sábado, 21 de mayo de 2016

Empresa pública de cemento tiene un avance de obra del 35%


Las obras de construcción de la planta industrial de la Empresa Pública Productiva Cementos de Bolivia (Ecebol), ubicada en la comunidad Jeruyo, municipio Caracollo, Oruro, tienen un avance del 35%, informó el gerente técnico de la estatal, José Luis Jiménez.
“En abril concluimos la etapa de diseño de ingeniería. A partir de mayo ingresamos a la etapa de construcción de obras civiles y el montaje de maquinaria de la planta de producción de cemento más grande del país, a cargo del consorcio alemán-español Asociación Accidental POLYSIUS-IMASA-VALORIZA (AA-PIV)”, precisó.
Una comisión de autoridades locales y departamentales, entre asambleístas, diputados, senadores y comunarios, inspeccionó ayer las instalaciones de la planta de cemento y recibieron información de los ejecutivos de Ecebol y la empresa contratista.
La obra tendrá una inversión de $us 306 millones y una capacidad de producción de 3.900 toneladas de cemento por día y un volumen aproximado de 1,3 millones de toneladas por año.
Ecebol tiene garantizada la materia prima, en la cantera de caliza, en el orden de 87 millones de toneladas, suficientes para 50 años de producción. A la fecha, los trabajos de implementación y montaje de Ecebol ha generado 252 empleos directos, entre contratistas y subcontratistas.

viernes, 20 de mayo de 2016

Fancesa: 12 profesionales pugnan por gerencia



El Directorio de FANCESA seleccionará la próxima semana al nuevo Gerente General de los 12 postulantes que se habilitaron.

“Estamos a punto de institucionalizar la Gerencia General, entiendo que se han presentado 12 profesionales para ocupar el cargo más importante del país”, informó el director en FANCESA por la Gobernación, Valerio Llanos.

El plazo para la presentación de los currículos de los profesionales según convocatoria concluyó el lunes 16 de mayo y ahora, en reunión de directorio, los representantes de la Universidad San Francisco Xavier, la Alcaldía de Sucre y la Gobernación de Chuquisaca deben revisar las carpetas presentadas por los postulantes y elegir al mejor perfil profesional.

A decir de Llanos, entre el lunes o martes se desarrollará la reunión de directorio y en esa sesión se elegirá al nuevo Gerente General; descartó el nombramiento de gerente interino.

El nuevo ejecutivo tiene en frente una competencia cada vez más fortalecida y en planes de expansión.

miércoles, 18 de mayo de 2016

Sugieren a Fancesa explorar mercados en países vecinos


EL GERENTE

El gerente General interino de FANCESA, Herland Daza, anunció que en próximos días hará conocer una posición institucional sobre los cuestionamientos a la empresa.

Los industriales de Chuquisaca, que apoyaron desde un principio la estrategia de implementar una planta de producción en Santa Cruz que no fue posible por un rechazo de índole regional, consideran que FANCESA debería tener una mayor visión de desarrollo y apuntar a tener presencia en países vecinos.

Así reaccionó el gerente General de la Cámara de Industria, Comercio, Servicios y Turismo (CAINCO) Chuquisaca, Lorenzo Catalá, ante esta indefinición en la que se estancó FANCESA desde hace cinco años en procura de alcanzar su expansión, mientras la competencia avanza.

“Ya quisiéramos tener una empresa que no sólo tenga puntos de producción en Santa Cruz, sino en Brasil, en Argentina, en Perú y en cualquier otro sitio en que el mercado así lo demande”, sostuvo Catalá.

El representante industrial afirmó que la posibilidad de instalar molinos y envasadoras en Santa Cruz todavía es viable; empero, sugirió que algo central en la discusión debe ser el costo de transporte que en las condiciones actuales resta competitividad a la empresa.

Catalá recomendó a los miembros de FANCESA tomar decisiones oportunas, estratégicas, aislando absolutamente cualquier tema político y tomando en cuenta criterios empresariales.

El ex director de la cementera Jhon Cava recordó que en su momento el directorio respaldó el proyecto de expansión en Santa Cruz, con el fin de que FANCESA crezca en su principal mercado: el oriente boliviano.

“El pueblo sabe que afanes políticos, dirigidos y direccionados desde el Movimiento Al Socialismo (MAS) paralizaron esta decisión, generando un tremendo perjuicio cuando hoy por hoy deberíamos estar ya concluyendo la implementación de la nueva línea de producción”, reprochó.

Por su parte, el director por la Gobernación en FANCESA, Valerio Llanos, dijo que adelantar la inversión construyendo una molienda es una alternativa que la apoyan.

"No nos perjudica, más bien nos favorece y lo tomamos con un buen propósito en el sentido de adelantar esta fase de inversión y así el plus de producción de clínker que tenemos podríamos moler fácilmente y generar una utilidad adicional, entonces desde todo punto de vista es conveniente este aspecto y se estudiará de manera técnica", dijo tras la propuesta de los fabriles planteada en ese sentido.

martes, 17 de mayo de 2016

Según Itacamba, Fancesa reducirá su mercado a Sucre y el occidente



La construcción de la planta de cemento Yacuses registra un 70% de avance. Desde diciembre producirá 870 mil toneladas al año, es decir 50.000 bolsas al día, lo que le permitirá garantizar la provisión al mercado oriental, la principal plaza de Fancesa.

Mientras Fancesa lleva cinco años intentando dar el puntapié inicial a su proyecto de ampliación, la competencia acelera su expansión hacia la principal plaza de cemento en el país, Santa Cruz. Itacamba producirá desde diciembre 870 mil toneladas al año, es decir 50.000 bolsas al día, lo que le permitirá garantizar la provisión al mercado oriental. Según su gerente general, con esto a la fábrica chuquisaqueña solo le quedará la opción de vender su producto en los alrededores de Sucre y el mercado occidental.

CORREO DEL SUR estuvo presente en la población de Yacuses, ubicada a 590 kilómetros de la capital cruceña, donde conoció la primera fábrica integral de cemento en el departamento de Santa Cruz. Allí constató que la factoría de Itacamba tiene un avance del 70 por ciento, prevé empezar a producir clinker en noviembre y cemento, un mes después.

Según el gerente general de Itacamba, Alexander Capela, “Fancesa no va a ser desplazada, va a continuar vendiendo posiblemente el mismo volumen que vende hoy, pero va a tener que concentrar sus ventas más cerca del altiplano”.

En Sucre, cada vez suenan más fuerte las voces en sentido de que, sabiendo de los importantes avances de Itacamba, de la paceña Soboce, de la cochabambina Coboce y de la estatal Ecebol, en Oruro, Fancesa debería repensar su proyecto de ampliación y reorientarlo, quizá, construyendo un nuevo molino y una embolsadora. La realidad indica que, entre 2019 y 2020, a las cementeras demoradas con sus procesos de ampliación les costará muchísimo tener una cuota de mercado. Los expertos aseguran que la oferta será superior a la demanda dentro de cuatro años.

El avance de Itacamba
El 70 por ciento de la producción cementera de Itacamba se trasladará por la ferrovía interoceánica que administra la ferroviaria Oriental, lo que le asegura precios competitivos, asegura la administración del proyecto en Yacuses.

El resto de la producción se comercializará en camiones a partir de los requerimientos para sus productos de bolsa individual de 50 kilogramos, bolsones big bag de 2 toneladas y camiones cisterna con capacidad de 27 toneladas.

En la fase dedicada a la construcción civil, el montaje mecánico y el montaje eléctrico, Itacamba genera hasta 1.600 empleos directos, además de otros 5.000 indirectos. La inversión repercute visiblemente en el desarrollo de la provincia cruceña Germán Busch, en Santa Cruz. Yacuses se encuentra a escasos kilómetros del fronterizo Puerto Quijarro, vecino de la ciudad brasileña de Corumbá.

Cuando la planta entre en operaciones, se generarán alrededor de 540 empleos. Sin embargo, el efecto multiplicador es grande, puesto que a partir de los trabajos de la planta Yacuses, se han creado emprendimientos privados de prestación de servicios, como lavado de ropa y de vehículos, catering, además del incremento de alquileres inmobiliarios y la aparición de negocios en los rubros hotelero y de la salud, lo que a su vez genera flujo económico y se convierte en una cadena productiva, de la que Itacamba Cemento S.A. forma parte.

China, Alemania y Brasil
Los equipos para la planta de Yacuses son provistos por la empresa china Tiajin Cement Industry Design & Research Institute TCDRI, especialista en el diseño industrial a gran escala, reconocida por la importancia que brinda a la producción de equipos con innovación tecnológica, y otras proveedoras alemanas y brasileñas. Las encargadas del montaje mecánico son Tecnomont–Bolinter y de las obras civiles CMP Gerimex, mientras que la fiscalización está a cargo de Bolpegas.

La Compañía de Cemento Camba (COCECA), presente en el mercado cruceño desde 1997, pone en marcha la nueva fábrica en sociedad accionaria igualitaria (33.3%) con la brasileña Votarantim y Molins de España.

La fábrica de Itacamba congregará los procesos de la extracción de la materia prima, producción, envasado y distribución de cemento. La fuente energética de la planta será el gasoducto de exportación de gas natural Bolivia-Brasil.

Con una inversión de $us 220 millones en la construcción, además de $us 40 millones en el proyecto logístico y de generación de energía eléctrica, es la primera planta de gran capacidad de producción con un solo horno en el país, a decir de su gerente general, Alexander Capela.

Entretanto, Fancesa espera una respuesta a la invitación directa que lanzó a cinco empresas proveedoras internacionales para la implementación de su nuevo proyecto de ampliación en Sucre hasta mediados de junio.

"Fancesa no va a ser desplazada, va a continuar vendiendo posiblemente el mismo volumen que vende hoy, pero va a tener que concentrar sus ventas más cerca del altiplano”.

Fancesa, a la zaga en expansión de la industria cementera


CIFRAS

8,4 millones de toneladas de cemento anuales se estima que será la oferta nacional de cemento en Bolivia dentro de cuatro años. Actualmente, la demanda es de solo 4 millones de toneladas por año.

Las otras empresas están adelantadas en sus respectivos proyectos. A esto se suma el hecho latente de que la oferta será mayor a la demanda en los próximos años, lo cual lleva a pensar que las últimas fábricas en incrementar su producción tendrán serias dificultades para colocar su cemento en la disputada plaza de Santa Cruz.

La politización de sus decisiones empresariales, los bloqueos del transporte pesado y el avance de la competencia en el principal mercado del rubro, Santa Cruz, han dejado a Fancesa a la zaga en la industria cementera. Su proyecto de ampliación data de hace cinco años, aún no comienza a ejecutarse y resulta hoy extemporáneo, de acuerdo con la opinión de expertos consultados por CORREO DEL SUR.

Fancesa no solamente llegará tarde a la nueva composición del mercado, sino que el alto costo del transporte de su bolsa de cemento hará que sus precios sean los más elevados, por lo tanto, nada competitivos. A esto se le debe sumar el hecho latente de que la oferta será mayor a la demanda en los próximos años, lo cual lleva a pensar que las últimas empresas en incrementar su producción tendrán serias dificultades para colocar su cemento en la disputada plaza de Santa Cruz.

La competencia
Itacamba de Santa Cruz, Soboce de La Paz, Coboce de Cochabamba y la estatal Ecebol, en Oruro, están todas más adelantadas que Fancesa, de Sucre, en sus proyectos de ampliación con miras a copar los mercados más interesantes del país.

El mercado nacional se encuentra liderado por Soboce, que ocupa el 50 por ciento de la demanda. Por orden de capacidad, le siguen Fancesa, Coboce e Itacamba.

Contradictoriamente, el principal mercado cementero no cuenta con una fábrica completa propia. Soboce tiene una molienda en Warnes y traslada materia prima de La Paz; Itacamba cuenta con una molienda en Arroyo Concepción e importa clinker de la planta de Itau, en Corumbá (Brasil). Fancesa, entretanto, proyectó hace un par de años la construcción de una molienda en Santa Cruz, pero razonamientos políticos antes que empresariales llevaron esa intención al fracaso. Hoy, los especialistas en el rubro e incluso muchos de los trabajadores de la fábrica chuquisaqueña coinciden en que esa siempre fue la mejor opción para no perder más terreno.

Itacamba
Quien más parece haberse beneficiado de tanta indecisión es Itacamba, del grupo brasileño Votarantim. Su nueva planta tendrá una capacidad de producir 50.000 bolsas diarias de cemento, unas 870 mil toneladas al año, con lo que podría abastecer los proyectos más grandes que se construyan en el país.

Su competidora Fancesa, con una capacidad de producción de 1,07 millones de toneladas al año y dos hornos en funcionamiento, no puede salir aún de un pantanoso proceso que incluye dos convocatorias desiertas para la implementación de una nueva línea de producción.

Al respecto, el presidente del Colegio de Administradores de Empresas, Mirko Gardilcic, hace notar que, sobre la base de datos del Instituto Boliviano del Cemento y el Hormigón (IBCH), “la oferta con los proyectos en marcha, hasta 2019, se va a duplicar, o incluso más que duplicar”.

Actualmente, la demanda es de 4 millones de toneladas de cemento al año, pero dentro de cuatro años la oferta alcanzará los 8,4 millones. Esto significa que habrá producto excedente. Recuerda en ese sentido que en 62 años de producción de cemento en el país, es decir, desde hace seis décadas hasta el presente, la demanda nacional se incrementó en 4 millones de toneladas, por lo que resulta inaudito pensar que en cuatro años se llegue a una demanda similar.

En su criterio, “el proyecto de FANCESA ya no tiene sentido. Tenía sentido en 2011-2012, pero, hasta la fecha, ese proyecto no se inició en su ejecución. Al presente, no conviene desde ningún punto de vista que Fancesa, ni cualquier otra, implemente una fábrica. ¿Por qué? Porque va a sobrar cemento por lo menos hasta 2023, desde entonces se equilibrará el mercado. Recién a partir de ese año sería viable pensar en una nueva fábrica”.

Al calificar la ampliación de Fancesa como “extemporánea”, Gardilcic sugiere postergar el proyecto en curso y aumentar su producción a través de un “upgrade”, ampliando su capacidad hasta 300 mil toneladas por año, con un nuevo molino y una embolsadora. De acuerdo con sus cálculos, esto demandaría una inversión aproximada de 60 millones de dólares (la nueva fábrica costará $us 220 millones).
Sumando la actual producción con esas 300 mil toneladas, Fancesa tendría una capacidad final, en el corto plazo, hasta dentro de dos años, de 1,3 millones de toneladas por año.

Los “monstruos”
El exdirector en Fancesa Juan José Romero sostiene que “Itacamba nos lleva por lo menos con dos años y medio por adelante… esto es muy preocupante. Tenemos otra competencia grande, Soboce, del grupo Gloria, cementos Yura del Perú, otro monstruo que está implementando su molino vertical para producir 2 millones de toneladas de cemento/año”.

Esos “monstruos” se adelantaron a Fancesa. Aun así, en Itacamba —que saca ventaja a la fábrica chuquisaqueña— son conscientes de que otros reaccionaron incluso antes que ellos. Su gerente general, Alexander Capela, admite que “todos (en la industria cementera) iniciaron ampliaciones antes, todos crecieron antes que Itacamba. Ahora estamos recuperando lo que hemos perdido”.

Según Romero, “Fancesa anda terriblemente atrasada por decisiones políticas mal tomadas y, lamentablemente, se están dando cuenta a la hora de la verdad”.

Tanto Romero como Gardilcic coinciden con otros especialistas en sentido de que la mejor alternativa para Fancesa sería tener una molinera instalada en Santa Cruz, para trasladar clinker hasta esa ciudad, almacenarlo en grandes cantidades y molerlo cuando sea necesario, especialmente cuando vuelvan los conflictos con los transportitas.

“Pero a ellos”, dice el exdirector en Fancesa, “eso (la solución de la molienda en Santa Cruz) es lo que no les gusta… ahora que están alejándose un poco del Gobierno, parece que la mentalidad está cambiando”.

El proyecto de ampliación de la fábrica local tiene un retraso de cinco años. Actualmente está en curso una invitación directa que, en el mejor de los casos, podría derivar en una adjudicación e inicio de obras en el segundo semestre de este 2016. Desde entonces, habría que esperar dos o tres años hasta que comience a producir cemento.

Datos comparativos

ITACAMBA (con ampliación)
2.000 toneladas de clinker al día
50.000 bolsas diarias de cemento
870 mil toneladas al año

FANCESA (actualmente)
2.760 toneladas de clinker al día
50.000-60.000 bolsas de cemento
1.07 millones de toneladas al año

Transporte a Santa Cruz, una debilidad de Fancesa
- Soboce transporta clinker de La Paz a Warnes (alrededor de 900 kilómetros) por Bs 9 la bolsa de cemento.
- Itacamba manda manda clinker o cemento de Puerto Suárez a Santa Cruz (unos 700 km) por Bs 4,50 la bolsa.
- Fancesa transporta cemento de Sucre a Santa Cruz (486 km) por Bs 18,50 la bolsa.

Fancesa en Santa Cruz
A nivel de Santa Cruz, Fancesa ocupa entre 50 y 56 por ciento de ese mercado, es decir, es el principal oferente. Warnes (Soboce) tiene 20%, Itacamba 16% y el resto se lo disputan entre Coboce y, minoritariamente, otras marcas como Yura, que también estaría ingresando a los mercados de La Paz, Cochabamba y Santa Cruz.

“Creo que con la entrada de Itacamba, ese mercado se va a equilibrar un poco más: las empresas tendrán una participación de entre 20 y 30 por ciento del mercado nacional, con una actuación más emergente, más distribuida de la provisión de cemento”, dice el gerente general de esa empresa, Alexander Capela.

1 bolsa por segundo empacará Itacamba con su moderna planta de embolsado. Esto significa, 3.600 bolsas por hora.

APUNTES DE ITACAMBA
Accionistas. Son tres: La Compañía de Cemento Camba (COCECA, Bolivia), con 33%; Votaramtin (Brasil), 33%, y Moulins (España) con el restante 33%.
Inversión. Invierten $us 220 millones en una línea de producción completa, además de otros $us 40 millones en la planta de generación eléctrica y la logística del transporte ferroviario.
Diciembre. La nueva fábrica de Yacuses (Santa Cruz) empezará a producir clinker en noviembre y un mes después, la primera bolsa de cemento.

SOBOCE
La Sociedad Boliviana de Cemento (Soboce) impulsa la modernización de la planta de Viacha con un novedoso equipo de molienda vertical, que permitirá incrementar su producción de 900 mil a 2 millones de toneladas de cemento por año (136%). Los principales equipos del proyecto comenzarán a llegar a Bolivia este mes y la puesta en marcha está prevista para el primer semestre de 2017.

ECEBOL
La estatal Empresa de Cementos de Bolivia (Ecebol) avanza en la construcción de una nueva planta en Jeruyo, Caracollo (Oruro). El proyecto pasó del 25% de avance, la planta producirá 1,2 millones de toneladas.




Fabriles plantean buscar estrategias para Fancesa


PROPUESTAS

Las propuestas para una ejecución estratégica de la nueva línea de producción, deben contar con sustento técnico.

Con el propósito de recuperar el tiempo perdido en la implementación de la nueva línea de producción, que repercutió en la competitividad de la Fábrica Nacional de Cemento S.A. (FANCESA) en el mercado nacional, la Federación de Trabajadores Fabriles de Chuquisaca lanzó una propuesta cuyo punto central es que se instale el nuevo molino para que procese las reservas de clinker.

“La puesta en marcha de este equipo se puede realizar en 18 meses aproximadamente, que es el tiempo estimado para un proyecto de molienda, por lo tanto, FANCESA puede tener el molino por 18 meses trabajando hasta que se ponga en marcha toda la parte del ‘piroproceso’, que son mínimo 36 meses (es decir, las fases de precalentamiento, calcinación y sintetización y los gases de escape del enfriador del clínker)”, declaró Jorge Mita, secretario general de la Federación de Trabajadores Fabriles de Chuquisaca.

La dirigencia fabril también fue enfática al sugerir que se debe comprar un molino de última generación, ya que se conoce por ejemplo, que el molino vertical genera un ahorro de consumo energético de aproximadamente 1 millón de dólares por año, remarcó Mita.

Según los cálculos de los fabriles, el nuevo molino de última generación podría procesar cerca de 70.000 toneladas de clinker al mes, sin embargo, para Braulio Yucra, director de FANCESA en representación de la Gobernación de Chuquisaca, debe revisarse la propuesta con un sustento técnico para analizar si es viable o no

“La idea no es mala, siempre y cuando tendríamos excedencias en clínker, actualmente tenemos 70.000 toneladas de clínker como excedente, por norma, por previsión tenemos que tener mínimamente unas 30.000 toneladas en depósito. Por ello podríamos disponer de unas 40,000 y luego no tendríamos que procesar”, aclaró Yucra.

No obstante, la propuesta de los fabriles considera que el excedente de clínker crecerá en los 18 meses que toma la instalación del nuevo molino, así como en el tiempo restante hasta que la nueva línea de producción se ponga en marcha.

Al respecto Yucra señaló “Vamos a tomar todas las propuestas que tengan un sustento técnico, por eso mañana (hoy) el directorio se reunirá y entre otros temas se analizará la propuesta de los compañeros trabajadores, sin embargo, queremos que sepa la población que ya estamos tomando previsiones estratégicas, vamos a implementar una ensacadora y un nuevo molino pequeño que es el Kawasaki, para que muela el ip40 y el cemento verde, a veces para producir ese hay que paralizar el horno Z3 y eso significa un retraso en la producción del ip30, que es el más demandado”, acotó.

lunes, 16 de mayo de 2016

Trabajadores de Fancesa sugieren instalación de molino



Trabajadores de la Fábrica Nacional de Cemento S.A. (FANCESA) presentaron la mañana de hoy, lunes, su “propuesta estratégica” para el proceso de construcción de la nueva línea de producción de la factoría. En su iniciativa, afirman que primero debería instalarse el molino para que en un año y medio se pueda recuperar su inversión.

Debido a que existe materia prima suficiente para ser procesada en un nuevo molino, los trabajadores de la fábrica indicaron que la instalación del molino de la nueva línea debería ser el primer paso para así lograr ganancias equivalentes a su inversión en tan solo un año y medio de trabajo. Eso mismo, permitiría que FANCESA mantenga su competitividad en el mercado nacional, indicó el secretario general del Sindicato de Trabajadores de FANCESA, Jorge Mita.