jueves, 27 de agosto de 2015

Fancesa deja de trabajar con transportistas libres

La Fábrica Nacional de Cemento S.A. (FANCESA) retrocedió en su decisión de suscribir contratos individuales para el traslado de cemento y ahora pretende hacerlo sólo con transportistas organizados, lo que generó el reclamo de los transportistas libres.

El año pasado, la empresa aprobó por unanimidad de sus miembros el reglamento de transporte de cemento, que establece entre otros aspectos la suscripción de contratos individuales, bajo el argumento de que el transporte de cemento es libre y no puede haber oligopolio ni monopolio.

Sin embargo, el nuevo directorio de la factoría reconsideró esa decisión e instó a los transportistas libres a conformar su propia organización o afiliarse a las seis entidades ya constituidas.

El representante del Transporte Libre, José Luis Torres, acudió ayer a la prensa para denunciar que fueron excluidos sin motivo y les conminaron a sindicalizarse. “Esa es la razón por la que nos están cortando la carga, nos están pidiendo de que nos afiliemos a las otras entidades del transporte pesado o de lo contrario conformemos una”, sostuvo.

Torres dijo que afiliarse a las entidades del transporte les costaría a cada uno $us 3.500 y conformar una nueva organización tomaría más tiempo del que les concedió la empresa: 15 días.

DIRECTORIO ESTUDIARÁ EL CASO
Por su lado, el presidente del Directorio de FANCESA, Eduardo Rivero, no pudo explicar con claridad los motivos de esta decisión, pero anunció que el próximo miércoles volverán a analizar este asunto.

“El tema está en directorio para tratar el miércoles, hay un tema de correspondencia, se definió en el anterior directorio que sí se les daba un plazo de 15 días para que los transportistas que no son asociados puedan asociarse, en ese sentido estamos esperando el directorio del miércoles para analizar el tema”, remarcó.

La nueva gestión del Directorio de FANCESA fue cuestionada porque uno de sus síndicos, Luis Miguel Marín, fue transportista y miembro del Sindicato de Transporte Pesado, por lo que se temió un conflicto de intereses. Pero hay otro antecedente, en época de campaña electoral la Unidad del Transporte Pesado firmó un acuerdo político con el MAS (que controla la Alcaldía y Gobernación, copropietarias de la cementera) y apoyó la campaña del partido en las elecciones subnacionales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario