miércoles, 15 de julio de 2015

La demanda de cemento se ‘enfría’ por el factor clima

Las intensas lluvias registradas en el primer semestre no solo golpean a los productores agropecuarios, sino también al conjunto de obras civiles, principalmente en el oriente boliviano. Tanto las obras públicas como privadas han sido afectadas por el factor climático. Las empresas cementeras sienten el impacto. No obstante, apuestan fuerte en el segundo semestre para reactivar sus ventas y aumentar su producción.

La Fábrica Nacional de Cemento S.A. (Fancesa) está despachando en la actualidad 48.000 bolsas por día al principal mercado del cemento que es Santa Cruz, por las constantes precipitaciones pluviales, cuando en circunstancias normales envía 70.000 bolsas por día. En criterio de la factoría, una vez que se estabilicen las condiciones climáticas se normalizará el envío.

Otro de los factores que perjudican el normal abastecimiento son las paralizaciones de obras en el sector público, emergentes del proceso de transición en los gobiernos subnacionales.

El mercado más grande de Fancesa es Santa Cruz, que consume más de la mitad de su producción.

Otras cementeras
Alexander Cappela, gerente general de Itacamba, también ve con preocupación la contracción del mercado por efecto de las lluvias. La producción de Itacamba es de 360.000 bolsas mes. En la actualidad, frenaron la importación de 5.000 t de cemento porque las lluvias semiparalizaron varias obras.

Marcos López, gerente nacional de Comercialización de Soboce, indicó que las lluvias han limitado el avance de obras.

El principal mercado para Soboce S.A. es el departamento de La Paz, que se ha mantenido estable y que se prevé alcanzará sus metas esta gestión. En Santa Cruz, no son los principales proveedores. Las ventas de cemento Warnes representan el 16% de las 560.000 toneladas de cemento que produce Soboce.

Hasta fin de año tienen previsto iniciar una nueva ampliación en Viacha con una inversión de $us 75 millones y también avanzan en el proyecto de la nueva planta en Yacuses, en la que aún esperan la instalación del suministro de gas.

El gerente de la Cámara de la Construcción de Santa Cruz, Javier Arze, sintetizó que por las intensas precipitaciones muchas obras están con demoras o semiparalizadas.

Una de las obras con más demora es la carretera San Ignacio de Moxos-Trinidad, a cargo de la empresa china International Water Electric Corp

No hay comentarios:

Publicar un comentario