viernes, 17 de marzo de 2017

Sobra cemento

Ejecutivos de la empresa Fancesa informaron que 550 camiones están cargados de cemento en Santa Cruz sin poder entregarlo, debido a que ha caído la demanda del producto.

Eso querría decir que incluso la subsidiaria Concretec, que opera en Santa Cruz, ha disminuido el uso de cemento, que solía mezclar con ripio traído de El Chapare (340 kilómetros), por razones que la empresa estatal debiera explicar.

Fuentes muy bien informadas sobre el comportamiento de la industria del cemento dicen que el consumo ha disminuido en 30% en los últimos meses, con tendencia a empeorar.

Todo esto tendría que ver con la saturación que se da en el sector de la oferta de bienes inmuebles, después de varios años de estar recibiendo inverosímiles y millonarios montos de inversión.

Un informe publicado en El Deber de Santa Cruz en enero pasado reveló que los propietarios de casas y departamentos de “alta gama” estaban disminuyendo en 50% sus expectativas de utilidades, debido a que ha caído la demanda.

La fiebre constructora podía haber seguido creciendo sin freno porque los recursos que la originan son casi inagotables, pero ya se observa que quienes los manejan están diversificando sus horizontes.

El misterio de cómo afecta el dinero ilegal a la economía formal, la que se mide en las estadísticas oficiales, aun no se ha resulto, pero hay algunas ideas.

Noticias de misteriosos nuevos compradores de mineral que han aparecido en Potosí tiene inquietos a los rescatadores tradicionales, porque pagan montos irracionalmente altos, como si no les importara el precio al que deberán vender el mineral ya concentrado.

La importación de bienes de países vecinos, como Argentina, está registrando una realidad muy extraña de precios. Los vinos argentinos cuestan menos en La Paz o Santa Cruz que en Tarija e incluso que en Argentina.

El 30 de septiembre pasado, en esta columna informamos: Un total de 361 empresas de la construcción dejaron de operar en lo que va de este año, con lo que el sector que más había estado creciendo se incorpora a la crisis generalizada.

La información fue difundida por la Cámara de la Construcción de Santa Cruz, aclarando que 50 de esas empresas cerradas estaban en el departamento oriental.

Javier Arze, gerente de Cadecocruz, dijo que las estadísticas oficiales dicen que la construcción creció en 10%, pero en realidad el crecimiento fue de 7,45%. La contradicción, dijo es que el gobierno toma en cuenta los proyectos estratégicos “que están en manos de extranjeros, por lo que no se puede hablar de crecimiento cuando las utilidades son enviadas al exterior”.

Seis meses después, ese panorama ha empeorado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario