miércoles, 30 de septiembre de 2015

Fancesa dice no temer al crecimiento de la competencia

Ante el avance de la competencia en la ejecución de sus proyectos de ampliación, en FANCESA están despreocupados porque consideran que la cementera chuquisaqueña tiene un producto de calidad que le permite ser competitivo en el mercado nacional. “Si uno es competitivo en el mercado, por supuesto va a tener la capacidad de contrarrestar a la competencia; por ejemplo, una de nuestras fortalezas es la calidad del cemento”, destacó el director por la Gobernación en FANCESA, Valerio Llanos.

martes, 29 de septiembre de 2015

Ya construyen en Oruro planta estatal de cemento

Esta semana arrancará la construcción de la fábrica estatal de cemento en Oruro, cuya ejecución estará a cargo del consorcio alemán-español Sacyr, según publicó ayer La Razón.

La inversión asciende a $us 244,1 millones, que es un crédito del Banco Central de Bolivia (BCB). Adicionalmente, el Gobierno dispuso un monto de $us 306 millones para gastos de operación.

Los representantes de Sacyr explicaron que la obra será entregada en un plazo de 36 meses, de los que ya transcurrieron seis.

La capacidad de producción de cemento será de 1,3 millones de toneladas al año, lo que la constituirá en la más grande planta del país.

Se identificó que la planta tendría un depósito de piedra caliza (materia prima del cemento) de 85,7 millones de toneladas.

jueves, 24 de septiembre de 2015

Fancesa amplía plazo para su nueva planta industrial


SIN GERENTE GENERAL

Ninguno de los diez postulantes que se presentaron a la convocatoria para la gerencia general logró convencer a los miembros del Directorio de Fancesa.

Debido a una solicitud planteada por las empresas interesadas en la implementación de la nueva planta industrial de la Fábrica Nacional de Cemento S. A. (FANCESA) en Sucre, el directorio de la cementera chuquisaqueña tomó la determinación de ampliar por 20 días más el plazo de presentación de propuestas que inicialmente se había fijado para el 30 de octubre. Por otra parte, en pasados días la cementera declaró desierta la convocatoria para la titularización de la gerencia general debido a que los escasos diez postulantes no cumplieron los requisitos mínimos exigidos.

Son 27 empresas las que manifestaron su interés por adjudicarse la construcción de la nueva planta industrial, de éstas, 19 se presentaron en Sucre el pasado 15 de septiembre para la reunión de aclaración.

“Once empresas habían pedido la ampliación de plazo de por lo menos 45 días, como Gobernación nos hemos cerrado en que debe mantenerse el plazo inicial que era el 30 de octubre, pero después de un análisis técnico se ha definido que se amplíe 20 días más, pero sin alterar el cronograma general que a inicio nos han propuesto los técnicos, señaló el director de FANCESA en representación del Gobierno Departamental, Braulio Yucra, al afirmar que el nuevo plazo, por tanto, se extiende hasta el 20 de noviembre.

GERENTE GENERAL
Por otra parte, Yucra informó a CORREO DEL SUR que, concluido el proceso de convocatoria para la contratación de un nuevo gerente general, éste quedó desierto debido a que los aspirantes no cumplieron con los requisitos exigidos. “La Comisión ha calificado con parámetros aprobados por directorio. Habían diez postulantes, dos llegaron tarde, por lo tanto no entraron a la competencia (examen), de los ocho hemos revisado de manera detallada (su documentación) y lamentablemente ninguno ha clasificado porque no han cumplido los requisitos mínimos que estaba exigiendo Fancesa”, señaló.

El proceso de convocatoria duró aproximadamente unos dos meses y se recibió las postulaciones de diez profesionales locales y del interior. Tras la revisión de expedientes, el directorio advirtió que éstos no pertenecían al rubro del cemento o finalmente no cumplían con las expectativas para ocupar este alto cargo ejecutivo. “Ahora se está elaborando el informe final, hay que esperar las impugnaciones porque algunos de los descalificados pueden impugnar. Una vez que se dé ese tiempo vamos a volver a publicar (una nueva convocatoria)”, señaló Yucra al adelantar que el directorio trabaja ahora en la reglamentación para la contratación de nuevas distribuidoras de cemento.

Directorio da por concluido millonario proyecto Kawasaki

El directorio de FANCESA determinó dar por cerrado el millonario proyecto de implementación del horno Kawasaki, tras conocer que el informe de auditoría no refleja ningún tipo de irregularidades.

Ex directores de Fancesa habían cuestionado su ejecución a cargo de la empresa Polysius, argumentando que no tuvo una adecuada planificación y porque el presupuesto subió de 13 a 27 millones y luego a 45 millones de dólares.

Al respecto, Yucra dijo que la auditoría concluida en 2014 y expuesta al nuevo directorio no reveló ninguna observación, por lo cual se procedió a la firma de la recepción definitiva a principios de mes.

La nueva línea de producción Kawasaki fue inaugurada en mayo de 2013, pero su recepción definitiva demoró hasta este mes por problemas de estabilización de las máquinas, sobre todo en el horno de calcinación.

La firma Polysius planteó modificaciones en el proceso productivo inicialmente concebido, lo que implicó pagarle un monto adicional de más de 90.000 euros. Se observó también que la garantía establecida en el contrato solamente llegó a cubrir el 10% del monto total de la inversión, sin establecer plazos de vencimiento ni responsabilidades, y que la rehabilitación del horno Kawasaki (que data de 1967) se hizo sin un proyecto y que con el gasto incurrido se podía haber adquirido un horno nuevo. Las denuncias fueron planteadas por los ex directores Rolando Llorenti y Juan José Romero.

Al respecto, ejecutivos de FANCESA argumentaron, a principios de mes, que pese a las observaciones el horno alcanzó una producción máxima estable en septiembre de 2014 y ya está por encima de su capacidad proyectada de 750 toneladas día

martes, 22 de septiembre de 2015

Cementera Itacamba Arribó el molino de 135 toneladas para planta Yacuses

El molino para la planta Yacuses de Itacamba Cemento, en Santa Cruz, llegó desde China, después de casi un mes de travesía por las carreteras bolivianas. El cargamento pesa 135 toneladas.
El equipamiento es el más voluminoso de los que arribaron desde agosto a la factoría que Itacamba construye en Yacuses en Santa Cruz, con una inversión de 220 millones de dólares.
El molino es un tubo de 4,6 metros de diámetro por 14 metros de alto, que tiene la función de moler el clínker, con la ayuda de bolas de acero.
El resultado de este proceso es el cemento listo para usar, que será llevado a los silos, a la embolsadora o al cargamento a granel.
El molino de Yacuses tiene una capacidad de producción de 140 toneladas de cemento por hora.
La planta está prevista que empiece a operar el segundo semestre de 2016. Su producción llegará a las 870.000 toneladas por año de cemento, lo que significa 17,5 millones de bolsas, con las cuales podrá abastecer el 70% del mercado cruceño.
En cuanto a los avances en la construcción, el terraplén alcanzó el 100 %, mientras que los predios administrativos registran el 90 %; los galpones industriales, 70 % y el equipamiento, 35 % de ejecución, señala una nota de prensa.
La generación de empleos directos es de 800 y se prevé que llegue a 1.200, en el pico del proceso de construcción, aunque durante la operación de Yacuses serán 540.

Bendición de ambientes en Coboce Construcciones

Con el objetivo de ofrecer un mejor servicios a sus clientes, COBOCE Construcciones inauguró sus nuevos ambientes ubicados en la avenida Villazón Km. 1.5, a 200 mts de la Universidad Simón I. Patiño. En la oportunidad se celebró una la misa de bendición de las nuevas oficinas.

1 /// Julio César Revollo, José García, Marcela Morató, Mauricio Rivadeneira y Fidel Terrazas 2 /// Javier Sejas, José Luis Castro, Fernando Soliz 3 /// Personal e invitados durante la inauguración de los nuevos ambientes 4 /// Javier Vía de COBOCE Construcciones y Guido Luna Pizarro gerente de Ceramil 5 /// Ejecutivos de COBOCE Construcciones

6 /// Ceremonia religiosa en los nuevos ambientes de COBOCE Construcciones.

Llega gigante molino a la nueva planta de Itacamba

El molino de la planta Yacuses de Itacamba Cemento, que viene desde China, llegó a Santa Cruz, después de casi un mes de travesía por las carreteras bolivianas. Desde su arribo a Arica, el cargamento de 135 toneladas, recorrió vías de tierra, que debieron ser preparadas para su paso, además de carreteras de asfalto con puentes y pasos a nivel, que requirieron vías alternativas debido al gran tamaño de la carga, informó la empresa en un boletín de prensa enviado a este diario.

Itacamba invierte en su nueva planta $us 220 millones y está previsto que comience a operar el segundo semestre de 2016, con una producción de 870 mil toneladas anuales de cemento.

lunes, 21 de septiembre de 2015

Los trabajadores de COBOCE Cemento entregan víveres y donativos para los más necesitados

El padre Juan Carlos Ledezma Céspedes, párroco de la Iglesia de Capinota, encamina y potencia la solidaridad de los trabajadores de COBOCE Cemento.

“Tengo tres años como cura en Capinota, adonde llegué como vicario”, comenta el sacerdote que fue sorprendido en medio de varias actividades de servicio social que desarrolla en la parroquia con niños, niñas, adolescentes e, incluso, jóvenes y padres de familia.

“Cada día hacemos tareas de solidaridad y COBOCE Cemento es una pieza fundamental para esta tarea”, señala el padre que viene descubriendo a diario lo que necesita la población más vulnerable de Capinota.

Lo que hace la empresa es “entregar víveres, como aceites, fideos, azúcar y arroz”, detalla.

De esta manera, las esposas de los trabajadores de COBOCE Cemento y los profesionales de la planta hacen palpable la solidaridad que tienen con los más necesitados de la región, dice.

Los aportes también llegan en efectivo.

“En muchas ocasiones recolecto entre 1.000 a 1.500 bolivianos”, precisa el párroco.

El diner sin embargo, no lo maneja en el bolsillo. “Una vez que tengo en mi poder el efectivo, deposito los montos a una cuenta financiera que tenemos en el Banco Prodem”, señala el párroco.

Los fondos sirven, sobre todo, para atender emergencias por enfermedades y otro tipo de problemas que tienen centenares de familias pobres que viven en Capinota, dice el padre Juan.

El sacerdote convenció al arzobispo de Cochabamba, Óscar Aparicio, para que celebre la misa de acción de gracias en conmemoración de los 43 años de creación de la empresa COBOCE-Cemento.

Complacido, Aparicio aceptó la invitación y personalmente celebró la misa el día 15 de septiembre en la planta de Irpa Irpa.


Teodoro Aguilar trabajó 30 años en la fábrica. Sus hijos Alberto y Gonzalo siguen sus pasos “Recibí la primera bolsa de cemento con gran emoción”

El sol castigaba el horizonte en Irpa Irpa, mientras Teodoro Aguilar y Roberto Mamani, ambos obreros de COBOCE Cemento, alistaban lo necesario para recibir la primera bolsa. Eran las 10:00 del 15 de septiembre de 1972, fecha en que arrancó la fábrica a producir miles de toneladas de cemento no solo para Cochabamba, sino también para el país.

Ese día quedó grabado en la memoria de Teodoro, quien, emocionado, rememora ese tiempo 43 años después. Hoy Teodoro Aguilar está jubilado.

“Ambos agarramos la primera bolsa de cemento y cuando salió el producto echamos lágrimas, porque era el resultado de varios meses de trabajo y sacrificios, sobre todo de los trabajadores que, sin compromiso económico alguno y solo convencidos de alcanzar un objetivo, logramos poner en marcha la fábrica”, relata.

Solo cinco personas tuvieron el privilegio de sostener las primeras bolsas de cemento, entre ellas Teodoro y Roberto. De todos solo sobrevive Aguilar.

Hoy, con casi 80 años encima, aún hace frente a la vida. Cuando llegó a la empresa era joven.

Llegó a COBOCE Cemento como peón, entre los años 1962 y 1963.

En 1965, la empresa recién comenzó con la remoción de tierras para construir la fábrica, continúa el relato Teodoro.

Desempeñó, incluso, el papel de enterrador (perforador de pozos) y también como armador de los pilotes de concreto.

“Mi padre comenzó a trabajar con ojotas”, dice Alberto Aguilar, hijo de Teodoro.

El carácter indomable, la perseverancia, pero sobre todo las ansias de superación que siempre tuvo dejaron años después satisfacciones personales para Teodoro y su familia.

“Por correspondencia hice estudios de contabilidad y, luego de varios años de estudio, logré el título de auxiliar y eso me permitió escalar posiciones en la empresa”, señala.

Años después, el hijo Alberto, con méritos propios, también consiguió ingresar a la empresa para hacer servicios de electricidad.

“Tengo 16 años en la empresa y espero que mis hijos puedan también trabajar en COBOCE Cemento, la fábrica que permitió a mi familia vivir”, declara Alberto.

La historia de los Aguilar, sin embargo, no termina aquí.

Gonzalo, otro de los hijos de Teodoro, también comenzó a trabajar en la empresa “recién nomás”, dice el papá.


COBOCE Unas dos mil familias dependen de la fábrica identificada con la región

La población es una prioridad para la fábrica COBOCE Cemento en Irpa Irpa, municipio de Capinota. De hecho, en los últimos 43 años lo que hizo COBOCE Cemento fue “hilvanar junto a la gente un tejido social” que perdura en el tiempo. Es una madeja de inclusión de clases que dejó hasta ahora “crecimiento para la empresa, pero también desarrollo económico local”, señaló el gerente de la fábrica, Javier Flores Pedriel.

La identidad local que logró edificar la fábrica en las últimas cuatro décadas no fue fácil.

“Lo hicimos día a día, mirando las necesidades más importantes de la población para hacer de los sueños una realidad en el presente”, apuntó el directivo.

INFORME Esta forma de trabajar fue motivo de un encuentro entre COBOCE Cemento con las autoridades municipales de Capinota para explicar cómo funciona y qué alcances tuvo hasta ahora, comentó, a su vez, su jefe de Sistemas Integrados de Gestión, Dalibor Cezareo Salazar.

En la reunión, la empresa manifestó “que está presente en el hogar de 2 mil familias que se hallan distribuidas en 11 comunidades”, informó Cezareo.

La fábrica definitivamente tiene un rostro social, pues hay 28 mil personas que son dueñas de la empresa (como socias) que así lo demuestran, enfatizó el directivo.

FAMILIAS La fábrica mantiene empleos directos para 600 familias, pero además otras 800 viven de la empresa comercializando el producto (ferreteros), indicó.

Otras 300 familias viven del transporte del cemento. La generación de ingresos para el municipio y la región no termina ahí.

Por lo menos, adicionalmente otras 100 familias viven de la terciarización de servicios que realiza la fábrica y, al menos, 30 más movilizan economía en su condición de estibadores (cargadores de cemento), señaló.

En la práctica, son parte de COBOCE albañiles y profesionales en la construcción, proveedores locales y nacionales; pero también están surtidores de combustibles, talleres mecánicos y gomerías, detalló.

Mencionó también a los servicios médicos y de salud, comercios regionales y departamentales.

ÁREAS DE TRABAJO Las áreas de trabajo donde se ejecuta el apoyo a las comunidades están orientadas a recuperar tierras del río Arque, realizar el dragado del afluente que se halla por debajo del puente de Yatamoco, indicó.

El pavimentado de caminos, la reparación de establecimientos educativos en Orcoma, la entrega de un campo deportivo multifuncional en Huaychoma, pero, además, el mantenimiento de caminos y el desplazamiento de equipo pesado, fueron también mencionados como áreas prioritarias donde COBOCE Cemento está trabajando junto a la población, complementó Cezareo.

El encauce de las aguas, la limpieza de canales y la ejecución de proyectos de canalización para riego de tierras en las comunidades constituyen “espacios vitales donde la empresa hizo intervenciones estratégicas para coadyuvar al desarrollo productivo de la región”, dijo.

IMPACTO Algunas de las comunidades que más se beneficiaron con los proyectos relacionados al río Arque, con canalización y dragado del río, fueron la Cooperativa Santa Bárbara, Yatamoco, Bajo Yatamoco y los regantes de Capinota, mencionó.

La empresa hizo también realidad el edificio donde funciona ahora el Servicio Legal Integral Municipal (SLIM), junto a la Policía de Capinota, informó el directivo.

En este caso, los predios fueron otorgados por el Gobierno Autónomo Municipal de Capinota y el diseño y la construcción estuvieron a cargo de COBOCE Cemento, señaló Cezareo.

La fábrica desarrolló, en este sentido, actividades relacionadas con múltiples proyectos de mitigación y cuidado del medioambiente, señaló.

Realizó además solicituades de bienestar social y de cooperación comunitaria y responsabilidad social, dijo.

La ejecución de obras dirigidas a habilitar galerías filtrantes en Irpa Irpa y Capinota fueron destacadas por el directivo.

La señalización de las unidades educativas y de la carretera entre Irpa Irpa, Capinota y Parotani también fue ponderada.

Apuntes.

Sistema Integrado

El Sistema Integrado de Gestión (SIG) tiene como fin alcanzar de manera integral la calidad del producto, la seguridad y el bienestar de los trabajadores y cuidar a diario el medio ambiente.

Tres sistemas

Con ese objetivo, COBOCE Cemento ha estado trabajando con tres sistemas de gestión: la ISO 9001 que relacionada con la Gestión de Calidad; ISO 14001 que mira con atención la gestión del Medio Ambiente y finalmente con la OHSAS 18001, que tiene a la salud y seguridad ocupacional de los trabajadores como prioridad.

A la delantera

Como empresa, COBOCE Cemento tiene liderazgo nacional en materia de certificación internacional.

La fábrica tiene, además, a una certificadora de renombre internacional, Vanzolini de Brasil. COBOCE cumple normas de calidad internacionalmente reconocidas.

Socio estratégico regional

El alcalde de Capinota, Martín Jora, declaró a COBOCE Cemento socio estratégico para el desarrollo local.

La infraestructura para educación y salud son temas de interés regional para la nueva gestión, puntualizó.

En este sentido, dijo que los fondos serán administrados adecuadamente y con más inteligencia para no “atomizar lo que tenemos en proyectos pequeños y hasta intrascendentes”, afirmó la autoridad.

Esta forma de actuar en anteriores gestiones no permitió avanzar en planes de desarrollo, indicó.

Con planes sociales en marcha, Jora señaló que COBOCE será necesariamente una pieza estratégica para alcanzar los objetivos que se ha propuesto el municipio.

El gerente de COBOCE Cemento, Javier Flores Pedriel, respondió a la preocupación de Jora y anunció que la empresa tiene la firme intención de apoyar programas educativos y acentuar el apoyo a la región.

“Estamos mirando cada día las necesidades que tiene la población”, apuntó Flores.

Yatamoco trasladará lo que produce por una moderna carretera de pavimento

Una moderna carretera construida con pavimento rígido permitirá a la subcentral Yatamoco, en Capinota, movilizar la intensa producción agrícola y pecuaria.

La vía tiene una longitud de 1.010 metros y el grosor de la capa del pavimento supera los 23 centímetros de hormigón, dijo a manera de describir la obra Julián Escóbar Castro, del departamento de proyectos deCOBOCE Cemento.

La empresa forma parte de la Cooperativa Boliviana de Cemento Industrias y Servicios (COBOCE Ltda.) y asumió el compromiso de hacer realidad el proyecto.

“El 20 de enero iniciamos las obras en Yatamoco y hasta ahora se logró construir 160 metros lineales o el equivalente a 2.520 metros cuadrados aproximadamente, de los 7.500 metros que tendrá la obra”, dijo.

La carretera, además, está siendo emplazada en un acuerdo de “alianzas” entre la Alcaldía de Capinota que está corriendo con la mano de obra y COBOCE Cemento tiene la responsabilidad de asegurar el material.

Agua potable y desarrollo agrícola son primordiales

El acceso al agua potable de la población que vive en las siete subcentrales y los seis distritos que conforman la provincia de Capinota es un tema “primordial y estratégico para la región”, señaló el alcalde del municipio capital, Martín Jora Saavedra, de filas del Movimiento Al Socialismo (MAS-IPSP).

La población civil de la subcentral Alto Yatamoco en Capinota consiguió acceso al agua potable después de que la Cooperativa de Cemento emplazó en la zona un moderno tanque de captación, informó el Departamento de Proyectos de la compañía.

COBOCE Cemento ayudó a la comunidad con el diseño estructural del tanque y proporcionó el cemento para ubicarlo, informó la empresa.

Los campesinos, junto a la Alcaldía, pusieron, a su vez, mano de obra.

El servicio que presta a la región la fábrica es importante porque en el fondo lo que interesa es el bienestar de todos, subrayó la autoridad edil.

AGRICULTURA En la ruta crítica que trazó COBOCE Cemento, el tema de apoyo al sector productivo es vital para el crecimiento no solo de la empresa, sino también de Capinota, afirmó su gerente, Javier Flores, para quien la inquietud que tiene el municipio es un sentimiento compartido.

“COBOCE está identificada con el pueblo. Es uno más de ellos en Irpa Irpa, fundamentalmente por los trabajadores”, añadió el directivo.

En Capinota fueron los propios trabajadores quienes promovieron por primera vez la implementación de las “cooperativas agrícolas” y, bajo ese impulso, todas las centrales campesinas siguieron el ejemplo.

El acceso al agua y el cuidado del medioambiente son temas centrales y seguirán siendo “vitales para la empresa”, señaló Flores.

RÍO ARQUE El caudaloso río Arque que atraviesa Capinota transita sin hacer daño a la producción agrícola de las subcentrales rurales del sector, gracias a una cadena de atajados que COBOCE Cemento mantiene y construye anualmente, informó Julián Escóbar Castro, del Departamento de Proyectos de la empresa.

En época de lluvias, la compañía siempre está apoyando con equipo pesado, ya sea para evitar derrumbes, rehabilitar atajados que hubieran sido dañados y para el dragado del río Arque.

“Las excavaciones incluso llegan al límite con la provincia Arque”, subrayó Escobar

COBOCE La planta produce 2.550 toneladas diarias de clínker

La nueva línea de producción que puso en marcha COBOCE Cemento en junio de 2013 (de la marca Polysius, tecnología alemana) genera diariamente 1.600 toneladas de clínker, informó el jefe de producción de la planta, Mario Mena Pozo.

Esta cantidad de material base para la producción del cemento equivale, aproximadamente, a 60 mil bolsas diarias que hoy tiene capacidad de fabricar la empresa, complementó la autoridad operativa.

La nueva línea de produccíón representa una mejora tecnológica sustancial, dijo Mena.

El gerente de la empresa, Javier Flores, también resaltó las cualidades que tiene la nueva línea de producción.

Según el ejecutivo, con la nueva ampliación a realizarse en los siguientes años, la capacidad instalada de la fabrica será de 4.150 toneladas de clínker por día, equivalentes a 105 mil bolsas diarias de cemento.

Hoy COBOCE Cemento constituye la tercera fábrica nacional de cemento después de SOBOCE de La Paz y Fancesa que opera en Sucre, indicó Flores.

CLASES La fábrica produce actualmente dos tipos de cemento catalogados bajo la nomenclatura IP30 e IP40, informó Mena.

El producto estrella de la fábrica es IP30, del cual el 95 por ciento tiene demanda en el mercado, señaló.

El cemento sale desde Irpa Irpa con destino al mercado regional y cruceño bajo tres modalidades: en bolsas de 50 kilos, envases llamados big bag de 1.3 toneladas (equivalentes a 26 bolsas) y en silos y/o pipas de 28 toneladas (igual a 600 bolsas), detalló Mena.

OTROS PRODUCTOS La empresa no solo fabrica cemento, sino también yeso, cemento cola, mortero de mampostería (para ladrillo) y mortero para revoque, indicó Mena.

El yeso genera aproximadamente 50 mil bolsas día para la región, indicó.


COBOCE La empresa crece 22 por ciento y vende 14.7 millones de bolsas


El crecimiento empresarial de COBOCE Cemento llegó a diciembre de 2014 al 22 por ciento y la fábrica logró comercializar 2 millones de bolsas, con la puesta en marcha de la nueva línea de producción, informó su gerente, Javier Flores Pedriel.

Los resultados obtenidos a poco más de cuatro meses de acabar el año muestran también que “vamos a crecer entre un 10 a 14 por ciento hasta diciembre”, anticipó el ejecutivo.

El mercado del cemento se ha convertido en “altamente competitivo” y la fábrica de COBOCE está preparada para encarar nuevos desafíos, aseguró.

NUEVO AÑO Para el próximo año, y debido a que la demanda de materias primas llegará a constreñirse más debido a la baja de los precios internacionales del petróleo, habrá menos demanda de producto, “pero no será grave”, anticipó Flores.

Las previsiones que se tienen es que, en 2016, el crecimiento estará bordeando el 8 por ciento , lo que implicará que la demanda de cemento bajará, manifiestó el gerente.

Sin embargo, a pesar de los negros nubarrones que se avistan para la próxima gestión, Flores espera que el Gobierno empuje la economía inyectando parte de las Reservas Internacionales Netas (RIN) para que los gobiernos subnacionales (alcaldías y gobernaciones) puedan reactivar proyectos de inversión pública.



INDUSTRIA Los datos oficiales que tiene consignado el Intituto Nacional de Estadísticas (INE) señalan que la producción de cemento en 2013 alcanzó a 3.061.147 toneladas y la demanda fue mayor en 3.098.077 toneladas.

De esta cantidad de producción, el país importó 600 mil bolsas durante la gestión 2014, reportó la entidad pública.

Este año, la importación podría ser similar, pero los datos se conocerán a fin de año, señala el reporte gubernamental del INE.

“La importación de cemento responde estrictamente al déficit de la oferta nacional”, refiere el INE.

“Si la carencia se mantiene seguirá la importación, tomando en cuenta criterios técnicos como precio, calidad y proximidad”, afirman las previsiones del Ministerio de Obras Públicas.

Sobre el tema, el gerente de COBOCE Cemento dijo que la brecha que abrió la importación “comenzó a cerrarse” debido al repunte de la producción.

“Fuimos a conquistar parte de ese mercado de forma estratégica e inteligente”, apuntó Flores.

Duplicar producción meta para 2019 de COBOCE Cemento

La ruta crítica dentro de la planificación que trazó COBOCE Cemento para los próximos cinco años tiene como meta posicionar marca y ganar mercado en el departamento de Santa Cruz, anunció el gerente de la unidad productiva, Javier Flores.

“Hemos sentado una presencia bastante importante en Santa Cruz con aproximadamente un 10 por ciento del mercado y estamos compitiendo con la empresa Itacamba”, dijo.

“Incrementar la participación en el mercado de Santa Cruz es el objetivo hasta 2019”, subrayó el gerente.

OPORTUNIDADES Los tiempos difíciles marcaron para COBOCE Cemento siempre oportunidades de mayor crecimiento, pero, sobre todo, de proyección empresarial. Y la actual coyuntura económica, que por los anuncios oficiales no se muestra muy auspiciosa para los próximos años, “volverá a disparar iniciativas para hacer negocios inteligentes”, anticipó.

Una forma de hacerlo -y de hecho existen proyectos en marcha- será aprovechar la “posición geopolítica que tiene la empresa en Cochabamba”, señaló el directivo.

Para COBOCE Cemento, los costos operativos son similares cuando se trata de llegar, por ejemplo, con producto terminado a La Paz o Santa Cruz, dos de las urbes más grandes e importantes que tiene el Estado, comentó.

Así planteadas las cosas, Flores tiene un horizonte mayor y habla de emplazar, a mediano plazo, una planta de molienda en Santa Cruz “para sentar presencia definitiva en el mercado”.

Sin embargo, aún no existen decisiones cerradas al respecto, aunque está claro que se tiene que “contar con un molino de alta calidad y capacidad de producción importantes”, complementó Flores.

TRÓPICO Para pisar fuerte en el oriente del país habrá, sin embargo, que establecer plataformas intermedias y COBOCE Cemento también está pensando seriamente en emplazar un molino en el trópico para mejorar su presencia con la apertura de una agencia para brindar un mejor servicio y acompañar el desarrollo de esa región.

“Tener la molienda en el trópico permitirá a COBOCE Cemento llegar con costos operativos altamente competitivos a Santa Cruz, pero también a Beni”, anunció el ejecutivo.

Flores está convencido que en los próximos quince años el Chapare será un polo industrial por excelencia debido a que en la zona están emergiendo varios proyectos como la planta de fertilizantes de urea en la zona de Bulo Bulo y la terminal aérea internacional de Chimoré, mencionó.

HISTORIA La fábrica de cemento de la Cooperativa Boliviana de Cemento Industrias y Servicios (COBOCE Ltda.) está ubicada en la localidad de Irpa Irpa, en el municipio de Capinota.

La fábrica nació oficialmente un 4 de diciembre de 1966, a iniciativa de Jaime Méndez Quiroga.

“Empezamos esta magna obra con muy poco dinero (1.667 dólares) y bajo la incredulidad generalizada de nuestros conciudadanos”, recuerda Méndez en su biografía publicada en 2014.

El fundador también subrayó entonces que para montar la fábrica “estábamos imbuidos de una gran fe en la materialización de los objetivos que nos habíamos trazado”.

Méndez no dejó de mencionar que entonces “contábamos con la confianza en nuestras propias capacidades de ciudadanos bolivianos visionarios, honestos y tenaces, con el común denominador de querer hacer algo para mejorar significativamente las condiciones socioeconómicas de nuestra amada patria”.

La planta lanzó su primera bolsa de cemento el 15 de septiembre de 1972. Entonces trabajaba con una torre de piroproceso y una línea de producción marca Impianti (tecnología italiana), que producia 9 mil bolsas por día de cemento.

En 1993, la empresa culminó la ampliación de la línea productiva con tecnología de la empresa Fuller (actual FLSmith de Estados Unidos), aumentando una torre de precalcinación con lo que COBOCE subió la capacidad de producción a 20 mil bolsas por día.

Sin embargo, el crecimiento constante de la construcción y la proyección del mercado que tiene COBOCE Cemento plantearon la necesidad de seguir ampliando la capacidad de producción de cemento.

En este sentido, para poder cubrir la creciente demanda nacional la empresa, apoyada en los avances tecnológicos de última generación en el mundo, logró subir la capacidad de producción a 30 mil bolsas por día a finales del año 2009.

En junio del año 2013 arrancó la nueva línea de producción de COBOCE marca Polysius (tecnología alemana). Esta nueva línea representa una mejora tecnológica exponencial para que la empresa aumente la producción diaria a 60 mil bolsas por día.

Calidad superior

COBOCE Cemento

como integrante del Instituto Boliviano del Cemento y el Hormigón, está comprometido con el uso y aplicación de la normativa boliviana NB-011 (Cementos: Requisitos y Especificaciones) a fin de cumplir y sobrepasar los parámetros de calidad del cemento y ofrecer al mercado un producto de Alta Calidad como lo es el cemento COBOCE, informó el jefe de Sistemas Integrados de Gestión, Dalibor Cezareo.

Garantía

COBOCE es un fiel creyente de los Sistemas de Gestión de Calidad, Medio Ambiente y Seguridad (ISO 9001, ISO 14001 y OHSAS 18001) ya que las normas brindan cada día, seguridad, precisión, confiabilidad y competitividad, dijo el directivo. Los métodos empíricos son válidos, pero cada día son menos usados, ya que la construcción moderna requiere de cementos de alta resistencia y alta eficiencia al menor costo posible, indicó.

Riguroso control de calidad en el proceso

Para la producción de cemento, la fábrica de COBOCE extrae proximadamente 5 mil toneladas de piedra caliza diariamente para ser trituradas por la chancadora primaria (trituradora de martillos modelo FLSmith), informó su jefe de sistemas integrados de gestión, Dalibor Cezareo.

De esta manera, las piedras, que tienen un diámetro de al menos dos metros, son reducidas en la fábrica a tres pulgadas, indicó el directivo.

PIEDRA La caliza, materia prima para fabricar el cemento, está ubicada a los 3.600 metros sobre el nivel del mar (msnm).

Las vetas de piedra se explotan a cielo abierto.

La piedra caliza es la

materia prima más importante debido al contenido de carbonato de calcio (CaCO3) que posee, sustancia química que, a su vez, define la calidad del material en el proceso, explicó el directivo.

CALIDAD Diaramente se realizan más de 260

ensayos físicos y químicos en la fábrica para supervisar detalladamente la calidad del producto, explicó el jefe de Gestión Integral de la empresa.

El proceso abarca, además, desde la explotación de la materia prima hasta el embolsado del cemento, subrayó.

El producto muestra cada día uniformidad, estabilidad y calidad, acotó.




domingo, 20 de septiembre de 2015

Compañía cervecera SABMiller recibe interés de compra

S.A.BMiller PLC anunció que recibió un interés de compra por parte de Anheuser-Busch InBev NV con el fin de materializar una operación que podría dar lugar a un gigante de $us 245.000 millones que dominaría el mercado cervecero mundial.

SABMiller dijo que AB InBev “ha informado a S.A.BMiller que pretende formular una propuesta para comprar S.A.BMiller”, aunque no es seguro que se logre un acuerdo. AB InBev dijo en un comunicado que quiere “trabajar con el consejo de S.A.BMiller hacia una operación recomendada”.

SABMiller -que produce más de 200 cervezas, incluyendo Peroni Nastro Azzurro, Cusqueña, Aguila, Pilsner Urquell y Grolsch- opera en seis continentes. AB InBev, con sede en Bélgica, produce Budweiser, Stella Artois, Skol y Quilmes, es la mayor cervecera del mundo por participación de mercado y emplea 155.000 empleados en 25 países. / WSJ

miércoles, 16 de septiembre de 2015

Itacamba invierte $us 220 millones en su nueva planta

La construcción de la planta de cemento Yacuses, de la empresa Itacamba, ubicada a 590 km de la ciudad de Santa Cruz, tiene un avance del 70% y una inversión que supera los $us 220 millones, informaron los ejecutivos de la cementera.

“Itacamba ha encargado la provisión de los equipos a la empresa china Tiajin Cement Industry Design & Research Institute, especialista en el diseño industrial a gran escala, lo que asegura que la planta contará con los últimos avances en el sector”, aseguró su gerente general, Alexander Capela.

La Planta Yacuses comenzará a operar el segundo semestre de 2016 y su producción llegará a 870.000 toneladas de cemento por año, es decir, producirá 17,58 millones de bolsas. La producción cubrirá más del 75% del mercado del departamento de Santa Cruz y competirá en proyectos de construcción en el resto del país./ABI

COBOCE Cemento continúa aportando al desarrollo nacional

En el marco de su cuadragésimo tercer aniversario, la unidad de Cemento de la Cooperativa Boliviana de Cemento, Industrias y Servicios “COBOCE Ltda.” se desafió a seguir contribuyendo con el desarrollo nacional.

Uno de los pilares fundamentales para cumplir ese desafío será ampliar su segunda línea de producción. De esta manera, podría duplicar su producción diaria de 1.600 toneladas de clínker a 3.200. Lo que sería equivalente a incrementar la producción actual de esa línea de 48 mil bolsas de cemento diarias a 75 mil.

La inversión que demandaría este proceso asciende aproximadamente a los 70 millones de dólares, estimó el gerente de la unidad COBOCE Cemento, Javier Flores.

Tras gestionar un préstamo, en 2017 se prevé construir una nueva torre precalentadora con precalcinador (horno vertical), elementos que permitirán duplicar la producción.

Además, en 2016 la unidad espera poner en marcha una de las plantas embolsadoras más modernas del país, agregó el gerente general de “COBOCE Ltda.”, Iván Villca.

FESTEJO La unidad, ubicada en Irpa Irpa, celebró ayer su aniversario 43 con una misa que fue celebrada por el arzobispo de Cochabamba, Óscar Aparicio.

A tiempo de destacar el aporte que realiza COBOCE Cemento a la sociedad, Aparicio dijo que con 43 años encima, la unidad cuadruplicó la calidad de sus productos.

Datos.

Dos líneas

Actualmente la unidad Cemento de la Cooperativa Boliviana de Cemento, Industrias y Servicios “COBOCE Ltda.” cuenta con dos líneas de producción.

La primera, tiene una capacidad de producción de hasta mil toneladas de clínker diarias, mientras que la segunda alcanza hasta las 1.600 toneladas.

Bolsas de cemento.

Ambas líneas de producción con las que cuenta actualmente la unidad COBOCE Cemento le permiten producir hasta 75 mil bolsas de cemento diarias.

Con la ampliación de su segunda línea, la unidad proyectaría producir 25 mil bolsas de cemento adicionales.

590

Empleos directos genera, actualmente la unidad COBOCE Cemento.

Además de 2.500 empleos indirectos.

Opiniones.

Segundino Colquechambi

Jubilado

Trabajar en una cooperativa es mejor que en una empresa privada porque acá los dueños somos más de 28 mil. Ingresé a la unidad a mis 20 años y trabajé 40 tiempo en los que gané dinero para sacar profesionales a mis hijos.

Ana María Álvarez

Asistente de gerencia

Entré a mis 19 años a COBOCE y ya llevo 31 trabajando.

Me siento emocionada por haber compartido tanto tiempo con mis compañeros y por haber recibido solvencia de parte de la cooperativa.

Dalibor Cezareo

Jefe de SIG

Ingresé a la empresa con mucho cariño porque mi padre trabajó acá un largo tiempo. Mi papá siempre habló de COBOCE como una gran familia en la que todos apuntaban hacia adelante y es lo que trato de hacer ahora.

Fancesa busca recursos para su nuevo proyecto

La Fábrica Nacional de Cemento S.A. (FANCESA) aprobó ayer, en reunión de directorio, los estados financieros como requisito para la estructura financiera de cara a su proyecto de nueva planta de producción, que está en proceso de licitación internacional y demandará una inversión aproximada de 220 millones de dólares.

El alcalde de Sucre y director en FANCESA, informó que un 40% de la estructura financiera provendría de la venta de bonos, un 20% de recursos propios y el restante saldrá de otras fuentes.

Añadió que no se descarta que dentro de esa estructura se apele a dos fuentes de financiamiento, como podrían ser las mismas empresas que se presenten a la licitación internacional y la otra el Banco Central de Bolivia (BCB).

"La banca privada está dentro de los otros componentes financieros, que son complementarios a los fondos de reinversión", explicó.
La empresa prevé consolidar hasta fines de este año la estructura financiera.

FANCESA lanzó en julio pasado la convocatoria internacional para la provisión de equipos y maquinaria destinados a su nueva planta de producción, que se construirá en Sucre bajo la modalidad de administración directa. El plazo para la entrega de propuestas vence el próximo 30 de octubre.

jueves, 10 de septiembre de 2015

Planta Yacuses suministrará el 70% del cemento para Santa Cruz




El 70% de la demanda de cemento en el departamento de Santa Cruz será cubierta con la producción de la Planta Yacuses, de propiedad de Itacamba Cemento SA. El complejo, en el que se invierten unos $us 220 millones, entrará en operaciones en el segundo semestre de 2016.

La Planta Yacuses, ubicada a 590 kilómetros de la ciudad de Santa Cruz, producirá 870.000 toneladas anuales de cemento, es decir 17,58 millones de bolsas, “con las cuales podrá abastecer, sola, un 70% del mercado cruceño”, señala la empresa en una nota de prensa enviada a este medio.

En cuanto a los avances en el complejo, la empresa cruceña indica que el terraplén ha alcanzado el 100% de avance, los predios administrativos el 90%, los galpones industriales 70%, y el equipamiento tiene un 35% de ejecución hasta la fecha.

Itacamba Cemento SA señala que ha encargado la provisión de los equipos para su planta a la empresa china Tiajin Cement Industry Design & Research Institute (TCDRI). La firma asiática es “especialista en el diseño industrial a gran escala, reconocida por la importancia que brinda a la producción de equipos con innovación tecnológica, lo que asegura que la planta de cemento Yacuses contará con los últimos avances en el rubro”, afirma la compañía.

EQUIPAMIENTO. Añade que las “más de 300 toneladas” en equipos ya están en el país, de los que 135 corresponden al molino para la planta. La maquinaria fue transportada desde el puerto de Arica, en el norte de Chile, hasta la localidad de Yacuses, en la provincia Germán Busch del departamento de Santa Cruz. La implementación de los equipos continúa en el complejo.

“La construcción es positiva para la sociedad, más aún en el contexto en el que vivimos; con la vivienda social propuesta por el Gobierno, muchas personas pueden acceder a tener una casa y una dirección propia, lo que los hace sujetos de crédito, que a su vez les permitirá un consumo en distintas áreas, ello produce dinamismo económico, lo que se convierte en un círculo virtuoso”, afirmó ayer el gerente general de Itacamba Cemento SA, Alexander Capela, sobre el avance de las obras en esa región.

El mercado cruceño, en expansión

Empresas

La creciente demanda de cemento en Santa Cruz es abastecida por Fancesa, Itacamba, Soboce y Coboce, entre otras.

Arroyo

Itacamba señala que la Molienda de Arroyo Concepción, situada también en la provincia Germán Busch, produce anualmente 170.000 toneladas de Cemento Camba, con la cual abastece el mercado cruceño.

Aniversario

La firma cruceña celebra este mes 18 años de actividad empresarial en la región oriental.

Fancesa instruye vender hasta 50 bolsas por cliente

Ante las denuncias de especulación con el principal producto de la construcción como es el cemento FANCESA, se aplica desde el pasado martes la restricción de volúmenes máximos de bolsas de cemento para la venta al público final, se informó desde la Gerencia Comercial de la empresa.

Según esta determinación las distribuidoras entregarán a los compradores hasta un máximo de 50 bolsas de cemento. "Cantidades superiores a ésta y hasta un máximo de 150 bolsas requerirán autorización emitida desde oficinas administrativas de FANCESA" previa presentación del proyecto en ejecución, sostiene el instructivo remitido a las agencias y distribuidoras de cemento.

Desde la Gerencia Comercial, manifestaron que un gran número de compradores no utiliza el cemento en obras propias, sino que se dedica a trasladar y revender cemento en ciudades y localidades cercanas, aprovechándose de la facilidad que FANCESA le da a la población local de tener el cemento más barato del país.

Las empresas constructoras, explicaron, pueden acceder a comprar directamente desde la fábrica, sin embargo en muchos casos prefieren hacerlo desde distribuidoras, cosa que reduce la disponibilidad de producto para aquellos que encaran obras menores.

La restricción de volúmenes de entrega no implica motivo de especulación, al contrario, se trata de que el producto llegue a la mayor cantidad posible de consumidores, evitando que sean unos pocos los que acaparen cemento para su reventa o traslado a otras ciudades del país.

Esta restricción se ha venido ejecutando desde hace varios años, y pese a las molestias que podría causar, ha sido una medida efectiva para evitar que en la época de alta demanda los especuladores dejen sin cemento a los pobladores que realmente necesitan.

domingo, 6 de septiembre de 2015

Fancesa escala diez puestos en ranking

FANCESA escaló diez puestos y alcanzó la ubicación 46 entre las 100 empresas que más aportan al país, de acuerdo con el ranking publicado recientemente por el semanario Nueva Economía.

En el rubro del cemento, SOBOCE que presentó los resultados consolidados de sus dos plantas de cemento (Viacha y El Puente) y de sus dos moliendas (Warnes y EMISA) ocupó la posición 22. Sin embargo, su rentabilidad financiera marcó sólo el 10%, mientras que de FANCESA alcanzó al 16.7%.

En crecimiento más sólido, FANCESA ocupó el puesto 28, siendo la primera del sector, así como en rentabilidad económica en la que ocupó la posición 12, la más alta del último quinquenio. En este último indicador, SOBOCE figura en el lugar 29.

La Fábrica Nacional de Cemento S.A. (FANCESA) también se ubicó como la primera del sector en crecimiento de utilidades, ubicándose en el puesto 27 de 80 empresas analizadas. SOBOCE aparece en el puesto 59.

Este ranking tomó información auditada al 31 de marzo de 2014.

jueves, 3 de septiembre de 2015

Fancesa recibirá el Kawasaki con retraso de más de un año


META PARA ESTE AÑO

Este 2015, ya con las dos líneas de producción funcionando al tope de su capacidad, la meta de FANCESA es superar el 1 millón de toneladas de cemento despachadas al mercado nacional.

La Fábrica Nacional de Cemento S.A. (FANCESA) anunció que en próximos días procederá con la recepción definitiva del proyecto Kawasaki, que fue cuestionado durante su ejecución porque no tuvo una adecuada planificación y porque demandó más presupuesto del inicialmente previsto. Con esta decisión, Polysius, la empresa proveedora de los equipos, que además coadyuvó en el montaje del Kawasaki, quedaría habilitada en el proceso de la licitación que lanzó la empresa chuquisaqueña para su futura planta de producción.

La nueva línea de producción Kawasaki fue inaugurada en mayo de 2013, pero su recepción definitiva no fue posible por problemas de estabilización de las máquinas, especialmente en el horno de calcinación.

Polysius planteó un “cambio en el proceso productivo”, es decir, “cambiar la parte procedimental de ingreso de la materia (piedra caliza) a los hornos y la salida de ésta al horno para la conversión en clínker”, lo que implicaba pagarle un monto adicional de más de 90.000 euros, según había hecho notar en ese entonces el representante de la Gobernación en FANCESA, Rolando Llorenti, quien incluso afirmó que el contrato fue “tan mal realizado” que la garantía solamente llegó a cubrir el 10% del monto total de la inversión, sin establecer tiempo de vencimiento y tampoco tenía claridad en los niveles de responsabilidad.

Otro de los que cuestionó el proyecto fue Juan José Romero y lo hizo notar dentro del Directorio de FANCESA, del que era parte en la pasada gestión. Por ejemplo, dijo que la rehabilitación del Kawasaki fue sin tener siquiera un perfil de proyecto, “de ahí es que el costo de la implementación subió desde 13 millones a 27 millones y terminó en 45 millones de dólares. Ahora se tiene que hacer una planta de prehomogeneización más que va a costar alrededor de $us 10 millones”, cuestionó entonces.

Con eso “puso en duda si realmente convino emplear semejante gasto económico en algo que ya todos conocían, que era un horno Kawasaki que databa de la época de 1967, cuando a un costo similar se podía haber comprado un horno de última línea”.

A todo eso, salió a aclarar el ahora presidente del Directorio, Eduardo Rivero, uno de los promotores del proyecto, justificando que la inversión subió de 4,5 millones a 42 millones de dólares porque antes de ejecutar la refuncionalización del horno Kawasaki, se realizó una reingeniería del mismo para convertirlo en una nueva línea de producción, con lo que se incrementaría su producción de 200 a 775 toneladas de clínker día.

Asimismo, aclaró que cambiar por otro horno nuevo el proyecto iba a demorar mucho tiempo. “Solo vaciar el horno para tener disponible la infraestructura tarda dos años, hubiéramos tardando de tres a cuatro años”, dijo.

Además, sostuvo que una línea de producción de las características del Kawasaki cuesta en otros países entre 70 y 80 millones de dólares. “Ahora tenemos dos hornos paralelos diseñados para producir 2.700 toneladas de clínker día”, defendió.

RESULTADOS
El gerente General interino de FANCESA, Herland Daza, pidió concentrarse más en los resultados que en las observaciones. En esa línea, informó que Polysius alcanzó una producción máxima estable en septiembre del año pasado y actualmente incluso está por encima de su capacidad proyectada.

"De acuerdo a los informes que emite la Gerencia de Operaciones, en este momento la producción del Kawasaki está por encima del valor nominal de 750 toneladas día, hoy estamos recibiendo reportes que superan tranquilamente las 775 toneladas llegando hasta 800 toneladas día (de clínker)", sostuvo.

Eso incidió en la mayor producción de cemento y por ende más ventas, "tanto así que de acuerdo también con los reportes financieros que recibimos, la inversión de este proyecto estaríamos terminando de pagar a mediados de la gestión 2016, por lo cual yo califico como exitosa la implementación del Kawasaki", remarcó.

RECEPCIÓN DEFINITIVA
Respecto a la recepción definitiva que estaba prevista para enero del año pasado, informó que en próximos días cerrarán este trámite. "Hubo un acercamiento con Polysius que exigía el pago del costo de la supervisión por un servicio que supuestamente nos hubieran otorgado; sin embargo, después de las charlas sostenidas logramos que resignaran aquella posibilidad de cobro de la supervisión y cualquier otra situación que ellos pretendieran hacer; en consecuencia, en este momento se están firmando los protocolos correspondientes para la recepción definitiva y estimo que en unos días más estaremos cumpliendo con esto y se hará la recepción definitiva del proyecto Kawasaki", aseveró.

Sobre el cronograma del Kawasaki, Daza consideró que "algunos retrasos han sido justificados y en esa medida la auditoría no reportó ningún daño, ninguna determinación de lucro cesante, no hubo sumas líquidas exigibles. La auditoría mostró solamente observaciones de control interno, entonces en esa medida también creemos positivo cerrar el Kawasaki", subrayó.

NUEVA LICITACIÓN
Consultado sobre si esos cuestionamientos podrían afectar a Polysius en la nueva licitación que lanzó FANCESA, Daza negó esa posibilidad aunque dijo no conocer los alcances del pliego de especificaciones de la convocatoria. “Sin embargo quizá ese haya sido un factor para que Polysius acceda a no recibir lo que estaba exigiendo, quizá, no conozco eso, no ha sido parte de la negociación (que tuvimos)", declaró en una anterior entrevista concedida a un medio televisivo.

Según conoció ayer este diario, Polysius (España) es una de las 15 empresas que ya hizo llegar su propuesta para la nueva licitación. Entre las interesadas también están FL Smith de EEUU, la española CEMEGAL e incluso proveedoras chinas.

FANCESA lanzó a fines de julio pasado la convocatoria internacional para la provisión de equipos y maquinaria destinados a su nueva planta de producción, que se construirá en Sucre bajo la modalidad de administración directa con una inversión de $us 200 millones. El plazo para la entrega de propuestas en sobre cerrado vence el 30 de octubre.