lunes, 21 de septiembre de 2015

Duplicar producción meta para 2019 de COBOCE Cemento

La ruta crítica dentro de la planificación que trazó COBOCE Cemento para los próximos cinco años tiene como meta posicionar marca y ganar mercado en el departamento de Santa Cruz, anunció el gerente de la unidad productiva, Javier Flores.

“Hemos sentado una presencia bastante importante en Santa Cruz con aproximadamente un 10 por ciento del mercado y estamos compitiendo con la empresa Itacamba”, dijo.

“Incrementar la participación en el mercado de Santa Cruz es el objetivo hasta 2019”, subrayó el gerente.

OPORTUNIDADES Los tiempos difíciles marcaron para COBOCE Cemento siempre oportunidades de mayor crecimiento, pero, sobre todo, de proyección empresarial. Y la actual coyuntura económica, que por los anuncios oficiales no se muestra muy auspiciosa para los próximos años, “volverá a disparar iniciativas para hacer negocios inteligentes”, anticipó.

Una forma de hacerlo -y de hecho existen proyectos en marcha- será aprovechar la “posición geopolítica que tiene la empresa en Cochabamba”, señaló el directivo.

Para COBOCE Cemento, los costos operativos son similares cuando se trata de llegar, por ejemplo, con producto terminado a La Paz o Santa Cruz, dos de las urbes más grandes e importantes que tiene el Estado, comentó.

Así planteadas las cosas, Flores tiene un horizonte mayor y habla de emplazar, a mediano plazo, una planta de molienda en Santa Cruz “para sentar presencia definitiva en el mercado”.

Sin embargo, aún no existen decisiones cerradas al respecto, aunque está claro que se tiene que “contar con un molino de alta calidad y capacidad de producción importantes”, complementó Flores.

TRÓPICO Para pisar fuerte en el oriente del país habrá, sin embargo, que establecer plataformas intermedias y COBOCE Cemento también está pensando seriamente en emplazar un molino en el trópico para mejorar su presencia con la apertura de una agencia para brindar un mejor servicio y acompañar el desarrollo de esa región.

“Tener la molienda en el trópico permitirá a COBOCE Cemento llegar con costos operativos altamente competitivos a Santa Cruz, pero también a Beni”, anunció el ejecutivo.

Flores está convencido que en los próximos quince años el Chapare será un polo industrial por excelencia debido a que en la zona están emergiendo varios proyectos como la planta de fertilizantes de urea en la zona de Bulo Bulo y la terminal aérea internacional de Chimoré, mencionó.

HISTORIA La fábrica de cemento de la Cooperativa Boliviana de Cemento Industrias y Servicios (COBOCE Ltda.) está ubicada en la localidad de Irpa Irpa, en el municipio de Capinota.

La fábrica nació oficialmente un 4 de diciembre de 1966, a iniciativa de Jaime Méndez Quiroga.

“Empezamos esta magna obra con muy poco dinero (1.667 dólares) y bajo la incredulidad generalizada de nuestros conciudadanos”, recuerda Méndez en su biografía publicada en 2014.

El fundador también subrayó entonces que para montar la fábrica “estábamos imbuidos de una gran fe en la materialización de los objetivos que nos habíamos trazado”.

Méndez no dejó de mencionar que entonces “contábamos con la confianza en nuestras propias capacidades de ciudadanos bolivianos visionarios, honestos y tenaces, con el común denominador de querer hacer algo para mejorar significativamente las condiciones socioeconómicas de nuestra amada patria”.

La planta lanzó su primera bolsa de cemento el 15 de septiembre de 1972. Entonces trabajaba con una torre de piroproceso y una línea de producción marca Impianti (tecnología italiana), que producia 9 mil bolsas por día de cemento.

En 1993, la empresa culminó la ampliación de la línea productiva con tecnología de la empresa Fuller (actual FLSmith de Estados Unidos), aumentando una torre de precalcinación con lo que COBOCE subió la capacidad de producción a 20 mil bolsas por día.

Sin embargo, el crecimiento constante de la construcción y la proyección del mercado que tiene COBOCE Cemento plantearon la necesidad de seguir ampliando la capacidad de producción de cemento.

En este sentido, para poder cubrir la creciente demanda nacional la empresa, apoyada en los avances tecnológicos de última generación en el mundo, logró subir la capacidad de producción a 30 mil bolsas por día a finales del año 2009.

En junio del año 2013 arrancó la nueva línea de producción de COBOCE marca Polysius (tecnología alemana). Esta nueva línea representa una mejora tecnológica exponencial para que la empresa aumente la producción diaria a 60 mil bolsas por día.

Calidad superior

COBOCE Cemento

como integrante del Instituto Boliviano del Cemento y el Hormigón, está comprometido con el uso y aplicación de la normativa boliviana NB-011 (Cementos: Requisitos y Especificaciones) a fin de cumplir y sobrepasar los parámetros de calidad del cemento y ofrecer al mercado un producto de Alta Calidad como lo es el cemento COBOCE, informó el jefe de Sistemas Integrados de Gestión, Dalibor Cezareo.

Garantía

COBOCE es un fiel creyente de los Sistemas de Gestión de Calidad, Medio Ambiente y Seguridad (ISO 9001, ISO 14001 y OHSAS 18001) ya que las normas brindan cada día, seguridad, precisión, confiabilidad y competitividad, dijo el directivo. Los métodos empíricos son válidos, pero cada día son menos usados, ya que la construcción moderna requiere de cementos de alta resistencia y alta eficiencia al menor costo posible, indicó.

Riguroso control de calidad en el proceso

Para la producción de cemento, la fábrica de COBOCE extrae proximadamente 5 mil toneladas de piedra caliza diariamente para ser trituradas por la chancadora primaria (trituradora de martillos modelo FLSmith), informó su jefe de sistemas integrados de gestión, Dalibor Cezareo.

De esta manera, las piedras, que tienen un diámetro de al menos dos metros, son reducidas en la fábrica a tres pulgadas, indicó el directivo.

PIEDRA La caliza, materia prima para fabricar el cemento, está ubicada a los 3.600 metros sobre el nivel del mar (msnm).

Las vetas de piedra se explotan a cielo abierto.

La piedra caliza es la

materia prima más importante debido al contenido de carbonato de calcio (CaCO3) que posee, sustancia química que, a su vez, define la calidad del material en el proceso, explicó el directivo.

CALIDAD Diaramente se realizan más de 260

ensayos físicos y químicos en la fábrica para supervisar detalladamente la calidad del producto, explicó el jefe de Gestión Integral de la empresa.

El proceso abarca, además, desde la explotación de la materia prima hasta el embolsado del cemento, subrayó.

El producto muestra cada día uniformidad, estabilidad y calidad, acotó.




No hay comentarios:

Publicar un comentario