jueves, 3 de septiembre de 2015

Fancesa recibirá el Kawasaki con retraso de más de un año


META PARA ESTE AÑO

Este 2015, ya con las dos líneas de producción funcionando al tope de su capacidad, la meta de FANCESA es superar el 1 millón de toneladas de cemento despachadas al mercado nacional.

La Fábrica Nacional de Cemento S.A. (FANCESA) anunció que en próximos días procederá con la recepción definitiva del proyecto Kawasaki, que fue cuestionado durante su ejecución porque no tuvo una adecuada planificación y porque demandó más presupuesto del inicialmente previsto. Con esta decisión, Polysius, la empresa proveedora de los equipos, que además coadyuvó en el montaje del Kawasaki, quedaría habilitada en el proceso de la licitación que lanzó la empresa chuquisaqueña para su futura planta de producción.

La nueva línea de producción Kawasaki fue inaugurada en mayo de 2013, pero su recepción definitiva no fue posible por problemas de estabilización de las máquinas, especialmente en el horno de calcinación.

Polysius planteó un “cambio en el proceso productivo”, es decir, “cambiar la parte procedimental de ingreso de la materia (piedra caliza) a los hornos y la salida de ésta al horno para la conversión en clínker”, lo que implicaba pagarle un monto adicional de más de 90.000 euros, según había hecho notar en ese entonces el representante de la Gobernación en FANCESA, Rolando Llorenti, quien incluso afirmó que el contrato fue “tan mal realizado” que la garantía solamente llegó a cubrir el 10% del monto total de la inversión, sin establecer tiempo de vencimiento y tampoco tenía claridad en los niveles de responsabilidad.

Otro de los que cuestionó el proyecto fue Juan José Romero y lo hizo notar dentro del Directorio de FANCESA, del que era parte en la pasada gestión. Por ejemplo, dijo que la rehabilitación del Kawasaki fue sin tener siquiera un perfil de proyecto, “de ahí es que el costo de la implementación subió desde 13 millones a 27 millones y terminó en 45 millones de dólares. Ahora se tiene que hacer una planta de prehomogeneización más que va a costar alrededor de $us 10 millones”, cuestionó entonces.

Con eso “puso en duda si realmente convino emplear semejante gasto económico en algo que ya todos conocían, que era un horno Kawasaki que databa de la época de 1967, cuando a un costo similar se podía haber comprado un horno de última línea”.

A todo eso, salió a aclarar el ahora presidente del Directorio, Eduardo Rivero, uno de los promotores del proyecto, justificando que la inversión subió de 4,5 millones a 42 millones de dólares porque antes de ejecutar la refuncionalización del horno Kawasaki, se realizó una reingeniería del mismo para convertirlo en una nueva línea de producción, con lo que se incrementaría su producción de 200 a 775 toneladas de clínker día.

Asimismo, aclaró que cambiar por otro horno nuevo el proyecto iba a demorar mucho tiempo. “Solo vaciar el horno para tener disponible la infraestructura tarda dos años, hubiéramos tardando de tres a cuatro años”, dijo.

Además, sostuvo que una línea de producción de las características del Kawasaki cuesta en otros países entre 70 y 80 millones de dólares. “Ahora tenemos dos hornos paralelos diseñados para producir 2.700 toneladas de clínker día”, defendió.

RESULTADOS
El gerente General interino de FANCESA, Herland Daza, pidió concentrarse más en los resultados que en las observaciones. En esa línea, informó que Polysius alcanzó una producción máxima estable en septiembre del año pasado y actualmente incluso está por encima de su capacidad proyectada.

"De acuerdo a los informes que emite la Gerencia de Operaciones, en este momento la producción del Kawasaki está por encima del valor nominal de 750 toneladas día, hoy estamos recibiendo reportes que superan tranquilamente las 775 toneladas llegando hasta 800 toneladas día (de clínker)", sostuvo.

Eso incidió en la mayor producción de cemento y por ende más ventas, "tanto así que de acuerdo también con los reportes financieros que recibimos, la inversión de este proyecto estaríamos terminando de pagar a mediados de la gestión 2016, por lo cual yo califico como exitosa la implementación del Kawasaki", remarcó.

RECEPCIÓN DEFINITIVA
Respecto a la recepción definitiva que estaba prevista para enero del año pasado, informó que en próximos días cerrarán este trámite. "Hubo un acercamiento con Polysius que exigía el pago del costo de la supervisión por un servicio que supuestamente nos hubieran otorgado; sin embargo, después de las charlas sostenidas logramos que resignaran aquella posibilidad de cobro de la supervisión y cualquier otra situación que ellos pretendieran hacer; en consecuencia, en este momento se están firmando los protocolos correspondientes para la recepción definitiva y estimo que en unos días más estaremos cumpliendo con esto y se hará la recepción definitiva del proyecto Kawasaki", aseveró.

Sobre el cronograma del Kawasaki, Daza consideró que "algunos retrasos han sido justificados y en esa medida la auditoría no reportó ningún daño, ninguna determinación de lucro cesante, no hubo sumas líquidas exigibles. La auditoría mostró solamente observaciones de control interno, entonces en esa medida también creemos positivo cerrar el Kawasaki", subrayó.

NUEVA LICITACIÓN
Consultado sobre si esos cuestionamientos podrían afectar a Polysius en la nueva licitación que lanzó FANCESA, Daza negó esa posibilidad aunque dijo no conocer los alcances del pliego de especificaciones de la convocatoria. “Sin embargo quizá ese haya sido un factor para que Polysius acceda a no recibir lo que estaba exigiendo, quizá, no conozco eso, no ha sido parte de la negociación (que tuvimos)", declaró en una anterior entrevista concedida a un medio televisivo.

Según conoció ayer este diario, Polysius (España) es una de las 15 empresas que ya hizo llegar su propuesta para la nueva licitación. Entre las interesadas también están FL Smith de EEUU, la española CEMEGAL e incluso proveedoras chinas.

FANCESA lanzó a fines de julio pasado la convocatoria internacional para la provisión de equipos y maquinaria destinados a su nueva planta de producción, que se construirá en Sucre bajo la modalidad de administración directa con una inversión de $us 200 millones. El plazo para la entrega de propuestas en sobre cerrado vence el 30 de octubre.


No hay comentarios:

Publicar un comentario