miércoles, 25 de marzo de 2015

LA IMPORTACIÓN DE CEMENTO SE CUADRUPLICA

Mientras tres empresas aguardan la provisión de gas para empezar a producir cemento en el oriente del país, las importaciones del producto se cuadruplicaron en diez años.

El informe del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) señala que en el período 2004-2014, las importaciones de cemento, incluido el clinker, alcanzaron a 201 millones de dólares por la compra de poco más de 2,5 millones de toneladas.

En ese lapso, las compras de cemento se incrementaron seis veces más en términos de valor, mientras que en términos de volumen se cuadruplicaron.

Al mes de enero de este año, la importación de cemento bordea los cinco millones de dólares, una cifra mayor en 69% en comparación con enero de 2014, año en el que se compró la mayor cantidad histórica del producto.

Las cifras del crecimiento. En 2004, Bolivia importaba 88.775 toneladas de cemento, pero en el año precedente se importó 395.879 toneladas, en tanto que en este período el valor de la compra pasó de 3 a 36 millones de dólares. Perú es el principal proveedor de Bolivia.

En la gestión pasada, se importó cemento de 10 países diferentes y Perú fue el principal vendedor con el 59% del total importado por el país. Le siguen en importancia Brasil, con el 27%, y Corea del Sur, con un 9%.

En términos de valor, Perú logró vender más de 21 millones de dólares en cemento, le siguió Brasil con cerca de 10 millones de dólares, Corea del Sur con más de tres millones de dólares, Argentina se ubicó en cuarto lugar con más de un millón de dólares, posteriormente se ubican México, Turqía, Estados Unidos, China, Argelia y en último lugar, Colombia.

En 2014, el principal comprador de cemento fue el departamento de La Paz, con unos 22 millones de dólares; seguido por Santa Cruz con casi 10 millones; mientras que Cochabamba superó los dos millones y Tarija llegó a compras por un valor del millón de dólares. En porcentajes se observa que La Paz concentra el 64% de las compras, seguido por Santa Cruz con el 27%, Cochabamba con el 6% y Tarija con el 3%, lo que confirma el enorme crecimiento de demanda que se registró en el eje central del país.

Las cifras también reflejan los bajones económicos que se registraron en el mercado inrernacional y que impactaron sobre Bolivia, como en 2008. En la gestión 2007, el país compró cemento por un valor de 10 millones de dólares, pero la cifra cayó a ocho millones al año siguiente. La caída no solamente se expresa en el valor, sino también en el volumen de compra.

Este crecimiento muestra el enorme interés que hay en Bolivia por levantar al menos tres fábricas de cemento y una cuarta estatal. Se trata de la Empresa Pública Productiva Cementos de Bolivia (Ecebol), que se empezó a construir en la población de Jeruyo, en el municipio de Caracollo, departamento de Oruro.

Según adelantaron las autoridades del Gobierno, cada bolsa de cemento se venderá a un precio justo en el mercado interno, mientras en los almacenes de abastecimiento se comercializa hasta en 56 bolivianos.

Las empresas interesadas en levantar fábricas de cemento son itacamba, Soboce y la comunitaria Kaa Iya, aunque también está la Empresa Pública Productiva Cementos de Bolivia (Ecebol). Sobre esta última, el presidente Evo Morales dijo que su instalación concluirá en 2018 y cubrirá el 22% de la demanda interna.

No hay comentarios:

Publicar un comentario