domingo, 20 de diciembre de 2015

Cooperativismo se expande con Responsabilidad Social de COBOCE

Elizabeth Juchani era, hasta hace poco más de dos meses, una ama de casa. Ahora está a punto de convertirse en gerente propietaria de una repostería que proyecta ser un referente en Yatamoco (Capinota), su tierra natal.

Ella forma parte de una de las más de 1.200 familias capinoteñas que fueron capacitadas en el marco de un programa de Responsabilidad (RS) denominado “Generando emprendimientos con valores”, que es promovido por la Cooperativa Boliviana de Cemento, Industrias y Servicios (COBOCE Ltda.) en alianza con la holandesa ICCO - Coperation.

Cada uno de los beneficiarios, provenientes de al menos 23 comunidades de Capinota, invirtieron un poco más de dos meses de su tiempo, con el objetivo de mejorar su calidad de vida, al igual que Elizabeth.

La recompensa por el esfuerzo les llegó a todos el pasado viernes, cuando culminó su ciclo de estudios, con una importante actividad que se desarrolló en el coliseo cerrado de Capinota.

Ese día, las mujeres implicadas en la transformación de productos -en rubros como repostería, tejidos y demás- recibieron sus certificados de capacitación e importantes incentivos por parte de COBOCE Ltda. e ICCO - Coperation.

El gerente de Sistemas Integrados de Gestión de COBOCE, José Luis Rendón, especificó que se destinó más de 800 mil bolivianos para satisfacer los requerimientos de las comunidades emprendedoras de Capinota.

RÉPLICAS Desde el punto de vista del vicepresidente del Comité Organizador de la Cooperativa de Productores de Leche y Horticultores de Capinota (Coprolehc), Jhonny Arce, gracias al programa de RSE, el modelo cooperativista cobociano se está replicando y “el primer hijo de COBOCE es Coprolehc”, aseveró.

Arce, en el marco del evento anunció la conformación de Coprolehc, a tiempo de detallar que de momento hay dos centenares de afiliados. El objetivo es llegar a 300 y posteriormente establecerse en el país, a ejemplo de COBOCE.

INCENTIVO Para incentivar a este sector y otros más, las autoridades de COBOCE, entre ellas el gerente general de COBOCE, Iván Villca, entregaron insumos agropecuarios (fertilizantes, fungicidas, insecticidas, abonos, foliares semillas y otros).

A emprendedores de otros rubros se les otorgó motofumigadoras, desbrozadoras de malezas, tachos de aluminio para leche, hornos, entre otros insumos con innovación tecnológica, por un valor de más de 800 mil bolivianos.

Además, para que las mujeres inicien sus emprendimientos, se les entregó un capital de arranque que podrán pagarlo en un año y sin intereses.

INICIO El gerente general de COBOCE, Iván Villca, dijo que pese a que el programa RS de la Cooperativa recién cumplirá un año, ya está dando sus primeros frutos.

“Queremos que la gente asuma la responsabilidad sobre su futuro y a través de la ayuda mutua puedan generar sus propias oportunidades de trabajo”, aseveró Villca.

Marzo

de 2015

El Programa de Responsabilidad Social de la Cooperativa Boliviana de Cemento, Industrias y Servicios (COBOCE Ltda.), en coordinación con ICCO - Coperation se firmó en marzo de 2015.

Inicialmente se prevé que tenga una durabilidad de tres años.

Mujeres al mando de una transformadora de leche

Un grupo de mujeres lecheras de Capinota que, por falta de capacitación, solo sabía elaborar quesillo con la leche que ordeñaba, recién creó la Asociación Transformadora de Lácteos “La Capinoteña”, que ahora produce más de media decena de derivados de ese producto, gracias al Programa de Responsabilidad Social de la Cooperativa Boliviana de Cemento, Industrias y Servicios (COBOCE Ltda.), en coordinación con ICCO - Coperation, “Generando emprendimientos con valores”.

La conformación de la Asociación es resultado de unos talleres que se dieron a los lecheros de diferentes comunidades de Capinota, en el marco del RS de COBOCE.

DIVERSIFICACIÓN DE PRODUCTOS La mayoría de las mujeres que pertenece a la Asociación jamás imaginó, por ejemplo, elaborar yogur con la leche que ordeñaba.

Actualmente, no solo saben hacer una variedad de yogur, sino cuatro: el frutado, bebible, aflanado y batido. Además de refresco de suero y dos variedades de queso, el madurado y el requesón.

El gerente de Sistemas Integrados de Gestión de COBOCE, José Luis Rendón, comentó que estos talleres han sido de mucho beneficio para las familias capinoteñas, considerando que antes solo sabían elaborar quesillos que eran comercializados a precios bajos en los mercados de la ciudad.

INCENTIVOS Con el objetivo de impulsar este emprendimiento, el pasado viernes COBOCE Ltda. e ICCO - Coperation otorgaron desbrozadoras de malezas, motofumigadoras y tachos de aluminio a las mujeres.

El valor de los insumos supera los 40 mil bolivianos.

Tras recibir esto, las mujeres lecheras de capinota se plantearon optimizar su nivel de producción, ampliar su oferta de productos y otras metas que les permitan participar en muestras feriales como la Feria Internacional de Cochabamba (Feicobol) que se desarrollará en abril de 2016.

Cifras

Capacitación

El Instituto de Formación Técnica Integral, (IFFI), se encargó de capacitar a las familias de Capinota en diferentes áreas.

Enseñaron desde tejido hasta la crianza de cerdos.

Inversión

El Programa de Responsabilidad Social (RS) de la Cooperativa Boliviana de Cemento, Industrias y Servicios (COBOCE Ltda.), en coordinación con ICCO - Coperation “Generando emprendimientos con valores”, demanda una inversión total de 900 mil dólares que se distribuirán en tres años de

trabajo.

Del total, el 78 por ciento es aportado por la cooperativa.

Experiencia

Para perfeccionar la producción lechera en Capinota, el programa de RS de COBOCE gestionó la visita de los productores capinoteños a emprendimientos similares en otros departamentos del país, como Llallagua (Potosí) y Tiwanacu (La Paz).

Opiniones.

Miriam Gamarra

Técnica en alimentos

Lo que me ha gustado de este grupo al que he capacitado es que, como viven en comunidad, le gusta que cualquier proyecto que se desarrolle se lo hagan en grupo.

Eso es algo que yo valoro mucho a las señoras de Yatamoco porque ellas, al igual que un hombre, son jornaleras, pero se dan tiempo para ir a las clases de repostería.

Por eso, me voy muy satisfecha de haberles enseñado.

Tatiana Collazos

Resp. IFFI

Nosotros somos representantes de IFFI y hemos estado a cargo del componente de género, en ese marco hemos capacitado a varias mujeres y obtenido muy buenos resultados, Por esa razón hay mucha demanda de otras mujeres que no han accedido nunca a capacitación técnica ni comercial que hemos dado.

También se les ha prestado platita para que adquieran equipamiento o materia prima para emprender sus negocios.

Maribel Flores

Resp. “Madre Cándida”

El club de madres “Madre Cándida” trabaja con el IFFI desde julio y estamos en la segunda etapa de capacitación.

Tejemos a máquina todo tipo de prendas, desde chompas para niños, hasta bufandas para mayores.

Creo que esto mejorará la situación económica de las mujeres que formamos parte de este club de madres.

Mi deseo es que el grupo de mujeres emprendedoras

crezca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario