domingo, 12 de abril de 2015

Fancesa ahora pone en duda su ampliación en Santa Cruz



El estudio a diseño final del proyecto para la nueva línea de producción fue aprobado en octubre de 2013 y desde entonces hubo ajustes que hasta ahora atrasan su ejecución.

La Fábrica Nacional de Cemento S.A. (FANCESA) no sólo descartó instalar su nueva planta en Santa Cruz, sino que ahora también pone en duda la construcción del molino regulado en esa región.

Así lo decidieron el viernes en Santa Cruz, donde ejecutivos y directivos de la empresa se reunieron, aprovechando un acto de entrega de una planta de su subsidiaria Concretec.

El presidente del Directorio de FANCESA, Eduardo Rivero, quien junto al Gerente General de la empresa ahora son los únicos autorizados para brindar información de la cementera, dijo que en la reunión que trató el tema de la nueva línea de producción se aprobó una resolución con dos puntos.

“La nueva línea de producción ya está aprobada, es una resolución con dos artículos que contempla la línea completa de 2.000 toneladas en Sucre y el otro artículo corresponde a que se puede llevar adelante una ampliación mediante una molienda regulada a través de un proyecto complementario de acuerdo a la exigencia del mercado”, dijo.

FANCESA tenía previsto invertir 227 millones en la nueva planta en Sucre y $us 18 millones (7%) en el molino de clínker y su despachadora de cemento en Santa Cruz.

Rivero ahora considera que la opción de Santa Cruz queda en duda, porque el estudio inicial no tomaba en cuenta las nuevas fábricas que se construyen en esa región, lo que abre la posibilidad de que ese molino regulado también esté en Sucre.

“Se hará estudios y se verá dónde se va a instalar, podría estar en Santa Cruz o también en Sucre, depende de cómo va la parte del estudio que presenten”, justificó.

Rivero anunció que esta semana el Directorio podría recibir el pliego de especificaciones en limpio, con lo que se podría activar la licitación pública para la adquisición de equipos y maquinaria para la nueva línea de producción.

El estudio a diseño final del proyecto para la nueva línea de producción de cemento fue aprobado en octubre de 2013 y desde entonces hubo ajustes que hasta ahora atrasan su ejecución.

Inicialmente el equipo técnico de la empresa recomendó invertir todo en Santa Cruz, por razones estratégicas de mercado, después se avanzó en instalar un 70% de la nueva planta en Sucre y el 30% en Santa Cruz. También se barajó la posibilidad de implementar un molino paralelo en esa región, pero todas esas opciones fueron y son rechazadas por la Gobernación de Chuquisaca, una de las tres copropietarias junto a la Universidad y la Alcaldía, que defiende la ejecución total del proyecto en Sucre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario