viernes, 24 de marzo de 2017

Alcalde solicita junta de accionistas en Fancesa


ACCIONISTAS

Las acciones de FANCESA pertenecen a la Gobernación de Chuquisaca, con una participación del 33.34%, la Alcaldía de Sucre posee el 33.33% y la Universidad San Francisco Xavier, el restante 33.33%.

La complicada situación por la que atraviesa FANCESA será analizada por la máxima instancia de decisión de la empresa chuquisaqueña, la junta de accionistas, que está conformada por la Alcaldía de Sucre, la Gobernación y la Universidad San Francisco Xavier.

La reunión fue solicitada por el alcalde de Sucre, Iván Arciénega, con carácter de emergencia por la difícil coyuntura en la que está sumida desde fines de enero la industria del cemento en el país.

“La Alcaldía, como copropietaria, está pidiendo una reunión de copropietarias, tenemos ya reportes de lo que se trabajó a nivel del directorio y de las gerencias, pero por una situación muy especial y difícil que está viviendo nuestra fábrica, la Alcaldía está solicitando una reunión de copropietarias”, informó el burgomaestre Iván Arciénega.

FANCESA redujo sus despachos de cemento a Santa Cruz, su principal mercado, donde encontró problemas de comercialización por la época de lluvias, el Carnaval, la baja inversión pública y el robustecimiento de la competencia.

El Alcalde dijo que espera recibir informes de las gerencias de área con relación a lo que hicieron para enfrentar esta crisis.

Consultado sobre la construcción de una nueva fábrica de cemento en Potosí, el tercer mercado en importancia de FANCESA, dijo que "nosotros tenemos que pensar desde la situación del interés departamental", aunque afirmó que los ejecutivos ya debieron haber tomado las previsiones porque esta posibilidad se viene hablando desde hace varios años.

"Esto no es nuevo, esta noticia ya se venía desde hace mucho tiempo, entonces vamos a pedir a nuestros gerentes y al directorio un informe correspondiente sobre todo de una propuesta, de un plan de contingencia y manejo especial para lo que se está viniendo en la industria del cemento en Bolivia", remarcó.

Por su parte, el ex director de FANCESA Jhon Cava sostuvo que esta situación difícil se pudo haber evitado si la empresa habría encarado la construcción de su nueva línea de producción oportunamente.

"Estoy muy apenado porque en su momento el MAS y su aliado, el transporte pesado, no permitieron que las decisiones empresariales y sobre todo una visión de crecimiento empresarial y comercial haya primado para que podamos agilizar la nueva línea de producción, que hoy recién está en proceso de adjudicación cuando el año pasado ya deberíamos haber concluido", aseveró.

Cava considera "muy sospechoso" que el Gobierno central haya inaugurado la planta de cemento de ITACAMBA en Santa Cruz. "Al parecer el Gobierno está muy comprometido con esta inversión extranjera", dijo.

Con relación a las nuevas fábricas en Oruro y en Potosí, financiadas con recursos estatales, Cava sospecha que por decisiones desde lo más alto en el Movimiento Al Socialismo (MAS) se busca no dejar crecer a FANCESA y por ello los directores de la Gobernación tanto se opusieron a la expansión empresarial en Santa Cruz para que ahora, cuatro años después, recién quieran hacerlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario