domingo, 11 de septiembre de 2016

Soboce afronta su avanzada cementera



Al ingreso de la planta que se despliega en 10 hectáreas, se yergue la construcción de las diferentes áreas de la duodécima ampliación, y quizá la más importante, que habrá llevado a cabo la Sociedad Boliviana de Cemento (Soboce) en la Fábrica de Cemento Viacha.

A las 11:00, las actividades de construcción están en pleno y se divisan unos 200 metros antes de llegar a las instalaciones, desde la loma, que a cuyos pies se halla la hondonada donde en 1928 se estableció la factoría. Hoy, allí, algo más de 280 trabajadores -200 en construcción civil, 25 en ingeniería, 25 en supervisión de construcción y 35 en montaje- laboran de lunes a viernes de 8:00 a 18:00, con su respectivo tiempo de almuerzo al mediodía, para cumplir el cronograma que marca julio como fecha de inicio de operaciones de la ampliación.

Las obras civiles comenzaron en noviembre del año pasado; el pasado mes se inició el montaje industrial y hoy el proyecto presenta un avance de algo más del 45%. La información que provee Soboce afirma que a la fecha ya está comprometido más del 50% del presupuesto. La inversión total del proyecto Illimani LP 12 supera los 550 millones de bolivianos (80,2 millones de dólares).

Las tareas están distribuidas en las edificaciones de un nuevo silo, de la nueva y más grande plataforma de despacho -donde estarán la ensacadora rotativa y la paletizadora-, del área de manejo de materias primas, de los filtros y del montaje del molino vertical FL Smidth, de tecnología alemana.

¿Qué implica la instalación de una paletizadora? Con la puesta en marcha de la nueva unidad, los sacos de cemento se someterán a un proceso de empaquetado en palets. Un palet de cemento puede contener hasta 40 sacos de 50 kilogramos cada uno (lo que sucede con Cemento Viacha). Pero hay también palets que constan de 48 sacos de 25 kilogramos cada uno.

El trabajo duro
El frío y el viento invernal del altiplano no impidieron en julio que, durante 15 días de trabajo continuo día y noche, se construyera la estructura principal del silo de 12 metros de alto, con capacidad para acopiar 5.000 toneladas de cemento. "Estaba haciendo mucho frío y tuvimos que utilizar hormigón preparado con agua hirviendo para que no se congele”, recuerda el gerente nacional de proyectos, Álvaro Andrade.

El ingeniero no quita la vista de las obras tras sus lentes de protección, un instrumental que -junto a botas especiales, casco y ropa provista por la empresa- todos llevamos en la factoría por las altas exigencias en seguridad industrial, y explica: "El método constructivo de este silo es de deslizado continuo. Es decir, se empieza a construir y se arma un encofrado que va subiendo constantemente para garantizar que sea impermeable, ya que si lo hacemos por partes podría haber una fuga y no sería impermeable. Además no debe dejar que salga el polvo”.

A finales de agosto llegaron las piezas del molino vertical, el primero en su tipo a ser instalado en Bolivia y que es parte de las inversiones incluidas en el plan estratégico de modernización de operaciones y ampliación de capacidad productiva de la planta de Cemento Viacha. El traslado desde el puerto de Matarani, Perú, no fue fácil, el peso de todas las piezas llegaba a 329 toneladas, por lo que fue necesario distribuirlas en 23 camiones especiales, con camas bajas y con muchos ejes de ruedas para distribuir el peso. En su recorrido fueron acompañados por efectivos policiales, tanto en el territorio peruano como en el boliviano, porque hubo que interrumpir el tráfico en varios tramos debido al alto y al ancho de las partes que eran transportadas.

Esa primera llegada constituye sólo el 10% de los componentes de los equipos del proyecto que llegarán de Dinamarca, México, China, India, Estados Unidos, Brasil, Italia y Turquía, entre otros países. El proyecto comprende el montaje de 4.000 toneladas, entre equipos, estructuras metálicas y fabricaciones locales; al menos 3.000 toneladas son elaboradas en fábricas del país.

Lo último en tecnología
Por la ubicación de la planta, el molino vertical de cemento no sólo será el primero en su tipo en Bolivia, sino también el ubicado a mayor altura en toda América. "La tecnología de la línea nueva de Cemento Viacha, con este molino, es lo que se llama state of the art technology, es decir, es lo último que existe en tecnología productiva, en eficiencia energética y en sistemas de control ambiental”, destaca el gerente.

Con la última tecnología del molino vertical se reducirá el consumo de energía eléctrica porque producirá cementos de alta fineza, los cuales permiten adicionar más material crudo y menos clínker, cuyo proceso de elaboración es el que más energía consume. La planta de Cemento Viacha posee la mayor capacidad instalada para producir clínker y cemento del país; supera las 900 mil toneladas por año. Con el proyecto Illimani LP 12 se concretará 136% de incremento, lo que significa que se alcanzará a dos millones de toneladas por año.

Parado en medio de las obras de ampliación, Andrade señala construcciones de al menos 20 metros de alto ubicadas a su derecha y dice: "Ese edificio que ves es un filtro; se está invirtiendo mucho en control de emisiones ambientales. Los edificios más grandes que ves, esos de allá, también son filtros para el control de emisiones”. El Reglamento Ambiental del Sector Industrial Manufacturero (RASIM) permite emisiones de hasta 300 miligramos de partículas en suspensión por metro cúbico. "Nuestros sistemas emitirán 20, ésa es la garantía, porque están fabricados de acuerdo con la norma europea. Ahora mismo en las chimeneas que despachan los gases calientes está todo filtrado”, alega el ingeniero.

Con la ampliación, la capacidad productiva de todas las plantas de Soboce subirá de 1,6 millones de toneladas por año a más de 2,9 millones de toneladas. En los últimos 10 años la empresa invirtió 179 millones de dólares; y entre 2015 y 2019 prevé invertir más de 270 millones de dólares para desarrollar su plan estratégico.

Soboce pretende consolidar dos polos productivos. Uno en el occidente, con la planta de cemento Viacha, y otro en el oriente, con la planta de Yacuses.

No hay comentarios:

Publicar un comentario