domingo, 29 de marzo de 2015

Cementera cambia el rostro de un pueblo de 1.500 habitantes

Yacuses, un municipio olvidado por las autoridades, con apenas unos 1.500 habitantes comienza a despegar producto de la construcción de la cementera Itacamba. El impacto es notorio. Se han incrementado los precios de los lotes, los alquileres de las viviendas y de vehículos para transporte del personal del proyecto, los servicios mecánicos locales y surgen nuevos emprendimientos.

De la misma forma, ha crecido la inversión en la construcción y ampliación de más de 80 viviendas en la zona. La apuesta por esta comunidad se refleja en la inversión en hotelería, restaurantes y una farmacia, que no existían en el lugar, así como otros nuevos proyectos que están siendo promovidos y potenciados, y que permiten a Itacamba Cemento construir lazos de por vida con esa región.

“Esto es un boom. Se avecinan mejores días. Creo que a mediano plazo seremos una ciudad. Hace cinco años éramos unos 800 habitantes y ahora somos unos 1.500.

Hemos sido olvidados incluso por nuestra propia Alcaldía de Puerto Suárez. Sufrimos porque no tenemos las condiciones necesarias para que nuestros hijos estudien, no contábamos con un buen ingreso y este proyecto nos está beneficiando”, dijo la subalcaldesa Lila Tateishi.

En la zona también se construye un módulo educativo, un coliseo, una iglesia y nuevas tiendas.

Los pobladores del municipio se dedican a la agricultura y ganadería.
Los habitantes piden a la empresa Itacamba que los capacite en áreas técnicas con el objetivo de que todos puedan trabajar en esa fábrica en el mediano plazo.

Por otro lado, la Gobernación de Santa Cruz aprobó el miércoles la entrega de becas alimenticias para 50 personas de la tercera edad de manera mensual.

miércoles, 25 de marzo de 2015

Concretec valora el trabajo de ambos

Para la empresa Concretec, del grupo Fancesa, los obreros que extraen material de construcción del río Piraí en Santa Cruz y los de Chapare son considerados amigos proveedores y asegura que no existe preferencia por ninguno.

Abel Villarroel, gerente general de Concretec Inversiones Sucre, manifestó que como empresa del área de la construcción adquieren áridos a la mejor opción en costo y calidad.

“Tenemos buenas relaciones con ambos, no hay preferencia por ninguno ni pretendemos separar a estos grupos, ellos nos dan las mejores opciones”, expresó Villarroel.

El responsable de Concretec dijo que las medidas que están asumiendo los de Santa Cruz -de no vender arenilla- está afectando, por lo que espera que ambos sectores solucionen sus problemas con el diálogo y sin perjudicar a nadie.

Por su parte, el gerente de la Cámara de la Construcción, Javier Arce, dijo que nada pueden hacer porque ellos no fijan los precios del mercado.

LA IMPORTACIÓN DE CEMENTO SE CUADRUPLICA

Mientras tres empresas aguardan la provisión de gas para empezar a producir cemento en el oriente del país, las importaciones del producto se cuadruplicaron en diez años.

El informe del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) señala que en el período 2004-2014, las importaciones de cemento, incluido el clinker, alcanzaron a 201 millones de dólares por la compra de poco más de 2,5 millones de toneladas.

En ese lapso, las compras de cemento se incrementaron seis veces más en términos de valor, mientras que en términos de volumen se cuadruplicaron.

Al mes de enero de este año, la importación de cemento bordea los cinco millones de dólares, una cifra mayor en 69% en comparación con enero de 2014, año en el que se compró la mayor cantidad histórica del producto.

Las cifras del crecimiento. En 2004, Bolivia importaba 88.775 toneladas de cemento, pero en el año precedente se importó 395.879 toneladas, en tanto que en este período el valor de la compra pasó de 3 a 36 millones de dólares. Perú es el principal proveedor de Bolivia.

En la gestión pasada, se importó cemento de 10 países diferentes y Perú fue el principal vendedor con el 59% del total importado por el país. Le siguen en importancia Brasil, con el 27%, y Corea del Sur, con un 9%.

En términos de valor, Perú logró vender más de 21 millones de dólares en cemento, le siguió Brasil con cerca de 10 millones de dólares, Corea del Sur con más de tres millones de dólares, Argentina se ubicó en cuarto lugar con más de un millón de dólares, posteriormente se ubican México, Turqía, Estados Unidos, China, Argelia y en último lugar, Colombia.

En 2014, el principal comprador de cemento fue el departamento de La Paz, con unos 22 millones de dólares; seguido por Santa Cruz con casi 10 millones; mientras que Cochabamba superó los dos millones y Tarija llegó a compras por un valor del millón de dólares. En porcentajes se observa que La Paz concentra el 64% de las compras, seguido por Santa Cruz con el 27%, Cochabamba con el 6% y Tarija con el 3%, lo que confirma el enorme crecimiento de demanda que se registró en el eje central del país.

Las cifras también reflejan los bajones económicos que se registraron en el mercado inrernacional y que impactaron sobre Bolivia, como en 2008. En la gestión 2007, el país compró cemento por un valor de 10 millones de dólares, pero la cifra cayó a ocho millones al año siguiente. La caída no solamente se expresa en el valor, sino también en el volumen de compra.

Este crecimiento muestra el enorme interés que hay en Bolivia por levantar al menos tres fábricas de cemento y una cuarta estatal. Se trata de la Empresa Pública Productiva Cementos de Bolivia (Ecebol), que se empezó a construir en la población de Jeruyo, en el municipio de Caracollo, departamento de Oruro.

Según adelantaron las autoridades del Gobierno, cada bolsa de cemento se venderá a un precio justo en el mercado interno, mientras en los almacenes de abastecimiento se comercializa hasta en 56 bolivianos.

Las empresas interesadas en levantar fábricas de cemento son itacamba, Soboce y la comunitaria Kaa Iya, aunque también está la Empresa Pública Productiva Cementos de Bolivia (Ecebol). Sobre esta última, el presidente Evo Morales dijo que su instalación concluirá en 2018 y cubrirá el 22% de la demanda interna.

martes, 24 de marzo de 2015

Importación de cemento crece 69% a enero 2015



Al mes de enero de 2015, el valor de la importación de cemento bordeó los 5 millones de dólares, cifra mayor en un 69 por ciento comparada con los 3 millones de dólares importados en enero de 2014, según datos elaborados por el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE).

Durante la gestión 2014 se importó cemento de 10 países, siendo Perú el principal proveedor de Bolivia, cuyas ventas representaron el 59 por ciento del total importado por el país sumando más de 21 millones de dólares.

Le siguen en importancia Brasil con 9,7 millones de dólares (27 por ciento) y Corea del Sur con 3,1 millones (9 por ciento).
Bolivia también buscó abastecerse de cemento en Argentina, México, Turquía, Estados Unidos, China, Argelia y Colombia aunque en porcentajes menores.

En el 2014, el 64 por ciento de las compras de cemento tuvieron como destino al departamento de La Paz sumando 22 millones de dólares; seguido por Santa Cruz con casi 10 millones equivalentes al 27 por ciento de las importaciones; mientras que Cochabamba sobrepasó los 2 millones captando el 6 por ciento de lo importado y Tarija llegó al millón requiriendo el 3 por ciento de lo importado.

En el período 2004-2014, las importaciones bolivianas de cemento (incluido el Clinker) acumularon 201 millones de dólares por la compra de poco más de 2,5 millones de toneladas.

miércoles, 18 de marzo de 2015

José Luis Orbegoso : “Con Yacuses, Soboce crecerá un 60% de su capacidad productiva”




El plan de inversiones del consorcio peruano en Soboce será de $us 250 millones para los próximos 4 años. Orbegoso confía en el buen clima boliviano para hacer crecer a la empresa.

¿Con cuánta inversión empezarán este año?
Se tiene confirmada una inversión de cerca de $us 18 millones en proyectos a desarrollar.

¿Qué proyectos son estos?
Las inversiones contempladas en el Plan Estratégico están distribuidas en nuestras plantas de cemento en Viacha (La Paz) y Warnes (Santa Cruz), para incrementar la capacidad productiva. La mejora del tratamiento y transporte de la materia prima en El Puente (Tarija). En la Empresa Minera Sajama (Emisa), en Oruro, se quiere aumentar la diversificación productiva, cuya inversión total se aproxima a los $us 50 millones. La principal inversión es la construcción de la nueva planta de cemento Yacuses en Santa Cruz. A ello se suman inversiones para ampliar nuestra oferta de hormigón premezclado Ready Mix y productos prefabricados Sobopret.

¿Qué les da esa confianza?
En Bolivia se encontraron oportunidades y condiciones adecuadas para llevar adelante inversiones en el sector de la industria del cemento, las que nos ha permitido consolidar nuestra presencia en Soboce que teníamos desde hace tres años.

¿En qué otros sectores están interesados?
Soboce es líder en la industria del cemento y hormigón premezclado en Bolivia. El año pasado amplió su oferta a los prefabricados iniciando con viguetas pretensadas; esta unidad de negocio es muy dinámica, va incorporando en su oferta otros productos como paneles, postes y casas prefabricadas y otros.

¿Por qué?
Porque Bolivia cuenta con un mercado de la construcción, no solo creciente sino también que exige atención a sus diversas necesidades. Soboce no solo se ajusta a esta demanda sino que se adelanta mejorando sus procesos de producción, ampliando su oferta de productos y mejorando sus servicios.

¿En qué consiste la inversión en la nueva compañía cementera en Santa Cruz?
Este es un proyecto en marcha con una inversión realizada, hasta el momento, de unos $us 10 millones, los que contemplan el desarrollo inicial del proyecto y parte de la dotación de equipos. Ya se adquirió el terreno para la instalación de la planta, se cuenta con el área para la explotación minera en la región de Tacuaral; tenemos la ingeniería básica y conceptual del proyecto y la ingeniería al detalle está siendo desarrollada por la empresa FLSmidth. También se obtuvo la licencia ambiental y están en proceso de trámite las licencias para la construcción del gasoducto, explotación de las canteras y la implementación de la planta termoeléctrica.

¿Qué equipos utilizarán?
Se cuenta con los componentes críticos del molino de crudo, horno y enfriador de clinker, los que se encuentran en las instalaciones de cemento Yura en Arequipa y que están listos para trasladarse a Bolivia e instalarse en cuanto las condiciones lo permitan, una vez que se cuente con la provisión de gas.

¿De cuánta inversión estamos hablando?
Yacuses demandará una inversión total de $us 180 millones. Tendrá una capacidad de producción de 600.000 toneladas de clínker y 860.000 toneladas de cemento al año. Con esta producción, Soboce no solo podrá atender la demanda del mercado regional de Santa Cruz, posicionándose como uno de los principales proveedores, sino que también tendrá un mejor abastecimiento a la región occidental de Bolivia. Con la planta, Soboce aumentará un 60% su actual capacidad productiva instalada, proyectando una producción a 1,8 millones de toneladas de clínker y 2,3 millones de toneladas de cemento al año

domingo, 15 de marzo de 2015

Itacamba importará cemento por 16 meses



Itacamba anunció que importará cemento al menos por 16 meses hasta el inicio de operaciones de su nueva planta, Yacuses, debido a la creciente demanda del producto en el mercado cruceño.

“La importación será efectuada hasta el segundo semestre de 2016, cuando la planta Yacuses inicie sus operaciones”, cita una nota de prensa la empresa, que el año pasado creció en 30%.

Itacamba Cemento SA, que también aumentó su producción, prevé importar hasta 5.400 toneladas mensuales, que representan 107.000 bolsas a un precio de Bs 56 por bolsa, aunque, “si el mercado exige mayor volumen, existe la capacidad para responder”.

Actualmente, la empresa cementera continúa con los trabajos de construcción de Yacuses, ubicada en la provincia Germán Busch, a 50 kilómetros de Puerto Suárez. La instalación de la planta, que tendrá una capacidad de producción de 850.000 toneladas por año, demanda de una inversión total de $us 220 millones, de los cuales ya están comprometidos $us 70 millones (32%).

Durante el proceso de construcción, la planta Yacuses generará 1.200 empleos directos e indirectos, en tanto que durante la fase de operación producirá 540 empleos directos e indirectos.

De acuerdo con datos oficiales, la producción de cemento de Bolivia creció en 2014 entre 12 y 14% en relación a la gestión anterior.

Avanza una planta de cemento en Santa Cruz

a construcción de una nueva planta de cemento de Soboce en Santa Cruz, cuyo costo asciende a $us 180 millones y con capacidad de producción inicial de 860.000 toneladas de cemento al año, avanza.

Según un comunicado de la empresa, se han ejecutado importantes avances como la adquisición de los terrenos para la instalación de la planta en la localidad de Yacuses, a 580 km de la capital cruceña.

Los trámites para la explotación de piedra caliza, principal materia prima para la fabricación de cemento, en una cantera de Tacuaral están por finalizar. Y lo propio con las licencias ambientales para la construcción del gasoducto y una termoeléctrica. No obstante, esta última aún no cuenta con la provisión de gas para su instalación.