguido por Santa Cruz con el 27%, Cochabamba con el 6% y Tarija con el 3%, lo que confirma el enorme crecimiento de demanda que se registró en el eje central del país.

Las cifras también reflejan los bajones económicos que se registraron en el mercado inrernacional y que impactaron sobre Bolivia, como en 2008. En la gestión 2007, el país compró cemento por un valor de 10 millones de dólares, pero la cifra cayó a ocho millones al año siguiente. La caída no solamente se expresa en el valor, sino también en el volumen de compra.

Este crecimiento muestra el enorme interés que hay en Bolivia por levantar al menos tres fábricas de cemento y una cuarta estatal. Se trata de la Empresa Pública Productiva Cementos de Bolivia (Ecebol), que se empezó a construir en la población de Jeruyo, en el municipio de Caracollo, departamento de Oruro.

Según adelantaron las autoridades del Gobierno, cada bolsa de cemento se venderá a un precio justo en el mercado interno, mientras en los almacenes de abastecimiento se comercializa hasta en 56 bolivianos.

Las empresas interesadas en levantar fábricas de cemento son itacamba, Soboce y la comunitaria Kaa Iya, aunque también está la Empresa Pública Productiva Cementos de Bolivia (Ecebol). Sobre esta última, el presidente Evo Morales dijo que su instalación concluirá en 2018 y cubrirá el 22% de la demanda interna.

martes, 24 de marzo de 2015

Importación de cemento crece 69% a enero 2015



Al mes de enero de 2015, el valor de la importación de cemento bordeó los 5 millones de dólares, cifra mayor en un 69 por ciento comparada con los 3 millones de dólares importados en enero de 2014, según datos elaborados por el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE).

Durante la gestión 2014 se importó cemento de 10 países, siendo Perú el principal proveedor de Bolivia, cuyas ventas representaron el 59 por ciento del total importado por el país sumando más de 21 millones de dólares.

Le siguen en importancia Brasil con 9,7 millones de dólares (27 por ciento) y Corea del Sur con 3,1 millones (9 por ciento).
Bolivia también buscó abastecerse de cemento en Argentina, México, Turquía, Estados Unidos, China, Argelia y Colombia aunque en porcentajes menores.

En el 2014, el 64 por ciento de las compras de cemento tuvieron como destino al departamento de La Paz sumando 22 millones de dólares; seguido por Santa Cruz con casi 10 millones equivalentes al 27 por ciento de las importaciones; mientras que Cochabamba sobrepasó los 2 millones captando el 6 por ciento de lo importado y Tarija llegó al millón requiriendo el 3 por ciento de lo importado.

En el período 2004-2014, las importaciones bolivianas de cemento (incluido el Clinker) acumularon 201 millones de dólares por la compra de poco más de 2,5 millones de toneladas.

miércoles, 18 de marzo de 2015

José Luis Orbegoso : “Con Yacuses, Soboce crecerá un 60% de su capacidad productiva”




El plan de inversiones del consorcio peruano en Soboce será de $us 250 millones para los próximos 4 años. Orbegoso confía en el buen clima boliviano para hacer crecer a la empresa.

¿Con cuánta inversión empezarán este año?
Se tiene confirmada una inversión de cerca de $us 18 millones en proyectos a desarrollar.

¿Qué proyectos son estos?
Las inversiones contempladas en el Plan Estratégico están distribuidas en nuestras plantas de cemento en Viacha (La Paz) y Warnes (Santa Cruz), para incrementar la capacidad productiva. La mejora del tratamiento y transporte de la materia prima en El Puente (Tarija). En la Empresa Minera Sajama (Emisa), en Oruro, se quiere aumentar la diversificación productiva, cuya inversión total se aproxima a los $us 50 millones. La principal inversión es la construcción de la nueva planta de cemento Yacuses en Santa Cruz. A ello se suman inversiones para ampliar nuestra oferta de hormigón premezclado Ready Mix y productos prefabricados Sobopret.

¿Qué les da esa confianza?
En Bolivia se encontraron oportunidades y condiciones adecuadas para llevar adelante inversiones en el sector de la industria del cemento, las que nos ha permitido consolidar nuestra presencia en Soboce que teníamos desde hace tres años.

¿En qué otros sectores están interesados?
Soboce es líder en la industria del cemento y hormigón premezclado en Bolivia. El año pasado amplió su oferta a los prefabricados iniciando con viguetas pretensadas; esta unidad de negocio es muy dinámica, va incorporando en su oferta otros productos como paneles, postes y casas prefabricadas y otros.

¿Por qué?
Porque Bolivia cuenta con un mercado de la construcción, no solo creciente sino también que exige atención a sus diversas necesidades. Soboce no solo se ajusta a esta demanda sino que se adelanta mejorando sus procesos de producción, ampliando su oferta de productos y mejorando sus servicios.

¿En qué consiste la inversión en la nueva compañía cementera en Santa Cruz?
Este es un proyecto en marcha con una inversión realizada, hasta el momento, de unos $us 10 millones, los que contemplan el desarrollo inicial del proyecto y parte de la dotación de equipos. Ya se adquirió el terreno para la instalación de la planta, se cuenta con el área para la explotación minera en la región de Tacuaral; tenemos la ingeniería básica y conceptual del proyecto y la ingeniería al detalle está siendo desarrollada por la empresa FLSmidth. También se obtuvo la licencia ambiental y están en proceso de trámite las licencias para la construcción del gasoducto, explotación de las canteras y la implementación de la planta termoeléctrica.

¿Qué equipos utilizarán?
Se cuenta con los componentes críticos del molino de crudo, horno y enfriador de clinker, los que se encuentran en las instalaciones de cemento Yura en Arequipa y que están listos para trasladarse a Bolivia e instalarse en cuanto las condiciones lo permitan, una vez que se cuente con la provisión de gas.

¿De cuánta inversión estamos hablando?
Yacuses demandará una inversión total de $us 180 millones. Tendrá una capacidad de producción de 600.000 toneladas de clínker y 860.000 toneladas de cemento al año. Con esta producción, Soboce no solo podrá atender la demanda del mercado regional de Santa Cruz, posicionándose como uno de los principales proveedores, sino que también tendrá un mejor abastecimiento a la región occidental de Bolivia. Con la planta, Soboce aumentará un 60% su actual capacidad productiva instalada, proyectando una producción a 1,8 millones de toneladas de clínker y 2,3 millones de toneladas de cemento al año

domingo, 15 de marzo de 2015

Itacamba importará cemento por 16 meses



Itacamba anunció que importará cemento al menos por 16 meses hasta el inicio de operaciones de su nueva planta, Yacuses, debido a la creciente demanda del producto en el mercado cruceño.

“La importación será efectuada hasta el segundo semestre de 2016, cuando la planta Yacuses inicie sus operaciones”, cita una nota de prensa la empresa, que el año pasado creció en 30%.

Itacamba Cemento SA, que también aumentó su producción, prevé importar hasta 5.400 toneladas mensuales, que representan 107.000 bolsas a un precio de Bs 56 por bolsa, aunque, “si el mercado exige mayor volumen, existe la capacidad para responder”.

Actualmente, la empresa cementera continúa con los trabajos de construcción de Yacuses, ubicada en la provincia Germán Busch, a 50 kilómetros de Puerto Suárez. La instalación de la planta, que tendrá una capacidad de producción de 850.000 toneladas por año, demanda de una inversión total de $us 220 millones, de los cuales ya están comprometidos $us 70 millones (32%).

Durante el proceso de construcción, la planta Yacuses generará 1.200 empleos directos e indirectos, en tanto que durante la fase de operación producirá 540 empleos directos e indirectos.

De acuerdo con datos oficiales, la producción de cemento de Bolivia creció en 2014 entre 12 y 14% en relación a la gestión anterior.

Avanza una planta de cemento en Santa Cruz

a construcción de una nueva planta de cemento de Soboce en Santa Cruz, cuyo costo asciende a $us 180 millones y con capacidad de producción inicial de 860.000 toneladas de cemento al año, avanza.

Según un comunicado de la empresa, se han ejecutado importantes avances como la adquisición de los terrenos para la instalación de la planta en la localidad de Yacuses, a 580 km de la capital cruceña.

Los trámites para la explotación de piedra caliza, principal materia prima para la fabricación de cemento, en una cantera de Tacuaral están por finalizar. Y lo propio con las licencias ambientales para la construcción del gasoducto y una termoeléctrica. No obstante, esta última aún no cuenta con la provisión de gas para su instalación.

COBOCE e ICCO impulsan una planta de lácteos en Capinota

potenciar la producción lechera de la región. La Cooperativa Boliviana de Cemento, Industrias y Servicios (COBOCE Ltda.) firmó el pasado viernes un convenio con la organización holandesa para el desarrollo ICCO Cooperación Sudamérica, con el fin de instalar una planta de derivados lácteos y otros proyectos productivos y educativos, enmarcados en el programa de Responsabilidad Social de COBOCE.

Este emprendimiento es coordinado con las organizaciones y autoridades municipales de Capinota, quienes indicaron que se sumarán con una contraparte, luego de realizar los trámites correspondientes.

La iniciativa responde a una necesidad sentida de la población, cuya vocación -eminentemente agrícola- se ve limitada por la falta de inversiones.

Actualmente, los lecheros entregan cada día 9.500 litros de su producto a una empresa procesadora, pero quedan alrededor de 5 mil litros que las familias deben convertir en quesillo.

“La empresa de leche muchas veces nos rechaza el producto. Ahora no tendremos más limitaciones”, dijo el representante del módulo lechero de Charamoco Jhonny Arce.

En la nueva planta se desarrollarán productos como yogur y queso, que tendrán como destino el desayuno escolar para las unidades educativas de la región. “Para nosotros es un sueño que deseamos cumplir y estamos muy optimistas”, acotó el dirigente lechero.

Desde Charamoco hasta Capinota existen alrededor de 300 productores lecheros, asociados en la Federación de Productores Lecheros del Valle Bajo, informó Arce.

“A medida que el tiempo pasa, la población aumenta y requiere otras inversiones”, expresó el alcalde de Capinota Sinforiano Paniagua.

Los proyectos serán desarrollados en el marco del programa de Responsabilidad Social (RS) que promueve los principios y valores cooperativos.

En este sentido, el proyecto contará con el apoyo técnico de expertos que brindarán la capacitación en temas de manejo del ganado, corrales y heniles, entre otros.

La instalación y producción en la planta contará además con todos los permisos y registros exigidos por norma.

“Se seguirá el modelo cooperativo, con responsabilidad social y cuidado del medio ambiente”, destacó el gerente de Sistemas de Gestión y Cooperativa de COBOCE Ltda., José Luis Rendón.

Para este trabajo, la complementariedad y experiencia entre COBOCE e ICCO son los principales potenciales. La unidad de COBOCE Cemento tiene más de 40 años produciendo e impulsado el desarrollo humano, económico y social de la comunidad que la acogió.

Por su parte, ICCO, con 50 años de experiencia en 40 países, ha desarrollado innumerables proyectos productivos que promueven los principios de igualdad, equidad y responsabilidad.

“Queremos que esta iniciativa nazca como una cooperativa tan pujante como sus socios quieran”, auguró el gerente general de COBOCE Ltda., Iván Villca.

“Queremos que sea la mejor industria lechera del país”

El presidente de la Asociación de Productores de Leche de Charamoco, Gustavo Mamani, expresó que la expectativa de su sector es que la planta de derivados lácteos, que se instalará en Capinota, sea la mayor y mejor empresa de leche del país.

“Queremos que sea la mejor industria de leche del país”, anunció Mamani, en el acto de la firma del convenio entre COBOCE Ltda. e ICCO, que unieron sus esfuerzos con la Alcaldía capinoteña para hacer realidad este sueño.

El dirigente destacó que su sector tiene todas las condiciones para conseguir su propósito. “El Valle Bajo de Capinota tiene un potencial altísimo, nuestros terrenos son aptos y nuestras vacas reciben el mejor alimento”, señaló.

En Capinota, según explicaron los dirigentes, existen tres generaciones herederas de una amplia tradición lechera que aguardan una oportunidad para desarrollar al máximo su producción.

“Tenemos mucho para dar, pero hemos sido abandonados por las autoridades. No obstante, poco a poco los hijos estamos emprendiendo y levantando este rubro”, acotó.

Entre los primeros planes de este sector es consolidar su planta de lácteos en la provincia para que, en unos años, los resultados de su esfuerzo puedan llegar a todo el departamento y, con el paso del tiempo, ser los primeros en Bolivia.

La planta de lácteos que será instalada en Capinota empieza a dar sus primeros pasos, identificando como su mercado inicial las unidades educativas para el desayuno escolar.

Uno de los deseos que motiva a los productores es consolidar una empresa cooperativa. “No queremos depender de nadie y que los recursos se queden en Capinota”, dijo, al expresar su entusiasmo en el inicio este desafío.

“Esperamos recibir apoyo, no solo de autoridades departamentales sino nacionales, como del compañero Evo Morales”, acotó Mamani.

El proyecto incluye asistencia técnica en producción de hortalizas y frutas, e implementación de un vivero forestal y frutícola.

Proyecto inclusivo y cooperativo para mujeres y jóvenes

En los casi 50 años de trabajo de COBOCE Ltda., las mujeres y jóvenes han sido y son parte fundamental del plan de Responsabilidad Social (RS) que impulsa el desarrollo humano y social basado en los principios y valores cooperativos.

Es así que a partir del convenio firmado con la organización para el desarrollo ICCO Cooperación Sudamérica y la coordinación con el municipio de Capinota, mujeres y jóvenes participarán en proyectos productivos y educativos.

Las mujeres podrán definir, en función de sus necesidades, los emprendimientos que deseen desarrollar. “En ICCO tenemos experiencias exitosas en gastronomía, costura, repostería”, citó el oficial de Programas de ICCO, José Luis San Miguel.

La capacitación en temas de derechos y educación en valores será transversal a las actividades de desarrollo social y económico para este sector.

En relación a la población joven de Capinota, los estudiantes podrán optar a becas de estudios y deportes.

“Queremos apoyar el conocimiento y formación de los jóvenes para garantizarles un futuro de éxito”, explicó el gerente de Sistemas de Gestión y Cooperativa de COBOCE Ltda., José Luis Rendón.

La perspectiva en este ámbito de acción es otorgar a los jóvenes la posibilidad de continuar su profesionalización, ya sea a nivel técnico o superior. La formación muchas veces se ve coartada por limitaciones económicas.

En el ámbito de los deportes, los padres de familia de estos jóvenes están espectantes de que en Capinota se pueda cultivar un semillero de deportistas destacados, que puedan representar al departamento y al país en competencias de renombre.

En la provincia existen dos escuelas de fútbol, una en Capinota y otra en Irpa Irpa, donde los jóvenes dan sus primeros pasos en el campo deportivo.

La inversión prevista para esta y las otras iniciativas productivas contará con un apoyo económico de casi un millón de dólares.

viernes, 13 de marzo de 2015

Video extrabajadores de Soboce piden a Doria Medina $us 60 millones por sus acciones

COBOCE e ICCO, juntos en proyectos de RS en Capinota

La Cooperativa Boliviana de Cemento, Industrias y Servicios (Coboce Ltda.) junto a la organización internacional para el desarrollo ICCO Cooperación Sudamérica, en coordinación con la Municipalidad de Capinota, unen sus esfuerzos en un Programa de Responsabilidad Social (RS) que beneficiará a pobladores del municipio.

La firma del convenio que dará curso a los emprendimientos será concretada hoy en Capinota, durante un acto que contará con la participación de autoridades municipales, organizaciones sociales y productivas.

Este programa tiene seis ámbitos de acción, en la que se tiene proyectado instalar una planta de derivados lácteos, desarrollar y potenciar la vocación lechera de la provincia y brindar el apoyo productivo a mujeres emprendedoras de la región.

Además, están los proyectos de asistencia técnica en producción de hortalizas y frutas, así como el mejoramiento y apoyo al vivero forestal y frutícola.

El tema educativo está dentro de este programa en el que estudiantes se beneficiarán con becas para la educación superior y el desarrollo deportivo.

“Queremos que las personas sean artífices de su futuro, replicando las cosas buenas que tiene el modelo cooperativo de COBOCE”, explicó el gerente de Sistemas de Gestión y Cooperativa de COBOCE, José Luis Rendón.

DESARROLLO La planta de derivados lácteos permitirá a los productores lecheros desarrollar todo su potencial que, hasta el momento, se ve limitado por la falta de mercado. “Lo que se pretende es aprovechar los 5 mil litros diarios de excedente y transformarlos en la planta de derivados”, informó el oficial de programas de ICCO, José Luis San Miguel a tiempo de señalar que parte de su producción será destinada al desayuno escolar y los excedentes al mercado local.

En el ámbito de apoyo a mujeres, el empoderamiento económico a través de proyectos productivos permitirán combatir el maltrato, la discriminación y la exclusión en la que muchas veces se ve sumido este sector.

“Esto permitirá que haya la verdadera equidad e igualdad, como lo establecen los principios cooperativos”, agregó Rendón.

Los proyectos productivos con horticultores y fruticultores, así como los emprendimientos con mujeres serán consensuados junto a los grupos beneficiarios de acuerdo a sus necesidades e intereses.

La coordinación con las organizaciones productivas, así como con las autoridades de la Municipalidad será de vital trascendencia para la sostenibilidad de cada una de las iniciativas.

En relación al tema forestal, ambas organizaciones, fortalecerán y apoyarán el trabajo que se venía desarrollando en el vivero municipal.

“Cada uno de los proyectos está enmarcado dentro los valores de familia, respeto, reciprocidad y complementariedad con la naturaleza”, citó San Miguel.

La inversión para el programa es de 1 millón de dólares aproximadamente que se destinarán a cada uno de los proyectos durante tres años.

UNIDAD El representante de ICCO en Bolivia destacó que la alianza con la cooperativa COBOCE parte de una compatibilidad de principios y valores en pro de la comunidad y los sectores beneficiados.

La empresa cooperativa, desde su creación el año 1966 y el funcionamiento de la unidad productiva de COBOCE Cemento en 1972, desarrolló actividades en pro de la comunidad. “En aquel entonces se llamaba Ayuda Comunitaria”, agregó Rendón.

domingo, 8 de marzo de 2015

Oruro Construcción de la fábrica de cemento tiene avance del 12 %

Según una de las más recientes inspecciones realizadas a la fábrica de cemento, situada en el municipio de Caracollo del departamento de Oruro, se conoció en horas precedentes que el avance físico de la obra es del 12 por ciento consistente en la excavación y estudios de suelos, para tener la superficie consolidada con la finalidad de iniciar los trabajos civiles.

Esa fue la información que brindó el secretario departamental de Obras Públicas de la Gobernación, José Villca Íñiguez quien dijo que la construcción está cargo de las empresas Imasa, Sacyr y Polysius.

"Hemos observado un avance físico del 12 por ciento. Se ha tenido también el perjuicio por la época de lluvia y por supuesto de las ingenierías complementarias. Se ha hecho un informe correspondiente y en una inspección del acceso prácticamente está en condiciones para que de esta manera no se perjudique el avance de la obra", dijo.

La construcción de los accesos es responsabilidad del Gobierno Autónomo Departamental de Oruro (Gad-Oru) y que a la fecha está en el estudio a diseño final de la capa asfáltica.

La autoridad departamental afirmó tener un informe más completo de esta obra, el siguiente mes.

En lo referente a la instalación de energía eléctrica se aceleran los trámites administrativos para la firma de contrato con la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE). Se colocará un transformador y una subestación de 30 megas, ahora en estudio para su posterior ejecución.

Sobre el agua potable, Villca señaló que el convenio se encuentra en el municipio de Caracollo, a la espera de aprobar la resolución y firma de convenio para que de esa manera se inicie la labor respectiva. La inversión que se prevé es de 1,5 millones de bolivianos. De éste total el 49 por ciento es aporte de la Gobernación y el 51 por ciento estará a cargo del Gobierno Autónomo Municipal de Caracollo.

PROYECTO

El proyecto de construcción de la fábrica de cemento más la supervisión tiene un costo de 306 millones de dólares que son financiados por el Gobierno de Evo Morales.

La Gobernación de Oruro se encarga de las vías de acceso, energía eléctrica y agua potable. Hasta la fecha hizo una inversión de 2,5 millones de bolivianos que se gastó en el trabajo de los caminos de acceso, estudios a diseño final de la capa asfáltica que aún se realizan.

miércoles, 4 de marzo de 2015

FL Smidth responde a denuncia en Fancesa



La empresa internacional FL Smidth negó ayer a través de su representante en Bolivia, ser parte de la supuesta estafa millonaria que se denunció en torno a la adjudicación del proyecto de la nueva línea de producción de FANCESA.

El pasado lunes, durante una conferencia de prensa en la Gobernación de Chuquisaca, el senador Omar Aguilar denunció que un director de la Alcaldía estaría “digitando” una estafa millonaria para favorecer a la firma FL Smidth.

En respuesta, el representante de FL Smidth en Bolivia, Iván Monje, negó tal aseveración puesto que no conoce al senador Aguilar ni al director Juan José Romero, quien se sintió aludido por las acusaciones.

“No tenemos ninguna relación con alguno de ellos y por lo tanto nos sorprendió que se nombre a la compañía FL Smidth como interesada en la adjudicación del proyecto”, dijo.

Además, explicó que por el momento no hay ninguna licitación como para poder indicar que hay un sobreprecio de 25 millones de dólares, algo que corre como rumor en los pasillos de FANCESA, según Aguilar.

Por su lado, el director por la Universidad en FANCESA, Wálter Arízaga, reaccionó en la misma línea: “Cómo va a haber una estafa si todavía no se realizó ni siquiera la licitación internacional”, dijo.

“Ya basta de hacernos daño entre chuquisaqueños y si hay alguien que tiene pruebas sobre alguna barbaridad (…), que denuncie al Ministerio Público, empiece la investigación y lo metan adentro”, añadió.

Sin embargo, Arízaga dijo que el mecanismo de la licitación será transparente porque se realizará a través de una puja abierta, que será pública y podrá participar la prensa y cualquier ciudadano.

“Ustedes (periodistas) van a estar viendo todo el proceso, ya se llevó en 1994 a 1995 un proceso similar. La puja es como en un remate, pero al revés porque aquí prevalecen los precios más bajos para la adjudicación”, explicó.


REUNIÓN DE DIRECTORIO

Wálter Arízaga negó que se haya convocado a reunión de Directorio para hoy, tal como había anunciado Juan José Romero, y dijo que se reunirán cuando el documento final del pliego de la licitación esté listo.



FL Smidth ofrece molinos verticales que ahorran energía

FL Smidth & Co. A/S, llamada también FLS, con sede en Copenhague (Dinamarca) es un grupo multinacional que se dedica a la fabricación de equipamiento para plantas cementeras y mineras.

“Es una compañía que tiene una gran trayectoria internacional, es la principal proveedora de equipos para fábricas de cemento a nivel mundial y participa con FANCESA en diversos procesos de licitación y provisión de proyectos desde el año 1993”, destacó su representante en Bolivia.

Monje recordó que la FL Smidth estuvo a cargo de proyectos importantes en FANCESA como el de la V Ampliación, en el que firmó todas las garantías y la misma cementera puede dar fe de la “excelente calidad de los equipos” provistos.

Respecto al nuevo proyecto de ampliación de FANCESA, Monje aseguró que la firma internacional participará con su molino vertical de cemento, que “es el equipo más moderno a nivel mundial para la fabricación de cemento y fabricado solamente por cinco compañías”.

“Otra cosa más importante es la tecnología de molido de cemento vertical, que es la más avanzada porque genera ahorros energéticos de más o menos 1 millón de dólares por año en operación, por lo tanto si FANCESA decide ir por el molino de cemento vertical va a tener ahorros muy importantes en costos energéticos”, remarcó.

martes, 3 de marzo de 2015

Video Murió un trabajador de 22 años de FANCESA al ser succionado por una trituradora

Grupo Gloria cierra la segunda empresa de lácteos en Uruguay

El consorcio peruano Gloria, de propiedad de Jorge y Vito Rodríguez, decidió sacar de su tablero de inversiones a uno de sus importantes jugadores en la región, con pasivos que superan los $us 35 millones.
Se trata de la empresa de lácteos Ecolat Uruguay S.A., considerada la segunda más grande en producción del país charrúa, que en 2012 fue adquirida en su totalidad por el consorcio peruano por un monto que superaba los $us 30 millones, según datos del diario El País.

Ecolat operaba en el municipio de Nueva Helvecia, al sur del departamento de Colonia. Empleaba a más de 400 personas y en los últimos meses captó 55.000 litros de leche al día, cuando en 2012, al inicio de operaciones, eran 595.000 litros.

Los problemas de Ecolat comenzaron, según diarios, cuando el precio de la leche en polvo, uno de los productos de la empresa, cayó de $us 4.990 la tonelada, en agosto de 2013, a $us 2.800, en diciembre de 2014.

Y para enfrentar estas contingencias, la directiva de Ecolat propuso reducir su línea de productos (eran representantes de Parmalat), concentrarse en procesar leche, mantequilla, yogurt y reducir su planilla, lo que generó una protesta que incluso llegó a instancias del Gobierno.
Luego de tres años de operarla, el Grupo Gloria decidió cerrar sus puertas y concentrarse en las más de 20 firmas de alimentos e industria que tiene en cinco países de Latinoamérica, en los que se incluye Bolivia con PIL Andina, Soboce y Flexicruz.

Líos con los trabajadores
En un comunicado enviado desde Perú a Dinero, los responsables de comunicación del holding peruano expresaron que el cierre de sus operaciones en Uruguay se dio porque se produjeron graves irregularidades y agresiones de todo tipo que impedían el normal funcionamiento de la empresa.

Según diarios uruguayos, un grupo de trabajadores, luego de ser despedidos, volvieron a sus actividades en planta, sin el respaldo de la gerencia.

Desde el grupo explicaron que “ante la desproporcionada reacción del sindicato a las decisiones de la empresa y sus gerentes, se quebró el principio de autoridad y la relación de confianza” y “no quedó otra alternativa que proceder a cerrar la operación de la empresa”.

Sobre sus operaciones en Bolivia, desde el grupo expresaron que ‘están muy contentos y continuarán incrementándola en la medida que se presenten oportunidades’. Aseveraron que prevén consolidar sus inversiones en PIL -$us 100 millones- y en Soboce

Acusación de presunta estafa agita la cementera



El senador Omar Aguilar (MAS) denunció un supuesto plan de estafa millonaria en FANCESA urdido por un director representante del Gobierno Municipal para favorecer a la firma FL Smidth con la adjudicación del proyecto de la nueva línea de producción en la cementera.

En una conferencia de prensa en la Gobernación de Chuquisaca, el legislador anunció ayer tres peticiones de informe sobre la administración de la fábrica de cemento: el traslado de clínker desde FANCESA a la cementera Warnes de Santa Cruz en 2001, el horno Kawasaki por las observaciones a su costo y funcionamiento, y el proyecto de la nueva línea de producción.

Sobre el último punto manifestó sus críticas respecto a la decisión tomada anteriormente por el Directorio de FANCESA, de construir una nueva planta en Sucre y una molienda paralela de clínker más su despachadora de cemento en Santa Cruz, con una inversión total de $us 245 millones.

ACUSACIONES SIN NOMBRES
Aguilar fue más lejos y en el tema de la nueva ampliación dijo que “un director de la Alcaldía” estaría “digitando” una estafa millonaria. “Vamos a desbaratar un plan de estafa millonaria que se está pretendiendo realizar con la licitación de la nueva línea de producción (…) Hay un director que está pretendiendo digitar la adjudicación con esta puja abierta entre comillas a la empresa FL Smidth (en desmedro de la firma Polysius)”, denunció.

En ese supuesto propósito, el referido director habría influido para que en los términos de referencia se establezca que el horno sea vertical y no horizontal, limitando de ese modo cualquier posibilidad de adjudicación a la empresa Polysius. “Este horno, que de manera camuflada está en los términos de referencia, es simplemente para digitar, direccionar que la FL Smidth se adjudique la construcción de la fábrica de cemento; es más, en las actas se sabe que este director ha pretendido excluir de esta puja abierta a la Polysius”, aseguró el senador.

Añadió que entre “los trabajadores y pasillos de la empresa, se habla de un sobreprecio en el proyecto de más de $us 20 millones”.
En sus declaraciones, Aguilar no precisó el nombre del director sobre el que descargó sus acusaciones por “responsabilidad, porque detrás de una persona hay familia (…) ustedes saben a quién me refiero”, argumentó.

ROMERO SE SIENTE ALUDIDO
Por su lado, el director por la Alcaldía en FANCESA, Juan José Romero, se sintió aludido por las acusaciones de Aguilar.
“Cuando este senador se refiere a uno de los directores de FANCESA, obviamente que es a mí. Desmiento absoluta y categóricamente todas las referencias de este señor; hablar de una estafa de $us 25 millones es sensiblemente poner en un acto de delincuencia a los técnicos y ejecutivos de la fábrica de cemento, quienes son los que calculan presupuestos, proyectos, etc. y no tienen nada que ver con mi persona y el Directorio”, remarcó.

Desmintió cualquier acusación sobre su supuesto interés en facilitar la adjudicación de la nueva línea de producción a la firma FL Smidth y dijo que Aguilar debe demostrar sus “calumnias”.

“Habla de $us 25 millones (de estafa) cuando ni siquiera ha empezado el proceso de licitación internacional, cuando se ha dicho que las empresas van a llegar a una puja abierta para que la calidad y mejor precio ganen la adjudicación de la nueva línea de producción”, enfatizó.
PETICIÓN DE INFORME

Omar Aguilar anunció que la documentación que le remitan será analizada por un equipo de profesionales que determinen las responsabilidades sobre los hechos observados.




lunes, 2 de marzo de 2015

Licitación: Fancesa recibe el documento en limpio

Comienza una semana crucial para FANCESA, cuyos directivos están convocados a una reunión este miércoles con la finalidad de conocer el documento en limpio de la licitación internacional para la construcción de la nueva fábrica de cemento, que después debe ser aprobada por una Junta de Accionistas antes de su lanzamiento.

El director por la Alcaldía en FANCESA, Juan José Romero, dijo que para evitar más retrasos en la ejecución del proyecto lo ideal sería que el miércoles también se instale la Junta, que simplemente debe ratificar la decisión tomada anteriormente por el Directorio, que establece construir una nueva planta en Sucre y una molienda paralela de clínker más su despachadora de cemento en Santa Cruz, con una inversión total de $us 245 millones.

“Ojalá que no haya escollos como que la Gobernación diga ‘no señores nosotros vamos a proponer que todo sea en Sucre y nada en Santa Cruz’, cuando ya está aprobado el proyecto en grande. Eso sería un problema para que no se lleve adelante la licitación internacional”, sostuvo.