miércoles, 8 de junio de 2016

Fancesa y transportistas instalan mesa de diálogo


TOME EN CUENTA

El pasado 31 de mayo, el Directorio de FANCESA decidió reducir el precio del flete por bolsa de cemento de Bs 18,50 a 16,50 al mercado de Santa Cruz. Hasta hoy sólo se cumple esa rebaja con el transporte libre, no así con el sindicalizado.

Mientras el gobernador Esteban Urquizu salió a recriminar al transporte pesado sindicalizado por sus paros que perjudican a FANCESA, los ejecutivos de la empresa empezaron a negociar con la dirigencia del sector la rebaja del flete, una decisión tomada por el directorio la pasada semana y cuyo cumplimiento todavía es parcial.

"Hemos iniciado el diálogo y escuchamos atentamente las propuestas", dijo Carlos Mora, tras la reunión de ayer que se prolongó por casi cuatro horas en las oficinas de FANCESA.

Sin embargo, el dirigente observó que la decisión tomada por el directorio de la empresa carece de respaldo técnico porque no hay un estudio al respecto.

"Nos sorprende cómo el Gobernador se animó a lanzar la rebaja del flete sin antes realizar un estudio", remarcó al recordar que para fijar el nuevo precio del flete se hizo un estudio a cargo de la misma empresa.

"Anteriormente hubo una subida del flete (de Bs 16,50) a Bs 18,50 y ha sido bajo un estudio por kilómetro recorrido que ellos prepararon técnicamente", agregó.

Asimismo, Mora dijo que ahora analizarán con sus bases las propuestas de FANCESA para aceptarlas o rechazarlas.

Indicó también que pidieron una reunión con el directorio de la cementera para debatir estos temas.

Mencionó que el sector sindicalizado ya dio muestras de "flexibilidad" bajando en 50 centavos el precio del flete al departamento de La Paz.
Por su parte, los ejecutivos de FANCESA harían conocer hoy un informe sobre esta reunión a los miembros del Directorio.

REACCIONES
Ayer, el gobernador Esteban Urquizu respondió a la dirigencia del sector que lo acusó de atentar contra la economía del transporte con la rebaja del flete.

“Ellos viven de la fábrica y al mismo tiempo bloquean a la fábrica y cuando dejan de bloquear quieren otra vez volver a transportar. Yo les digo no tienen sangre en la cara los transportistas, vergüenza ya es”, reprendió.

Urquizu lamentó que en cada movilización nacional de los transportistas Sucre sea la más perjudicada, lo que seguramente se debe a la falta de asesoramiento orgánico y hasta político.

Por ejemplo, en el reciente conflicto del sector “Chuquisaca ha sido la primera en bloquear, cuando los demás departamentos no han salido a bloquear, entonces a dónde apuntan (…), aquí debe haber un tinte político para perjudicar a la fábrica y a Sucre”, señaló.

El alcalde de Sucre, Iván Arciénega, también reaccionó contra el sector sindicalizado y consultado sobre la agresión a un transportista no agremiado, afirmó que “desde luego que eso se convierte en delito”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario