martes, 25 de abril de 2017

“La Fábrica Nacional de Cemento va camino al abismo”



Lamentablemente, los hechos recientes sobre la disminución de ventas en el principal mercado de FANCESA, que es la ciudad de Santa Cruz, nos mueven a efectuar un rápido análisis de las causas y el futuro de la fábrica chuquisaqueña, que se presenta muy poco alentador de no tomarse las medidas que el caso aconseja.

Para nadie es desconocido que fue demasiado tarde la decisión de llevar adelante la nueva línea de producción, en un insólito hecho que inviabilizó la ampliación hace por lo menos tres años, después de haber sido aprobado por todo el directorio de ese entonces conjuntamente a la Junta de accionistas.

La oposición política de los representantes de la Gobernación, apoyada por la Universidad en franca contradicción con lo dispuesto por el Consejo Universitario, ocasionó serios daños económicos, por el orden de los 100 millones de dólares, al no percibirse las correspondientes regalías con una producción adicional de 1 millón de toneladas por año.

Pero el peor daño es la pérdida de mercado cuando Itacamba inauguró hace poco su nueva línea, copando de a poco el mercado de Santa Cruz con la introducción de 60.000 bolsas diarias de cemento y a menor costo que el de nuestra industria. ¿Se tendrá el valor suficiente de iniciar juicios de responsabilidades a quienes causaron semejante daño justificando que de los errores se aprende? No todo está perdido; aún se puede salvar a la factoría, si se toman medidas extremas como:

a) La remoción total del directorio, en el entendido de que por parte de la Gobernación y la Alcaldía, sus representantes no responden a cabalidad a las exigencias de un cuerpo colegiado eminentemente técnico y con esencial experiencia en el manejo empresarial. En cuanto a la Universidad, por la excesiva carga de trabajo que desempeñan sus autoridades en la atención que se merece el más importante centro de estudios de Chuquisaca, descuidan la conducción de FANCESA. Por tal motivo debe designar sus representantes de igual forma con amplia formación técnica-empresarial.

b) Por la absoluta necesidad de tomar decisiones de trascendencia en el inmediato futuro, este directorio debe sesionar en forma permanente, en el horario normal de trabajo. Y tomar como primera medida la homologación de un costo del cemento similar al de la competencia.

c) Siendo los brazos operativos las subsidiarias Concretec, Sermisud y Sucremet, se las debe potenciar al máximo, especialmente a la primera, que consumirá toda la producción excedentaria.

d) La institucionalización de todos los cargos ejecutivos, buscando los profesionales idóneos y efectuando paralelamente, una racionalización de cargos y funcionarios.


No hay comentarios:

Publicar un comentario