domingo, 19 de marzo de 2017

Yacuses ya produce para acabar con la importación de cemento



La nueva planta de Itacamba permitirá a Bolivia prescindir de la importación de cemento para abastecer la pujante industria nacional de la construcción y abrirá a futuro a la producción boliviana de este insumo las puertas de otros mercados.

El complejo industrial se encuentra en la población de Yacuses, en la provincia cruceña Germán Busch, en un lugar próximo a importantes yacimientos de piedra caliza, principal insumo para la producción del material de construcción, una actividad que entre 2006 y 2015 registró un crecimiento anual promedio de 9%.

“Gracias a la implementación de la primera planta integral de cemento del oriente boliviano en Yacuses, Bolivia no dependerá más de la importación de cemento, ya que tenemos la capacidad para atender este déficit y apoyar al desarrollo de las grandes obras en el país”, informó a La Razón Alexander Capela, gerente general de la cementera.

En 2016, por ejemplo, el consumo del mercado nacional superó los 3,9 millones de toneladas (t), de los que aproximadamente 400.000 t (el 10,25%) se compraron en el exterior, según datos de Itacamba.

La Planta Integral de Cemento Yacuses, inaugurada el 11 de febrero, tiene una capacidad de producción de 950.000 toneladas (t) al año y se construyó con una inversión total de $us 260 millones. El 50% de esos recursos proviene de aportes de los socios de la cementera y el otro 50% de un crédito otorgado por los bancos de Crédito, Mercantil Santa Cruz, Nacional de Bolivia, Unión, Ganadero y BISA. “Ha sido el mayor préstamo otorgado por el sistema financiero de Bolivia a una empresa nacional”, destacó Capela.

PLAN. Con la factoría, la compañía aumenta su capacidad de producción de 250.000 t —que le proporcionaba su molienda de Puerto Quijarro— a 1,2 millones de t. “Sin embargo, si el mercado así lo requiere, podemos realizar una nueva inversión que duplique nuestra producción”, subrayó el ejecutivo.

Al estar el complejo ubicado a 590 kilómetros de la capital cruceña, la empresa llevará el producto hasta otros mercados por tren, hasta su centro de distribución en Guaracachi (Santa Cruz); en cisternas con capacidad de hasta 30 toneladas, para el transporte de cemento a granel; y en camiones convencionales. Toda esta actividad generará más de 500 empleos directos e indirectos.

“Cuando la planta de Yacuses opere en su plena capacidad generará al Estado ingresos equivalentes a unos Bs 180 millones al año por concepto de impuestos”, calculó Capela.

Con las nuevas inversiones, Itacamba Cemento buscará este año “el liderazgo en Santa Cruz” y tendrá una “fuerte presencia en Beni, Pando y parte de Tarija”, aunque también está preparada “para atender cualquier punto del país”.

“Santa Cruz, que consume un tercio (1,3 millones de t al año) de la demanda nacional, es el mercado más dinámico del país y el más afectado con el déficit de cemento pues, al no contar con una planta productora, debía importarlo. Sin embargo, a partir de la inauguración de la planta el déficit será historia y se evitará la importación de este insumo”, destacó el gerente.

Sociedad de crecimiento

Empresas

Itacamba Cemento SA es una empresa nacional conformada por la boliviana Compañía de Cemento Camba, la brasileña Votorantim Cimentos y la española Cementos Molins. Cada una de estas compañías posee un 33% de las acciones de la cementera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada