viernes, 9 de noviembre de 2018

Obras en cementera estatal de Potosí registran avance del 48%



La obra física en la construcción de la fábrica de cemento en Potosí alcanzó el 48% y se prevé que inicie la producción de 1,3 millones de toneladas de bolsas por año desde noviembre de 2019, manifestó ayer el vicepresidente del Estado, Álvaro García Linera, después de una inspección.

El también presidente de la Asamblea Legislativa Plurinacional —acompañado del gerente técnico de la planta, Jorge Ágreda, y del representante del consorcio, Subino Andrade— constató el avance físico en un recorrido que aprovechó también para saludar a los trabajadores.

El proyecto que se edifica en la zona de Chiutara, del Distrito 13 de la capital potosina, tiene una inversión de 241,1 millones de dólares, que con el capital de operación supera los 300 millones de dólares. Se trata de uno de los emprendimientos más grandes del país que encara la Empresa Pública de Cementos de Bolivia (Ecebol).

“He venido a visitar a los más de mil trabajadores que están construyendo la fábrica de cemento del pueblo potosino, es una construcción gigantesca, es una ciudadela industrial en movimiento que va a producir una bolsa de cemento por segundo; estamos en un 48% de avance de la obra”, manifestó.

Explicó que se trata de la inversión económica más grande realizada en el departamento en los últimos 30 años, lo que convierte a Potosí en un centro industrial. Los guías explicaron al Vicepresidente que la materia prima llegará en forma de “bola dura”, trozos grandes, que pasarán por una trituradora para reducirlos a fragmentos manejables. Asimismo, se mostró el silo donde se almacenará el producto final y desde donde será trasladado en bolsas de distinto peso.

También se informó que la planta cumple con todos los requerimientos y estándares de aire limpio, tanto a escala nacional como internacional, porque posee más de 30 filtros colectores de polvo y los sistemas de transporte son cerrados.

Además que el proceso de elaboración será controlado con tecnología de punta para mantener la calidad del producto.

García Linera recordó que el desarrollo industrial de Potosí es gracias a la nacionalización de los hidrocarburos y la unidad de los bolivianos.

Bolivia dejará de importar asfalto y usará cemento potosino para vías

Bolivia, por instrucción del presidente Evo Morales, dejará de importar pavimento flexible y priorizará el uso del cemento potosino para la construcción de nuevas carreteras en el país.

Así lo anunció ayer el vicepresidente del Estado, Álvaro García Linera, quien anunció que se sustituirá el asfalto, que es un derivado del petróleo, por cemento con la finalidad de dinamizar más el consumo del producto potosino, sin dejar de lado el orureño.

“Quiero adelantarles el día de hoy (8 de noviembre de 2018), algo muy importante: aquí, delante de este diseño de este horno y de aquel silo de cemento que mide más de 110 metros, que el presidente Evo (Morales) ha instruido que todas las carreteras, a partir de ahora y para adelante, van a ser con cemento”, anunció de manera oficial.

“Potente, potente che”. Esa fue la primera impresión del vicepresidente cuando vio las estructuras montadas para la cementera. “Estoy orgulloso, es una obra monstruosa”, complementó visiblemente admirado.

Ayer se cumplió una inspección ocular a la fábrica de cemento que se construye en la comunidad de Chiutara, en el distrito 18 de la jurisdicción municipal de Potosí.

“Esperemos que esto esté para ser entregado para sacar las primeras bolsas de cemento el año que viene cuando estemos nuevamente celebrando el nuevo aniversario de nuestro querido departamento de Potosí. Ojala que estemos aquí en una gran fiesta”, dijo García Linera que recorrió todas las áreas de la fábrica y recibió las explicaciones del proceso de producción.

“A parte de los puentes, los edificios, los defensivos, las casas que hacemos con cemento, ahora vamos a incorporar de manera obligatoria a todo diseño, a toda nueva carretera que se haga en Bolivia utilizando cemento potosino y orureño para no importar el asfalto”, aseveró el vicepresidente.

De acuerdo con los datos ofrecidos por Patricia Ballivián, gerente del Servicio de Desarrollo de las Empresas Públicas Productivas (Sedem), afirmó que el proyecto de construcción de la fábrica tiene un avance del 47 por ciento y se prevé que la entrega será en septiembre de 2019.

“El ritmo está acelerado, para septiembre tenemos previsto entrar el procesos de prueba, y aquí están trabajando día y noche, de lunes a lunes”, aseveró.

Afirmó que hay un avance acelerado en el montaje de la fábrica de cemento de Potosí que la de Oruro, ya que hay mucha más gente con más experiencia.

Ballivián afirmó que hay muchas empresas subcontratistas que usan la tecnología alemana con la finalidad de que se procese el mejor cemento para los potosinos y bolivianos.

“Es increíble lo que se ha hecho hasta el momento, es nuestro proceso de cambio. Estamos apuntando al desarrollo de nuestra Bolivia y que salga de aquí: Potosí”, señaló.

Los datos

La gigantesca ciudadela industrial prevé generar, al menos, 300 empleos directos y 2.000 indirectos, de acuerdo con los datos obtenidos.

La Asociación española-alemana Sacyr Imasa Thysenkrupp es la encargada de la construcción de la planta de cemento con un costo de 241 millones de dólares. El plazo de ejecución es de 36 meses.

La fábrica de cemento se construye con el esfuerzo de más de un millar de trabajadores bolivianos y se anuncia que la primera bolsa de cemento saldrá a fines de septiembre de 2019.

La Factoría producirá una bolsa de cemento cada segundo y un millón 300 mil toneladas año. La fábrica más grande y moderna de Bolivia se construye con tecnología europea y con mano de obra calificada boliviana. El 95 por ciento de los trabajadores son bolivianos y el restante profesionales contratados para el montaje de la ciudadela industrial gigantesca.

La fábrica tiene una inversión de 306 millones de dólares, de los cuales, 244 millones están destinados para la implementación, 10 millones para la exploración de la cantera, 5.5 millones para energías complementarias, 2 millones para control y monitoreo, y 9.2 millones de dólares de costo financiero, según datos oficiales.

Infraestructura industrial

“¡Feliz!”. Así dijo sentirse ayer el alcalde Williams Cervantes al ver la gigantesca infraestructura industrial que tiene un avance significativo y está emplazada en Potosí.

Dijo que cada que va al emplazamiento de la cementera siente una gran nostalgia porque de lo teórico se pasó lo práctico y que muy pronto será realidad cuando salga la primera bolsa de cemento para los potosinos.

“Muchos han sufrido y han llorado, y han tenido que padecer hambre en muchos momentos, pero antiguamente se ha estado pasando información que no se había procesado adecuadamente y hoy, cada vez que venimos acá, nos sentimos felices porque esta fábrica va a servir para nuestros hijos, para el futuro de nuestro municipio”, aseveró.

Sin embargo, lamentó que la Universidad no esté integrada con este proyecto para que los estudiantes puedan aprender de la tecnología que usan los que montan la planta.

Cervantes anunció que hablará con el rector con el fin de que se suscriba un convenio para que los universitarios que cursan los últimos años de Ingeniería puedan hacer sus prácticas en la cementera.


jueves, 8 de noviembre de 2018

Fábrica de cemento en Potosí fue inspeccionada por el vicepresidente



La fábrica estatal de cemento, que se construye, en el distrito 18 de la ciudad de Potosí, con una inversión de más de 300 millones de dólares fue inspeccionada hoy por el vicepresidente Álvaro García Linera.

El mandatario escuchó las explicaciones técnicas de la edificación de esa factoría, que presentaron los encargados de la obra. Actualmente más de un millar de obreros trabajan en la infraestructura que ya tiene un avance del 47% y según datos oficiales, tiene previsto generar al menos 500 empleos directos y 2.500 indirectos.

Las proyecciones establecen que esa moderna fábrica de cemento, uno de los anhelos de los pobladores de esa región andina, producirá 1,3 millones de toneladas de 'cemento portland' por año, unos 29 millones sacos de cemento de 50 kilos cada uno.

García Linera recorrió todas las áreas de la fábrica y recibió las explicaciones del proceso de producción.

La fábrica de cemento demandará una inversión total de 306 millones de dólares, de los cuales, 244 millones están destinados para la implementación; 10 millones para la exploración de la cantera; 5,5 millones para energías complementarias; 2 millones para control y monitoreo, y 9,2 millones de dólares de costo financiero, según datos oficiales.

miércoles, 7 de noviembre de 2018

Proponen a un dirigente de la FUL como síndico



El dirigente de la Federación Universitaria Local, Alexander Cruz, fue propuesto para ocupar el cargo de síndico de la Fábrica Nacional de Cemento S.A. (FANCESA) por el Consejo de Dirigentes Universitarios, que en octubre le enviaron una misiva al rector de San Francisco Xavier, Eduardo Rivero.

La carta que circula en redes sociales tiene como fecha el 3 de octubre y adjunta una resolución del Consejo de Dirigentes y el currículum vitae de Cruz.

El Rector afirmó que no es de su competencia atender las sugerencias del Consejo de Dirigentes que en octubre le enviaron la misiva. El Consejo Universitario tiene en sus manos esas designaciones.

lunes, 22 de octubre de 2018

El cemento se presenta como una opción más sostenible para la construcción de carreteras en Bolivia

Este material es mucho más resistente y duradero, además de ser producido en Bolivia, con mano de obra y materia prima locales

(La Paz, 5 de octubre del 2018).- La inversión en la ampliación de producción de las actuales empresas de cemento nacionales y la próxima apertura de la cementera estatal, hacen que este material se proyecte como una buena alternativa para la construcción de carreteras en Bolivia. A esto se suman sus características competitivas respecto a duración, facilidad de construcción, y menor impacto ambiental según se explicó durante la “4ta Jornada de Carreteras Sostenibles” que se realizó en la ciudad de La Paz con el auspicio de CAF – banco de desarrollo de América Latina.

El curso internacional de alto nivel fue organizado por el Instituto Boliviano del Cemento y el Hormigón (IBCH), y tuvo la participación del experto salvadoreño, Rafael Gonzales, invitado por la entidad financiera de desarrollo. En la jornada participaron ejecutivos de la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC), de los gobiernos municipales de La Paz, El Alto y Tarija, entre otras instituciones.

El gerente general de la IBCH, Marcelo Alfaro, luego de agradecer el apoyo de CAF por impulsar el intercambio de información y experiencias para mejorar la calidad de las carreteras del país, informó que gracias a la inversión para ampliar la producción de cemento en el país, se prevé que a partir del próximo año se tendría una capacidad instalada para producir 8 millones de toneladas, cuando su consumo local está por los 4 millones de toneladas, por lo que se prevé un excedente y sobreoferta de cemento de 15 o 20 años.

“Esto permitiría el uso de cemento portland –que se fabrica en el país- como material básico en la construcción de las carreteras bolivianas, en lugar del asfalto, que es un material proveniente del petróleo que se importa desde otros países y es menos duradero”, manifestó.

Asimismo resaltó el ejecutivo del IBCH, que es importante que, como política de Estado en Bolivia se impulse e incentive el uso de materiales nacionales, hechos por bolivianos y con materia prima local, generando externalidades positivas como mayor empleo directo e indirecto en el tratamiento del producto y en el transporte, además de una serie de movimientos económicos, que concluyen con resultados positivos a más largo plazo.


En este contexto, el experto Rafael Gonzales explicó que los ingenieros son quienes deben calcular el costo beneficio de los materiales que utilicen en la construcción de carreteras para que este sea positivo y resaltó otros usos del cemento portland, como el suelo cemento para base del pavimento, que lo hace más duradero y sólido. Recordó que en su país, El Salvador, gran parte de las carreteras fueron construidas con este material, y con muy buenos resultados.


Ventajas

Entre las ventajas del uso del cemento para la construcción de carreteras enumeró la mejora de la calidad de los suelos, el incremento de la capacidad de soporte, la mayor durabilidad y resistencia, la flexibilidad en la construcción, la posibilidad de estructuras de pavimento de menor espesor que genera menor uso de transporte y por tanto menos quema de combustible, menor emisión de polvo, utiliza el material que está en la carretera, y no se trata de un producto tóxico como el asfalto, por lo que se protege la salud de los constructores y la población aledaña, entre otros.

Comparando con el asfalto, Gonzales dijo que este material es usado por periodos anuales, sus diseños se hacen a cinco años, y éstos necesitan de reforzamientos continuos después de algunos años, en cambio –destacó- que las infraestructuras viales construidas con cemento tienen una resistencia incluso de más de 50 años.


Financiamiento

La representante de CAF en Bolivia, Gladis Genua, recordó que las Jornadas se enmarcan en el Programa de Carreteras Sostenibles de la institución, y señaló que éstas redundan en una importancia fundamental para CAF, al ser un financiador primordial de proyectos de inversión pública vial en el país.

Recordó que un 60% de la cartera de financiamiento del Banco de Desarrollo de América Latina en Bolivia está concentrado en infraestructura vial y que ha apoyado la pavimentación de más del 50% de la Red Vial Fundamental pavimentada en el país.

“Como Banco de Desarrollo no nos podemos quedar sólo con el financiamiento, para nosotros es también muy importante que con la infraestructura se aporte al desarrollo económico del país y a una mejor calidad de vida de la gente”, sostuvo a tiempo de indicar que las jornadas son un complemento para poder tener actores profesionales suficientemente capacitados que puedan diseñar y ejecutar buenos proyectos, y no sólo tener una infraestructura hecha, sino que ésta sea eficiente, moderna y sobre todo sostenible, permitiendo al país tener una vialidad de nivel internacional.

El Programa CAF de Carreteras Sostenibles se estructuró con el objetivo de promover las carreteras del futuro: una infraestructura planificada, eficaz, económicamente viable, inclusiva y construida con técnicas innovadoras de bajo impacto. En definitiva, “una infraestructura alineada con los objetivos del desarrollo sostenible”, aclaró Héctor Varela, Especialista de CAF en Infraestructuras y Transporte.

jueves, 13 de septiembre de 2018

FANCESA frente a la globalización



La Real Academia de la Lengua define globalización como: “la tendencia de los mercados y de las empresas a extenderse, alcanzando una dimensión mundial que sobrepasa las fronteras nacionales”.

La globalización ha alcanzado a la industria cementera mundial a través de la internalización de las empresas y fusiones de capitales. Antes del año 2015 las tres más grandes cementeras eran: HOLCIM (intereses suizos con participación en 80 países), Lafarge (intereses franceses con participación en 70 países) y CEMEX (inversiones mexicanas con participación en 50 países). El 15 de julio del 2015 se fusionan las dos empresas más grandes y nace Holcim-Lafarge, con participación en 90 países.

En el último lustro el sector del cemento en Bolivia ha cambiado. SOBOCE fue adquirida por la cementera Yura —con 50 años de vida y la tercera más grande de Perú—, que es parte del Grupo Gloria, diversificado en el sector de lácteos y alimentos, en cemento, papeles, agroindustria, transporte y servicios.

La empresa ITACAMBA —que está compitiendo aguerridamente con FANCESA en Santa Cruz (principal mercado nacional)— tiene intereses igualitarios de la Compañía de Cemento Camba S.A., dirigida por Fernando Tuma Gamez (próspero empresario importador de insumos para la construcción, producción de cemento, inversiones en hotelería, pecuaria e hidrocarburos) y su socio español, el Grupo Cementos Molins, que tiene presencia en ocho países de tres continentes, participa en todos los sectores derivados del cemento.

El grupo empresarial brasileño Votarantim, por último, tiene presencia en 24 países y en diferentes sectores: cemento, metales, energía eléctrica, siderurgia, celulosa, agronegocios y finanzas.

Estas empresas transnacionales llegaron a Bolivia con intenciones de quedarse con la mayor participación del mercado. Traen innovación logística (comercial, de transporte y operativa), además de personal competente e idóneo con amplísima experiencia en el sector cementero.

La competencia no está viniendo a aprender sobre el rubro empresarial, o sobre el rubro del cemento, como ocurre en FANCESA nombrando directores y síndicos aficionados. Siendo críticos, se designan personas allegadas a autoridades políticas o a políticos de carrera, que pueden ser eminencias en su área pero son inexpertos en el rubro empresarial y en el sector de la gestión de la producción y logística del cemento.

En el ámbito empresarial y del mercado no hay lealtades eternas: un consumidor cambia de proveedor si percibe que puede obtener beneficios mayores como un menor precio. Eso es lo que lamentablemente ha pasado en el mercado de Santa Cruz y también en el de Sucre con la adquisición del cemento El Puente, cuya bolsa vale 1 boliviano menos. Los criterios de que tiene mejor calidad o apelar a un civismo regional no sirven al momento de realizar inversiones, ya sea por una unidad familiar y peor aún por unidad empresarial.

Los avatares del libre mercado no son asimilados por los sindicatos de transporte, que quieren imponer su flete amenazando incluso con bloqueos, algo salido por supuesto de contexto. Acaso cada transportista no recurre a su libertad de decisión para elegir al proveedor para el mantenimiento de sus automotores. Es necesario, en tal sentido, tener la cordura y la madurez necesarias para afrontar estos cambios que afectan y afectarán a todos.

En el mundo empresarial y, específicamente, en el sector cementero existen empresas administradoras que no son socias capitalistas, sino socias de destrezas y conocimiento administrativo que asumen la gerencia de la empresa y cobran utilidades antes de impuesto. Esta forma de administración puede ser la más sensata para eliminar la improvisación que le está costando participación de mercado y ganancias a la principal factoría de Chuquisaca.



...en el sector cementero existen empresas administradoras que no son socias capitalistas, sino socias de destrezas y conocimiento administrativo que asumen la gerencia de la empresa y cobran utilidades antes de impuesto. Esta forma de administración puede ser la más sensata para eliminar la improvisación que le está costando participación de mercado y ganancias a la principal factoría de Chuquisaca.



Análisis

Miguel Angel Amonzabel Gonzales

DOCENTE FACULTAD CIENCIAS ECONÓMICAS Y EMPRESARIALES - USFX

Fancesa reparte dividendos y se cierra en flete a Bs 13



La Fábrica Nacional de Cemento S.A. (FANCESA) no da el brazo a torcer. La Junta de Accionistas determinó mantener la política de la empresa de bajar el costo del flete de la carga de la bolsa de cemento a Bs 13 y repartir el 60% de las utilidades del año fabril 2017 entre las tres copropietarias y el restante 40% se destinará para la reinversión.

Ayer, los representantes de las tres copropietarias, la Universidad San Francisco Xavier la Alcaldía de Sucre y la Gobernación de Chuquisaca se reunieron en la junta de accionistas, en medio de dos conflictos: el paro del transporte sindicalizado y la presión que ejercieron los estudiantes en demanda del desembolso de dividendos.

La junta concluyó pasado el mediodía y la determinación en cuanto al transporte fue continuar con la rebaja del flete de carga de cemento en Bs 13 y proseguir con el proceso de licitación que concluyó el lunes 10 de septiembre.

El presidente del Directorio de FANCESA, Eduardo Rivero, informó que los miembros en la Junta aprobaron los estados financieros; se llegó a Bs 110 millones, de los cuales el 60% se va a la redistribución para cada una de las copropietarias y el restante 40% para la reinversión.

Es decir, de los Bs 54.54 millones, cada una de las copropietarias recibirá Bs 18.18 millones.

La Universidad utilizará estos recursos para el pago de becas universitarias y sueldos para los trabajadores y administrativos, que no son suficientes; pues sólo para el pago de los salarios se necesita Bs 23 millones por mes, sin contemplar el incremento salarial del 5% que debe estar soldado desde la planilla de agosto.

Y para garantizar el pago de las becas de ocho meses, es decir hasta noviembre, se necesita Bs 27 millones que debían ser cubiertos con los recursos FANCESA.



EL TRANSPORTE

El senador del MAS y portavoz momentáneo de la Unidad del Transporte Pesado, Omar Aguilar, dijo que esperarán una comunicación oficial de la factoría sobre el rechazo de la propuesta de carga del transporte para analizar nuevas medidas, aunque ya comenzaron a migrar a otras regiones.

El martes, los transportistas ofertaron a FANCESA llevar la carga de cemento a Bs 14 por bolsa y luego disminuir los precios hacia el resto del país, la misma que fue rechazada, la postura es que la base de negociación es Bs 13.

Aguilar desveló que hay sindicalizados que al ver una postura firme decidieron abandonar la ciudad e ir a buscar carga a Santa Cruz. Otros están llevando carga de la factoría al costo que impuso para salvar sus deudas financieras.

El gerente de Comercialización, Marcelo Marañón dijo que siguen con problemas para llevar la carga a los diferentes mercados, pero se regulariza ya que hay más camioneros que se apersonan a llevar carga a un costo de Bs 13, esto mientras concluye el proceso de la licitación y se adjudiquen a las mejores propuestas, manifestó.



La Universidad seguirá cerrada, no se cancelaron sueldos y becas


La Universidad seguirá cerrada pese a la aprobación de la distribución de los dividendos de FANCESA. Los docentes siguen impagos y a los universitarios no se les canceló sus becas.

El rector de la USFX, Eduardo Rivero dijo que ayer por la tarde se debió saldar las deudas con los estudiantes, pero no se cumplió.

Los becarios estuvieron en vigilia en la puerta de la Dirección Administrativa Financiera (DAF) para que se resuelva caso por caso, pero no hubo solución.

El dirigente de la Federación Universitaria Local (FUL), Mario Sánchez, dijo que continuará la toma de las carreras hasta que se deposite todo lo adeudado a las cuentas de los universitarios para levantar las medidas de presión.

Asimismo, ayer, los universitarios de San Lucas, Alcalá, Camargo y Presto, como medida de protesta, bloquearon esporádicamente los caminos y hoy, de no haber la cancelación, la medida se masificará, dijo Sánchez.

Por su parte, el presidente interino de la Federación Universitaria de Docentes (FUD), Benigno Rojas, dijo que sigue el paro indefinido porque no se canceló a este sector. Por esta razón, mañana se reunirán con el Rector para dar solución al tema y prever que esto no se repita el siguiente mes.

Cierre de planta Emisa moviliza a la clase obrera

El anunciado cierre de la planta de Emisa de Soboce (Sociedad Boliviana de Cemento), generó la primera movilización de la clase obrera, no solo del departamento sino de diferentes sindicatos que apoyaron la marcha realizada ayer y que recorrió las principales calles de la ciudad.

Los trabajadores de Emisa, decidieron realizar la primera marcha de protesta para ser escuchados por las autoridades, respecto al cierre de la planta cementera que funciona en Oruro, lo cual generaría desempleos. Esta movilización fue apoyada por la Central Obrera Departamental (COD), la Confederación de Trabajadores Fabriles de Bolivia y diferentes sindicatos fabriles.

En el recorrido que hicieron del Parque de la Unión Nacional hasta la plaza 10 de Febrero, se escuchaba coros como "Emisa no se cierra", "queremos estabilidad laboral", entre otros.

Al llegar a la plaza principal de Oruro, se desarrolló un mitin donde se resolvió continuar con las medidas de presión si los ejecutivos de Soboce no retroceden en su decisión de cerrar la planta.

El secretario ejecutivo de la COD, Elías Colque, señaló que la marcha es una primera medida en apoyo a los compañeros de Emisa, debido a que no se tiene una respuesta positiva por parte de los ejecutivos de la empresa.

Pidió a las instituciones del departamento sumarse a este pedido, porque el cierre de la planta de Emisa no solo afectará a los trabajadores sino a quienes realizan trabajos indirectos y por ende a la economía del departamento.

Mencionó que la COD está en lucha para favorecer en el tema impositivo a las empresas de reciente creación y no se puede permitir que migre una empresa al eje central.

En tanto, el secretario general de los trabajadores de Soboce a nivel nacional, Ramiro Fuentes, sostuvo que el apoyo es activo para sus similares de Oruro, ya que si la planta de Emisa cierra, muchos quedarían sin empleo.

Al respecto, Margot Mamani de Núñez, como representante de las esposas, pidió a los ejecutivos de Emisa reconsideren su posición y no dejen desempleados a sus esposos.

Explicó que las opciones que otorga la empresa, son dirigidas al despido indirecto, porque por ejemplo con respecto al traslado a otra regional, según se conoce los llevarían con un cargo menor y por ende un sueldo reducido.

"Nosotros no queremos que Emisa se cierre, tenemos hijos en estudio y solo pedimos que nuestros esposos mantengan su fuente de empleo", agregó.

miércoles, 12 de septiembre de 2018

El conflicto de Fancesa en fase de definiciones


LICITACIÓN

El director por la Gobernación, Yersin Oblitas, indicó que hay más de medio centenar de propuestas entre empresas y otros, en respuesta a la licitación de carguío a Santa Cruz con Bs 13.

Ni más ni menos. Se mantienen los Bs 13 como coste del flete a Santa Cruz, ratificó ayer el Directorio de la Fábrica Nacional de Cemento S.A. (FANCESA) ante la oferta de los transportistas de llevar la carga a Bs 14 y luego disminuir los precios hacia el resto del país. Tras la decisión, adelantaron que agotarán todas las instancias presentando su propuesta ante la Junta de Accionistas, hoy.

Pese a que disminuyó la tensión del conflicto provocado por el paro del transporte sindicalizado, que rechaza la disminución del monto que percibe, el Directorio se ratificó: no pagará más de Bs 13 por bolsa de cemento transportada a Santa Cruz. Entretanto, las pérdidas millonarias se siguen acumulando para FANCESA desde el 3 de septiembre.

La Unidad de Transporte Pesado, tras la renuncia de los dirigentes Oscar Reynolds y Maguiver Rosales, propuso a la cementera llevar la carga a Bs 14, pero ante una respuesta negativa, ayer en conferencia de prensa, dio a conocer nuevas tarifas hacia el resto de Bolivia, allanándose a los Bs 13 a Santa Cruz. Sin embargo, ninguno de los fletes propuestos cuadra con los números de la factoría.

En la reunión de Directorio realizada ayer por la tarde, donde se recibió en audiencia a los transportistas para explicar su postura, la factoría no dio ni un paso atrás.

“Se ha escuchado toda la explicación del transporte, pero el Directorio se ha ratificado en el tema de los 13 bolivianos”, informó su presidente y rector de San Francisco Xavier, Eduardo Rivero.

El senador del MAS Omar Aguilar, quien dijo estar apoyando a su gremio y colaborando como vocero, lamentó que los directivos y síndicos no consideraran la oferta porque, según sus palabras, favorece al crecimiento de réditos para FANCESA.

No obstante, avisó que presentarán su propuesta a la Junta de Accionistas que retomará su reunión hoy. La respuesta de los copropietarios será determinante para los choferes, que todavía no han definido nada si la respuesta fuese negativa.

“La esperanza es que esta junta de accionistas, como última instancia de decisión de la fábrica, pueda reconsiderar y aceptar la propuesta”, añadió.



TARIFAS



FANCESA

FANCESA según su estudio de mercados propone pagar de Bs 6,40 a Bs 3,46 hacia Potosí; a Cochabamba, de 10,50 a 7,29; a La Paz de 16,50 a 15,34; a Tarija de 15,50 a 10,42 y a Oruro de 12,30 a 10,35.

TRANSPORTE

Los choferes plantean llevar cada bolsa a Potosí por Bs 5,50; a Cochabamba por 9,50; La Paz, 14; Tarija, 14 y Oruro, 12.

Eficiencia, el nuevo lenguaje de las cementeras



La industria cementera del país apuesta por optimizar sus procesos para enfrentar un mercado más competitivo por el ingreso de nuevas empresas y el incremento de la capacidad instalada en el sector, variables que se prevé beneficiarán a la población.

El 20 de agosto, este medio informó que la Empresa Pública Nacional Estratégica Cementos de Bolivia (Ecebol) está casi lista para iniciar sus operaciones en 2019 e incorporar desde ese año a la producción nacional del insumo 950.000 toneladas (t), mientras termina de desarrollar una capacidad instalada de 2,6 millones de t con la que apunta a cubrir entre el 25 y el 30% de la demanda del país.

La próxima “presencia de un nuevo actor y el incremento de la capacidad productiva de la industria beneficia al mercado y al consumidor porque garantiza el abastecimiento y presenta una oferta variada para la elección”, considera Juan Mario Ríos, subgerente general de la Sociedad Boliviana de Cemento (Soboce). Sin embargo, alerta, “un aspecto a cuidar es la sobreoferta del producto, que más allá de beneficiar al mercado puede significar un costo para la industria”.

“Soboce está lista para el nuevo escenario de competencia. Somos una empresa que invirtió para modernizar sus operaciones y la gestión administrativa, y para ampliar su capacidad productiva”, lo que posibilitará entregar al mercado “productos de calidad y un alto servicio al cliente”, agrega.

“El ingreso de la planta de Ecebol Oruro incrementará la sobreoferta que existe actualmente, con lo cual la competencia en la industria nacional se tornará más compleja”, considera a su vez la Fábrica Boliviana de Cemento (Fancesa).

Medidas. “Ante este contexto, las cementeras deberán optimizar sus costos, y únicamente aquellas empresas que logren optimizar su cadena productiva, canales de distribución, conectar con las necesidades del cliente y logren diferenciarse, podrán perdurar en el tiempo”, sostiene.

En ese sentido, Fancesa ya inició una estrategia de optimización de costos, con la que prevé lograr una reducción significativa en todos los procesos, desde el inicio del ciclo productivo hasta la entrega del producto. Asimismo, está en camino de implementar su “Nueva Línea de Producción” con la tecnología más moderna en plantas cementeras, la cual permitirá incrementar la eficiencia en su proceso productivo.

“Siempre el ingreso de un nuevo competidor favorece al consumidor final, pues los competidores deben redoblar esfuerzos para ofertar productos de calidad a un precio competitivo, disminuyendo costos y apuntando a una mayor eficiencia”, indica de su lado la Cooperativa Boliviana de Cemento, Industrias y Servicios (Coboce).

Para enfrentar este escenario, detalla, “apostamos a la calidad de nuestro producto como elemento diferenciador con la competencia, lo que le permite al consumidor final tener la certeza de que su obra —desde un punto de vista estructural— está garantizada en el largo plazo. Además, que este elemento diferenciador le permite mayor eficiencia en el uso del cemento lo que equilibra los costos operativos. Adicionalmente hemos equiparado los precios con la competencia, contando con certificados de calidad y manteniendo la eficiencia en el servicio”.

Espere…

Al momento, el mercado local del cemento cuenta con cinco empresas (cuatro de ellas en operación) que acompañan el avance de uno de los sectores más pujantes de la economía: la construcción, que registró en los últimos 12 años un crecimiento anual de 8,56%.

Tras activar en marzo de este año la nueva ampliación de su planta en Viacha, Soboce subió su capacidad instalada de 1,6 millones a 2,9 millones de toneladas.

El año pasado, la empresa aprovechó el 96,8% de la capacidad productiva que entonces tenía y prevé que el volumen de 1,55 millones de toneladas fabricado el año pasado “se incrementará” en esta gestión con su nueva unidad de procesamiento.

Inversiones. Coboce, por su lado, tiene una capacidad instalada de 810.000 toneladas (t) de cemento y un volumen anual de producción de 710.000 t.

Fancesa tiene una capacidad instalada de 1,05 millones de toneladas, cerró la gestión fabril 2017 (de abril del año pasado a marzo de 2018) con 958.000 t y se propuso para el nuevo periodo fabril el reto de procesar 1,03 millones de t, lo que “representará un récord de producción anual en la historia” de la compañía.

“A lo largo de la historia, Fancesa se ha caracterizado por ofrecer productos de alta calidad, prueba de ello son las certificaciones (boliviana, americana y europea) que nuestros productos poseen. Por lo tanto, si bien se están realizando optimizaciones significativas, no es la intención de la empresa posicionarse en el mercado como una marca barata de menor calidad”, apunta.

Itacamba, que comenzó sus operaciones el año pasado, cuenta con un potencial de 1,2 millones de toneladas.

Ecebol inaugurará su primera planta de 1,3 millones de toneladas en 2019 y la segunda del mismo volumen en 2020.

“Consideramos que todas las empresas estamos realizando el mayor esfuerzo para estar listos para el nuevo escenario competitivo, el que esperamos sea con igualdad de condiciones para todos”, afirma el Subgerente General de Soboce. “De la misma manera, estamos seguros de que el sector estatal tiene planes para incentivar el uso del cemento en obras de infraestructura como pavimentos rígidos”, agrega.


Trabajadores de Emisa marcharán hoy en defensa de sus fuentes laborales

Ante el anuncio del cierre de la fábrica de cemento Emisa, los trabajadores, que se sienten afectados por esa determinación, realizarán hoy una marcha de protesta, a las 17:00 horas, como una forma de defender su fuente laboral, anunciaron que tendrán el apoyo de los sindicatos de las demás regionales, Federación de Fabriles y la Central Obrera Departamental (COD) de Oruro.

"Hemos acordado realizar una marcha de protesta mañana (hoy) en defensa de nuestra fuente de trabajo, los trabajadores no vamos a alzar las manos para que Emisa deje las operaciones, vamos a luchar hasta lo último y decimos abiertamente que, si los peruanos no quieren operar, que dejen a los trabajadores porque las máquinas están bien", expresó el secretario general del sindicato de Emisa, Crispín Gómez.

Esta movilización partirá del Parque de la Unión Nacional y recorrerá las principales calles de la ciudad hasta llegar a la plaza 10 de Febrero, así lo anunciaron ayer en la mañana y confirmaron en horas de la noche.

Los trabajadores de Emisa además emitieron un pronunciamiento señalando que los supuestos acuerdos y conversaciones entre los ejecutivos y trabajadores son falsos, por lo que rechazan dichas aseveraciones.

"No nos han planteado cómo será esa reubicación, cómo será la jubilación o cómo es el retiro voluntario, solo nos hemos enterado por medio de la prensa, pero creemos que ir a otras regionales implica sacar de su fuente laboral a otros compañeros y no podemos ir en contra de ellos", añadió.

Volver a Emisa en un centro de distribución y ya no de producción, según los trabajadores, estaría afectando a aproximadamente 500 familias del departamento, entre vivanderas, transportistas, estibadores, proveedores de materia prima, personal de limpieza, entre otros.

Cabe recordar que, en semanas precedentes, Emisa anunció que como parte de las políticas de competitividad de la empresa cementera Soboce, se cerrará la planta de producción en Oruro y enfocará su estrategia comercial en la distribución del producto.

martes, 11 de septiembre de 2018

Directorio de Fancesa analiza propuesta del sector transporte



El directorio de la Fábrica Nacional de Cemento (FANCESA) está reunido en este momento analizando la última propuesta de los transportistas, quienes están de acuerdo en la rebaja del flete a varios destinos del país, pero condicionando el costo de Bs 14 por bolsa de cemento a Santa Cruz.

Sin embargo, al interior del directorio ven difícil aceptar dicha propuesta, es el caso del director por la Gobernación, Yersin Oblitas, quien dijo que el precio del flete se mantendrá en Bs 13.

La mañana de este martes, el senador del MAS, Omar Aguilar, junto a los dirigentes de la Unidad del Transporte presentó a FANCESA la propuesta económica para que el traslado de carga de cemento a Santa Cruz sea de Bs 14 y permitir que el diálogo entre ambos sectores se inicie bajo una base sólida.

lunes, 10 de septiembre de 2018

Baja el precio del cemento por desaceleración en el sector de la construcción


“La desesperación por vender y la dura ‘pelea’ de precios entre las cementeras que tienen presencia en el mercado cruceño es la clara señal que la construcción está en franca desaceleración económica”, señaló Margarita Oropeza, en su tienda de venta de insumos y materiales de construcción en la zona del Alto San Pedro.

El bajo registro en venta, a decir de la mujer, es otro indicador que refuerza su teoría de inactividad de desempeño del sector constructor. Refirió que aún queda en su memoria la disputa de personas por cemento en los mismos camiones que repartían el producto en la zona. Eso fue en 2015. “Ahora pido 400 bolsas de las marcas Camba, Fancesa y Warnes y me cuesta hasta un mes y medio colocarlas en el mercado. Ni con los precios bajos sale el producto ni los albañiles llegan como antes a la tienda”, apuntó la comerciante.

En un recorrido por ferreterías, en este punto y en otras dispersas en el Plan Tres Mil, la Villa Primero de Mayo y la Pampa de la Isla, se corroboró que el precio de la bolsa de cemento fluctúa entre Bs 44 y 46 (sin factura) y entre Bs 45 y 48 (con factura). Los vendedores detallan que la diferencia de precio condiciona la compra del producto sin factura. Sin nota fiscal, la bolsa de 46 kilos de cemento Camba se vende a Bs 44; de la marca Warnes, se cotiza a Bs 45; y con el sello Fancesa, cuesta Bs 46. En marzo de 2017, dependiendo de la marca, los valores se mantenían de Bs 53 a 56.

Los ‘camioneros’, otro actor importante en la logística de distribución de la producción cementera del occidente al oriente del país, también hablan de un efecto negativo en sus actividades atribuido al flojo desempeño del sector de la construcción, con mayor impacto, en Santa Cruz.

Así, por ejemplo, Gerardo Uribe, comentó que cientos de operadores del transporte ‘pesado’ se han convertido en almacenes móviles de la industria cementera de Chuquisaca. Aseguró que la descarga de producto, desde el punto de despacho hasta el centro de destino, demora hasta 20 días. “La rotación a destiempo en la logística por la sobreoferta de cemento en el mercado y la marginal venta en las distribuidoras está ‘liquidando’ al sector”, expresó el transportista.

Otro efecto, según comentó, atribuido a la desaceleración del sector constructor, es la pretensión de los generadores de carga de reducir el costo del flete, por bolsa transportada, de Bs 15 a 13. “Dicen que ellos (industria) también están castigados por la caída de la demanda de cemento por la desaceleración en la construcción de obras civiles”, dijo.


Mirada sectorial


Para el gerente general de la Cámara Departamental de la Construcción de Santa Cruz (Cadecocruz), Javier Arze, la rebaja del precio del cemento tiene que ver con la competencia y el aumento de capacidad productiva de las industrias cementeras. No obstante, deduce que la caída de precio está relacionada con abundante oferta existente en el mercado por la desaceleración de la economía sectorial. “No hay el nivel de construcción que teníamos entre 2015 y 2016. No hay obras y en el primer semestre transcurrido todos los indicadores del sector están en picada. Estimamos cerrar la gestión con un crecimiento moderado”, dijo.

Arze cree que el flojo desempeño en ejecución presupuestaria de inversión pública acentuó la desaceleración. A su juicio, si el Gobierno no toma medidas anticíclicas, como la planilla de avance de obra como documento mercantil, apura el fideicomiso de $us 500 millones propuesto para generar flujo y movimiento en la economía sectorial y alienta las alianzas público-privadas, el panorama del sector de la construcción tiende a complicarse aún más, inclusive comprometer el cierre de empresas.

Para la presidenta de la Cámara Inmobiliaria de Santa Cruz, Claudia Rodríguez, la situación económica del país afecta de manera diferente a todos los sectores, entre ellos, la construcción, ligada a las actividades de intermediación inmobiliaria. Desde su punto de vista, la mayoría de las empresas está abocada a ejecutar proyectos de vivienda social construyendo casas de $us 110.000, a menor precio, o levantando edificios con departamentos de uno o dos dormitorios que no sobrepasan los $us 70.000.
Esto la lleva a deducir que el sector inmobiliario siga creciendo.


Enfoque industrial


Desde Itacamba, su gerente general, Alexander Capela, dijo que perciben una desaceleración en la construcción en Santa Cruz. Atribuye la misma a la demora en el desarrollo de grandes proyectos. “Confiamos en que el próximo año se logre estabilizar la demanda de cemento, en la medida que se normalice la actividad de la construcción”, puntualizó.

Sobre el desempeño comercial, Capela aseguró que gracias a una sólida estrategia de marketing y de servicio al cliente y liderazgo en innovación han crecido a doble dígito y duplicado la producción y venta de cemento.

En cuanto al precio vigente en el mercado cementero, el ejecutivo de Itacamba deduce que al haber un incremento en la oferta, los precios tiendan a bajar. “Los actores del mercado tendrán que buscar eficiencia para mantener competitividad y atender a sus clientes con las mejores condiciones”, subrayó.

Desde la Fábrica Nacional de Cemento (Fancesa) creen que si bien el país no está dentro de una crisis económica, no menos cierto es que hay una desaceleración de la economía que genera un efecto negativo en el sector.

Fancesa revela un desempeño ligeramente superior al mismo periodo de la gestión fabril pasada, excepto mayo, que debieron sortear un paro cívico que afectó las ventas. En el tema de ajuste de precio en el mercado cementero, desde la cementera chuquisaqueña indican que, entre otros factores, la disminución de la demanda por la desaceleración de la economía que afecta al sector constructor y la mayor oferta de los jugadores cuya estrategia competitiva se centra en una ‘guerra de precios’ marcan, principalmente, la modificación de los valores. En la presente gestión fabril, Fancesa prevé producir y comercializar 1.030.000 toneladas de cemento.

El gerente general de la Sociedad Boliviana de Cemento S.A. (Soboce), Juan Mario Ríos, asume que la actividad de la construcción es una de las que más refleja la condición de la economía y de la inversión pública y privada, pero que el dinamismo en la primera parte de este año no fue el esperado. “La esperanza es que en lo que resta de la gestión la actividad productiva y la economía recuperen el ritmo de crecimiento”, dijo.

En el recuento comercial, Ríos indicó que la evaluación de gestión productiva y comercial de la empresa en lo que va de 2018 es positiva. Primero, porque Soboce incrementó su capacidad productiva de cemento un 80% por la ampliación realizada en la Planta de Cemento Viacha y, segundo, porque a pesar de las condiciones del mercado, la compañía alcanzó sus metas de venta de su plan de negocio.

Desde Coboce Cemento dan cuenta de que han sentido una desaceleración en la economía en general y en el sector de la construcción, en particular, producto de la coyuntura actual sumado a una baja ejecución presupuestaria en las alcaldías del eje metropolitano que ha afectado notablemente la demanda de cemento para obras públicas a la par de una oferta de bienes inmuebles que ha paralizado el mercado de la construcción de obras privadas. “El incremento de la oferta de bienes inmuebles a precios más bajos y las liquidaciones permanentes en los diferentes negocios son un indicador confiable de que hemos entrado en una fase de desaceleración económica a escala general”, asegura Coboce.

El Servicio de Desarrollo de las Empresas Públicas Productivas (Sedem) cree que la producción de cemento es una industria rentable y proporcional al desarrollo del país.


Paraguay lidera compras de la producción nacional


En el periodo 2017 y el primer semestre de este año, según el Instituto Boliviano de Comercio (IBCE), con datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), el mercado paraguayo absorbió la oferta exportable que genera Bolivia. Paraguay compró 158.194 toneladas de cemento de las 162.175 que Bolivia exportó en 2017. La operación se concretó por un valor de $us 10,2 millones.

Este año, hasta junio, Paraguay consumió de Bolivia 72.265 toneladas de cemento, de las 76.533 vendidas a este país y a Argentina, el otro destino de las exportaciones de cemento. Las ventas, en valor, superan los $us 4,7 millones.

A pesar de la alta oferta de cemento en el país, hasta junio de este año Bolivia importó de Perú 101.991 toneladas por valor de $us 10,1 millones. Este año, Itacamba exportó 72.000 y 5.000 toneladas de clínker a Paraguay y a Argentina, respectivamente.

Estatal Ecebol aspira copar 30% de la demanda interna


Empresa. La planta de cemento en Oruro tiene un 95% de avance en construcción. Prevén el despegue productivo en marzo de 2019

La Empresa Pública Productiva Cementos de Bolivia (Ecebol), de acuerdo con el plan de trabajo, prevé iniciar operaciones en marzo del próximo año. La planta de cemento, en Oruro, registra un 95% de avance físico en montaje y construcción de obras civiles.

Según la gerenta general del Servicio de Desarrollo de las Empresas Públicas Productivas (Sedem), Patricia Ballivián, la planta de Oruro tendrá una capacidad de producción de 1.300.000 toneladas de cemento por año.

Cabe recordar que en septiembre de 2013, mediante Decreto Supremo Nº 1734, se autorizó al Banco de Desarrollo Productivo BDP SAM a suscribir un contrato de préstamo por un monto de $us 306.867.066, con recursos del Fondo para la Revolución Industrial Productiva (Finpro), para la implementación, operación y puesta en marcha de la planta de cemento en la región de Oruro.

A decir de Ballivián, una vez irrumpa la planta en la producción de cemento, se pretende abarcar el 30% de la demanda nacional en los próximos tres años, después del despegue de operaciones.

La distribución de la producción de Ecebol será a escala nacional y su mercado objetivo es el sector de la construcción en sus diferentes vertientes. “La segunda planta en construcción tendrá como plan de negocios la exportación de cemento”, puntualizó Ballivián.

Ecebol será un actor en el mercado de la construcción de proyectos públicos y privados. Estiman que la planta estatal de cemento en Oruro generará 350 empleos directos y alrededor de 3.000 empleos indirectos.

Vistazo privado


Desde la mirada del gerente general de Cadecocruz, Javier Arze, la incursión de empresas estatales en el mercado productivo, en este caso cementero, no ofrece muchas expectativas de proyección porque su portafolio de negocio apunta a satisfacer un nicho de mercado específico y pequeño.

A su juicio, la esperanza de vida de las estatales es muy corta porque no tienen aspiración de crecer, a diferencia de los privados que llevan años produciendo para el consumo nacional y exportando.

sábado, 8 de septiembre de 2018

Aún no se abre el diálogo entre transporte y Fancesa



No se abre el diálogo entre el transporte pesado y la Fábrica Nacional de Cemento S.A. (FANCESA), mientras hay choferes sindicalizados de base que piden una reunión con los ejecutivos para hablar de nuevos contratos para trasladar carga. Este lunes 10 de septiembre fenece el plazo para presentar propuestas a la licitación del traslado de cemento.

Ayer, los dirigentes del sector sindicalizado no llevaron adelante la marcha anunciada en defensa del flete por bolsa transportada a Santa Cruz de Bs 15, que la factoría rebajó a Bs 13 aduciendo que es el más caro del país, que los caminos han mejorado y que toca ponerle el hombro a la empresa. Anticiparon que se abriría el diálogo; sin embargo, recién enviaron una carta al presidente del Directorio de FANCESA, Eduardo Rivero, para que fije hora y fecha con el fin de hablar sobre la problemática de su sector con la empresa.

El síndico por la Gobernación en FANCESA, Yersin Oblitas, criticó el pedido de diálogo de los dirigentes de los choferes cuando, a su juicio, no hay conflicto, porque son los transportistas quienes no se acomodan a las políticas económicas que ejecuta en la empresa.

En cuanto a la licitación del traslado de carga, explicó que cualquier transportista puede llenar en la página web http://www.fancesa.com/licitacion/ la propuesta, el único requisito es tener su cédula de identidad y formular su propuesta, según los diferentes destinos.

El plazo vence a las 15:00 del lunes y luego de la evaluación los ejecutivos de FANCESA harán conocer a los ganadores.

Ayer, coincidentemente con la suspensión de la marcha, se conocieron cartas de transportistas sindicalizados que se habrían acercado a FANCESA para solicitar trasladar carga, pese a la negativa de sus dirigentes.


viernes, 7 de septiembre de 2018

COD: Planta Emisa tiene equipos acordes para seguir funcionando

Tras una inspección realizada a la planta de Emisa, el secretario ejecutivo de la Central Obrera Departamental (COD), Elías Colque, indicó que dicha empresa tiene equipos acordes para seguir funcionando, por lo cual refutó la actitud de los ejecutivos de Soboce de querer cerrar la producción de cemento en Oruro alegando que las maquinarias son obsoletas.

En una entrevista con LA PATRIA, realizada en días precedentes, el gerente regional de Comercialización de Soboce, Vasili Kitaigorod, manifestó que la actual planta Emisa, tiene molinos obsoletos de 1946, lo cual se convierte en obstáculo para responder a la gran demanda que existe del producto.

Agregó, que para mantenerse vigente en el mercado boliviano, se tomó la decisión de invertir 80 millones de dólares, en una moderna planta situada en Viacha.

Mientras que el dirigente sindical, argumentó que en recientes días se efectuó una inspección a la planta de Emisa, donde trabajan 70 personas que están en planilla y otras que cumplen funciones a contrato, donde se constató que la maquinaria no es obsoleta, sí los molinos son antiguos, pero la planta misma tiene equipos tecnificados, con los cuales se podría seguir operando.

Señaló que al parecer la versión de los ejecutivos de Soboce, que dicen que las máquinas serían obsoletas, sería solo un argumento para centralizar la cementera en Viacha del departamento de La Paz.

Colque aseveró que el cierre de la planta Emisa, no solo afecta a los trabajadores de la empresa y empleos indirectos, sino al departamento en tema de regalías y se retrocedería en la reactivación industrial en Oruro.

Por ello, el dirigente de la entidad matriz de los trabajadores, llama a las diferentes instituciones a movilizarse para impedir que el departamento pierda una industria y solo sea una sede distribuidora.

Instó a los ejecutivos de la empresa cementera Soboce, a reflexionar sobre este tema y continuar operando en Oruro con el cemento Emisa, que es muy requerido para la construcción por su calidad.

Enfatizó que la COD respalda a los trabajadores y se agotará las últimas instancias para no permitir el cierre de la planta productiva.

Informó que al momento, ningún trabajador decidió acogerse a las modalidades que presenta la empresa, las cuales son: la reubicación a otras regionales, la jubilación y la desvinculación con beneficios adicionales.

sábado, 1 de septiembre de 2018

Emisa dejará de producir y apostará a la distribución

Emisa ha iniciado la transformación de su operación en Oruro al dar prioridad a la distribución y dejar de producir en los molinos existentes que datan de 1946, una tecnología muy antigua para atender los requerimientos de un mercado cada vez más competitivo y exigente como el orureño.

Esta transformación reclama cambios en la estructura de la empresa. Se fortalecerá su capacidad de distribución para atender al mercado orureño con cemento de alta calidad, según una nota de prensa.

“Nuestro compromiso con Oruro se mantiene y continuaremos innovando, en especial en el ámbito de la logística”, explicó, Juan Pablo Bonifaz, ejecutivo de Emisa.

Al grupo de colaboradores se le ha planteado tres programas. Uno -que se busca sea al que se acoja la mayoría- de reubicación en otras plantas del grupo empresarial, con lo cual se conseguirá que una mayoría siga contribuyendo dentro del grupo.

El otro programa es de jubilación voluntaria con beneficios adicionales a los de ley y, finalmente, el plan de salida acordada, también con varias prestaciones, para quienes no vean oportunidades en los otros dos programas.

Según el ejecutivo, Emisa debe encarar esta transformación ya que sus molinos datan de fines de la Segunda Guerra Mundial y aunque la calidad nunca ha decaído, la eficiencia en los procesos no es la mejor para enfrentar los retos de la competencia.

Indicó también que siendo la marca un ícono de Oruro, debe mantenerse en el mercado y competir en mejores condiciones. “Este equipamiento no puede responder a los desafíos que exige el actual mercado de la construcción. Ninguna empresa, sea cual fuese su naturaleza (social, pública o privada) que quiera sostenerse en el mercado en las actuales condiciones podría hacerlo con la obsolescencia de los equipos”, aseveró Bonifaz.

Soboce ha invertido más de 80 millones de dólares en última tecnología hace muy poco. Se trata de molinos verticales, maquinaria hacia la cual toda la industria está transitando y que permite mantener competitividad en el mercado.

Cemento en Oruro


Equipos antiguos Emisa indica que debe encarar una transformación de la producción a la distribución porque sus molinos datan de fines de la Segunda Guerra Mundial.
Cierre Se han planteado tres salidas a los trabajadores de la empresa, reubicación en otras plantas, jubilación voluntaria con beneficios adicionales y una salida acordada, también con varias prestaciones.

jueves, 30 de agosto de 2018

SOBOCE moderniza su planta y presenta un cemento de calidad

Con la presentación de su nuevo cemento “Viacha LP 12, Insuperable”, la Sociedad Boliviana de Cemento S.A. (SOBOCE S.A.), pretende copar el mercado con el producto de calidad e innovador por sus características en el uso para la construcción, generado con la más moderna tecnología de la industria del cemento instalada en su Planta de Cemento Viacha.

Los constructores y arquitectos en el producto tienen una excelente alternativa de garantizar sus edificaciones como vaciados, muros, cimientos, ya que el producto es resistente a la humedad y su fraguado está dentro las normas establecidas, además de una buena resistencia y duración en el tiempo.

“Se trata de nuestra décima segunda ampliación, a la que hemos bautizado como Illimani LP12 en homenaje a La Paz. El equipo más importante es el primer molino vertical instalado en Bolivia y el que está ubicado a mayor altura en toda América; el molino, junto al resto de los componentes del proyecto, nos consolida como la industria más grande y moderna del país, con una capacidad de producción insuperable, en términos de calidad, volumen y de protección del medio ambiente”, indicó el Gerente General Juan Mario Ríos.

Con la ampliación en Viacha, la capacidad productiva total de cemento de SOBOCE S.A., que incluye además a las plantas de Santa Cruz, Oruro, Tarija, se incrementó en más de 70%, es decir, 1,6 millones de toneladas a más de 2,9 millones de toneladas al año.

Ríos, indicó que para ejecutar la ampliación la empresa realizó la mayor inversión de toda su historia productiva. “Un total de 85 millones de dólares fueron empleados para emplazar nuevos sistemas de molienda, almacenamiento, ensacado, despacho y protección del medio ambiente; sistemas coordinados con un control automático del proceso y apoyados por una subestación eléctrica”, puntualizó.

Así, junto al molino vertical para optimizar la molienda, esta ampliación mejorará el servicio de despacho y entrega del producto a los clientes garantizando el peso de las bolsas y su entrega en buen estado, con tiempos de traslado más eficientes y oportunos, ya que incorpora una ensacadora rotativa de 16 boquillas, un aplicador de bolsas y un paletizador con capacidad de despacho de 4.500 bolsas por hora.

La ampliación de la Planta de Cemento Viacha, es el símbolo principal del Plan Estratégico que desarrolla la empresa con las premisas de modernización de las operaciones y el incremento de la capacidad productiva. Desde el 2015, este Plan tiene ejecutadas inversiones por más de 160 millones de dólares.

“Realizamos una de las transformaciones más importantes de la industria del cemento en Bolivia. Conducimos a la Planta de Cemento Viacha a un nivel tecnológico superior y generamos un producto de calidad, difícil de superar”, concluyó.

SOCIOS ENTUSIASMADOS

“Son varios los conocimientos y las buenas prácticas que hemos transferido desde esta empresa al resto del grupo, por lo que nos sentimos afortunados de trabajar en SOBOCE”, manifestó Claudio Rodríguez, Presidente del Directorio de SOBOCE y representante del Grupo Gloria.

El representante del grupo manifestó que desde hace más de tres años, con una visión renovada de fortalecimiento y modernización, se trabaja para que SOBOCE S.A. trascienda al nivel más alto de la industria boliviana y también, se proyecte internacionalmente.

Rodriguez agregó que la inversión y la labor que realiza SOBOCE tienen tres objetivos. “Primero, garantizar la provisión de cemento al mercado de la construcción. Segundo, brindar productos de alta calidad acompañados de un servicio de atención al cliente rápido y eficiente. Y finalmente, ser protagonistas del crecimiento de nuestra querida Bolivia invirtiendo y generando empleo”.

UN CEMENTO INSUPERABLE

Según López, las adiciones del “Viacha LP12 Insuperable” proveen al hormigón propiedades adicionales, como la impermeabilidad y una mayor facilidad de trabajo con la mezcla. “Al tener una granulometría más uniforme, el hormigón tiene una menor porosidad, logrando además un hormigón más durable”, precisó.

Asimismo, el ejecutivo recalcó que el “Viacha LP12 Insuperable” tiene una mayor resistencia a sulfatos y un menor calor de hidratación, lo que evita que existan fisuras y filtraciones en obras estructurales de hormigón.

“Sin que sea un uso excluyente, el ‘Viacha LP12 Insuperable’ es un cemento ideal para vigas, losas, columnas, zapatas; también se puede usar en presas, alcantarillados, plantas de tratamiento, muros de contención, fabricación de tubos y toda obra que esté en contacto con agua, pues, por su calidad, reduce las posibilidades de filtraciones”, agregó López.

PRODUCCIÓN LIMPIA

La nueva ampliación trajo consigo una producción limpia y sin emisiones al medio ambiente. Con la inversión de más de 20 millones de dólares se instalaron los sistemas de control ambiental del proyecto para producir el cemento más amigable con el medio ambiente del país. “Nuestro nuevo proceso de producción aprovecha el máximo potencial de las materias primas y la energía, fabricamos el cemento más amigable con el medio ambiente que actualmente se produce en el país”, aclaró Ríos.

El ejecutivo indicó que se implementaron equipos y estructuras para la colección y reinserción al proceso de todo el polvo generado durante la producción y también, para la recirculación y la recuperación del agua requerida para el proceso.

Asimismo, se implementaron depósitos cerrados de materias primas y de producto terminado, además de sistemas automáticos y encapsulados de transporte de materiales, “lo que, prácticamente, elimina la emisión de polvos y partículas al medio ambiente”, concluyó.

DURANTE 93 AÑOS

SOBOCE S.A es la empresa con la mayor experiencia de la industria del cemento en Bolivia, no solo por los 93 años de labor productiva que desarrolla, sino también, por su diversificación en la oferta de productos, el conocimiento del mercado y la cercana relación con los clientes.

Todos los cementos y las viguetas producidos por SOBOCE S.A. cuentan con el sello de calidad IBNORCA, que es la representación por la cual una empresa demuestra que sus productos cumplen permanentemente con los requisitos de una Norma Técnica Boliviana, lo que brinda seguridad y garantía de calidad de los productos adquiridos por el cliente.

SOBOCE S.A cuenta con un Sistema de Gestión Integrado, con el que dirige y controla aquellas actividades que están asociadas con la calidad, el medio ambiente, la seguridad y la salud ocupacional. Cuenta con certificación de su sistema de gestión, conforme a los requisitos especificados en las normas ISO 9001, ISO 14001 y OHSAS 18001.

domingo, 15 de abril de 2018

COBOCE compite junto a los íconos de Cochabamba

La Cooperativa Boliviana de Cemento, Industrias y Servicios COBOCE Ltda. se pone la camiseta del club Wilstermann con el propósito de apoyar la conquista del título nacional del torneo Profesional del Fútbol Boliviano y hacer vibrar a los cochabambinos en la Copa Sudamericana. Los aviadores ingresarán en escena en el certamen internacional en julio, luego del Campeonato Mundial de Rusia 2018.

El patrocinio de la Cooperativa se refleja en el pecho de las estrellas del Imperio Escarlata, en cuyas camisetas vigentes se distingue el nombre de COBOCE.

La empresa referente de la Llajta hará rodar la pelota con el Rojo hasta abril de 2019, en los diferentes encuentros donde imponga su jerarquía ante cualquier rival. Con fuerza, entrega y calidad de juego, ambas entidades dejarán en alto el nombre de Cochabamba.

“Somos una empresa cochabambina que está identificada con su región, sus deportistas y el club Wilstermann. Juntos tenemos el propósito de escribir grandes historias y dejar a la Llajta en lo más alto del podio”, dijo Christian Olea Arguedas, Gerente General de COBOCE Ltda.

COBOCE también está dejando su huella en los XI Juegos Suramericanos Cochabamba 2018, que se disputarán del 26 de mayo al 8 de junio, construyendo escenarios que albergarán a los mejores deportistas del continente, quienes incluso llegarán con el antecedente de ser campeones olímpicos y mundiales, en las diferentes especialidades deportivas.

Entre las obras estrella que tendrá certamen se impone el Centro Acuático, ubicado tras el parque Mariscal Santa Cruz, en la zona de la Chimba, con las siguientes características: una alberca exclusivamente de competencias (25 metros de largo por 50 de ancho), otra para saltos ornamentales y clavados (con una extensión de 25 de ancho por 16 de largo) y otra para calentamiento (25 de ancho por 10 metros de largo).

Además, el escenario cuenta con graderías con capacidad para 2.000 espectadores, entre otros detalles.

COBOCE junto a ECCSA también pone su sello en la Villa Suramericana, ubicada en la zona de la Tamborada, con la construcción de dos de los 14 bloques multifamiliares donde se hospedarán cerca de 5.000 atletas de los 14 países competidores.

Cada bloque tiene 12 pisos con un total de 48 departamentos.

COBOCE Cemento también corrió en las dunas y desiertos junto al piloto vinteño Danny Nogales, quien sobre su KTM estuvo junto a los más destacados pilotos del mundo. La carrera más dura del planeta fue una prueba más para los íconos de la Llajta.

COBOCE no descarta apoyar a otros deportistas y entidades, porque está identificado al 100 por ciento con Cochabamba.

1 Año estará junto a Wilstermann para lograr triunfos. La meta es conquistar el título del fútbol profesional.


jueves, 29 de marzo de 2018

Acuerdo pone fin al conflicto laboral de ex trabajadores de la planta de cemento

El conflicto que se generó entre los ex trabajadores de la planta de cemento de Caracollo y la empresa encargada de su construcción (Imasa Bolivia), por la no cancelación de sueldos, finiquitos y prestaciones sociales, llegó a su fin con la firma de un acuerdo en el que la empresa se comprometió a cancelar lo adeudado hasta el miércoles de la próxima semana, en el lugar de residencia de cada uno de ellos, pues una gran mayoría son provenientes del interior del país.

"El problema formalmente y en teoría sí se ha solucionado, tenemos la documentación, es una firma que han hecho ellos (Trabajadores y empresa), han llevado a su asesor y él ha devuelto indicando algunos cambios, (Después) lo han firmado, estamos a la espera de que se cumpla porque se han fijado un plazo (Miércoles de la siguiente semana) y se va a pagar en sus diferentes lugares de residencia, ellos (Empresa) les han prestado (A los trabajadores) 200 bolivianos para que retornen a sus departamentos y ahí se va a cancelar, ambas partes están convencidas", aseveró ayer el jefe departamental de Trabajo, Richard Yucra.

El reciente lunes ex trabajadores de la empresa subcontratista Kaiser, contratada por la empresa Imasa Bolivia, que tiene a su cargo la instalación de la planta de cemento, argumentando que son 120 afectados, bloquearon el acceso a dicha planta ubicada en la comunidad Jeruyo de la Central Cañohuma del municipio de Caracollo, que actualmente tiene un avance del 95%, pues no se les habría cancelado sus salarios de enero y febrero, al igual que su finiquito y algunos subsidios, considerando que fueron contratados a inicios del 2017. Tras esa medida de presión los trabajadores se dirigieron hasta la Jefatura de Trabajo de Oruro, donde hicieron vigilia durante el día y la noche, hasta ayer, para que la entidad competente haga de mediador en la solución del problema.

"Una vez teniendo conocimiento de este conflicto, lo que se ha hecho es invitar a las partes en conflicto para que hoy (ayer) podamos reunirnos y buscar alguna solución; de las partes que se han citado, Kaiser que ha incumplido con trabajadores tiene residencia en Santa Cruz, no se hizo presente, pero sí la empresa que ha contratado a Kaiser que es Imasa, se ha presentado también el representante de los trabajadores mediante un abogado y se ha hecho el acercamiento", añadió Yucra a tiempo de reiterar que los trabajadores no eran 120 sino 60.

martes, 27 de marzo de 2018

Oruro Fábrica de cemento tiene avance del 95%



La construcción de la fábrica de cemento de Oruro tiene un avance del 95% y su inauguración está prevista para diciembre de 2018, según una inspección desarrollada al complejo industrial.

El gobernador de Oruro, Víctor Hugo Vásquez, organizaciones sociales y universitarios verificaron el avance de la estatal de cemento.

La inversión en la obra alcanza a $us 306 millones y tendrá la capacidad de producir 3.000 toneladas al día y 1,2 millones de toneladas al año para cubrir la demanda interna.

La fábrica de cemento está ubicada en la comunidad de Jeruyo del municipio de Caracollo, en la provincia Cercado del departamento de Oruro.