miércoles, 10 de agosto de 2016

Fancesa alista acciones para cuidar su plaza en Santa Cruz



La Fábrica Nacional de Cemento S.A. (FANCESA) prepara varios planes de acción para competir en la industria cementera del país, especialmente con el fin de defender su plaza en el principal mercado nacional: el cruceño.

También se alista para aumentar su actual capacidad de producción a corto plazo, sin tomar en cuenta la ampliación de su nueva planta que estará lista y produciendo en unos tres años. En la factoría local existen dudas respecto al pronóstico de una sobreoferta de cemento en el país. Para sus ejecutivos esto no es una preocupación porque confían en el crecimiento de la construcción, lo que redundaría en una importante demanda de cemento por muchos años.

El gerente de Finanzas de Fancesa, Franco Bohórquez, explica a CAPITALES que a nivel ejecutivo se ha conversado sobre una posible sobreoferta de cemento en el mercado nacional y, al respecto, se han planteado algunas propuestas que en estos días se materializarán en resoluciones.
Reconoce que en este momento Fancesa cuenta con una capacidad de molienda limitada; es el “cuello de botella” que arrastran desde hace tres años. Despachan un promedio de 70.000 bolsas de cemento al día, pero tienen una capacidad de 50.000 toneladas de clínker que no pueden ser molidas y convertidas en cemento.

Por eso, el objetivo es ampliar su capacidad de molienda en unos diez meses, como máximo, instalando una nueva planta de molienda, paralela a la nueva línea de ampliación, que es un proyecto a largo plazo (tres años). Mientras tanto, la empresa debe tomar acciones que permitan utilizar el clínker excedente para introducir al mercado ese producto transformado en cemento.

“Estamos viendo alternativas para mejorar la molienda con acciones a corto plazo que nos permitan competir con mayor agresividad en el mercado nacional y soportar lo que ocurrirá en los siguientes años. Para ello implementaremos nuevas políticas de venta”, enfatiza Bohórquez.

Sobreoferta
Con respecto a la sobreoferta de cemento hasta el año 2021 pronosticada por dos expertos, el Gerente de Finanzas de Fancesa dice lo siguiente: “Yo no sé hasta qué punto habrá sobreoferta. Yo tengo declaraciones de la Cadecocruz que dicen que se tendría que tener una fábrica de cemento cada cuatro años para satisfacer la demanda. Aunque me parece un poco exagerado, son declaraciones que se hicieron desde esa instancia”.

Actualmente se nota una desaceleración de la economía boliviana por la baja del precio internacional del petróleo, como parte de un comportamiento cíclico. Sin embargo, en los próximos tres o cuatro años la tendencia será a mejorar, tiempo justo en el que empezará a operar la nueva planta de Fancesa, agrega Bohórquez, para luego confirmar: “Lo que vaya a suceder en los próximos años es un tema que nosotros iremos analizando, pero no nos preocupa de sobremanera porque la planta ya estará en funcionamiento en unos tres años”.

Necesidad de viviendas
Según el ejecutivo de Fancesa, en Bolivia hay una gran necesidad de vivienda, tanto que el 30 por ciento del Presupuesto General de la Nación 2016 está dispuesto para infraestructura.

“Sin ir lejos, el aeropuerto de Viru Viru es un proyecto de 14.000 millones de bolivianos. Allí se necesitará bastante cemento y mano de obra en construcción, entonces es un tema en el que la empresa quiere participar haciendo frente a la competencia”, pone de ejemplo.

Competencia
Bohórquez dice que Fancesa no está acostumbrada a competir, nunca lo hizo, pero ahora tiene que hacerlo aplicando estrategias y políticas para defender su plaza en Santa Cruz y evitar que otras marcas puedan desplazarla. En 2015, vendió el 56.14% de su producción a ese mercado.

También se debe atender los mercados de Chuquisaca y Potosí, además del de Tarija que, según el Gerente de Finanzas, es muy interesante. Por otra parte está el nexo del occidente con Oruro y La Paz.

Nueva capacidad de producción
Dentro de unos años Fancesa, con sus dos líneas de producción, tendrá una capacidad de producción diaria de 5.000 toneladas de clínker, que significan 1,9 millones de toneladas de cemento por año.

“Para nosotros es una maravilla que se haya presentado la posibilidad de explotar los yacimientos de Esmeralda, porque nos permitirá la provisión de materia prima para el cemento. Ya garantizamos el proyecto de la zona de trituración en El Romeral, solo falta la consolidación definitiva y la compra de terrenos”, dice Bohórquez.

El proyecto de ampliación, desde que fue concebido en 2013, sufrió algunas variaciones producto de decisiones del directorio. De hecho, la última que se tomó fue en julio de 2015, cuando por una resolución se aprobó el proyecto con modificaciones. Entonces, la inversión global bajó de 220 millones a 215 millones de dólares, como presupuesto estimado.

Recuerda que desde julio de 2015 hasta julio de este año se intentó adjudicar la primera fase del proyecto para la maquinaria, declarándose desiertas dos licitaciones internacionales.

Por último se llevó a cabo una invitación directa, que incluía en esa etapa el proceso de puja abierta; acción que no es de ahora, según aclara Bohórquez, sino que fue determinada desde la concepción misma del proyecto en 2013. Dice que este procedimiento ya fue utilizado en 1995, cuando se realizó la quinta ampliación.

“Si nos vamos al concepto como tal de lo que es una puja abierta, el procedimiento que nosotros hemos hecho es una puja abierta a la inversa; es decir, en lugar de pedir quién ofrece más por algo, nosotros hemos ido por quién ofrece menos por el mismo equipo o por mejoras en el mismo”, explica al referirse al comentario que hizo Mirko Gardilcic en la anterior edición de este suplemento, sobre la modalidad de puja abierta. Según el economista chuquisaqueño, se habría obrado al revés, incorporando un componente de subjetividad en las relaciones precio y calidad.

Al respecto, Bohórquez dice que no entiende dónde está la subjetividad en este caso, porque las propuestas de las dos empresas participantes de la puja se ajustaban estrictamente a lo definido en el pliego. Así fue que, con una metodología de calificación aprobada por el directorio, se hizo una primera calificación —que ambas empresas conocían— y a partir de ellas podían mejorar sus propuestas en una segunda o tercera ronda. “Siempre para arriba en cuanto a la provisión de equipamiento, nunca para abajo; esas fueron las reglas del juego. En cuanto al precio, también siempre para abajo, nunca para arriba respecto a su oferta inicial; de ahí que nosotros adjudicamos a la empresa que ofertaba la nueva línea de producción incluyendo una terminal de molienda vertical”, aclara el ejecutivo.

Dice que la Thyssenkrupp Polysius presentó dos propuestas: una con molienda vertical y otra con molienda horizontal “tradicional”, y que al comparar ambas moliendas con el asesoramiento de expertos ingleses, se tomó la decisión de ir por la oferta económica más baja, con molino vertical presentado por FL Smidth. La diferencia entre ambas ofertas ronda por los 14 millones de dólares, agrega Bohórquez.

Aclara que nunca se pidió la provisión de maquinaria FOP (puesto en el barco), porque no estaba establecido en el pliego. Dice que Fancesa solicitó la provisión de equipo y maquinaria DAV (puesto en el lugar), es decir que el equipo y la maquinaria se debe entregar en la Aduana de Sucre.
La provisión de la maquinaria incluye no solo el costo como tal, sino transporte, seguros, ingeniería y supervisión. Todos conceptos incluidos en los cerca de 77 millones de dólares de la oferta adjudicada la empresa, agrega Bohórquez.

Ventas de Fancesa durante el trienio 2013-2015
De acuerdo con datos estadísticos proporcionados por Fancesa a CAPITALES, las ventas de la fábrica chuquisaqueña tuvieron un constante crecimiento en el mercado nacional, pues de 17.746.592 bolsas de 50 kilos comercializadas en 2013, se subió a 20.203.417 en 2015. Esto representa un crecimiento de 14% en dos años. Con respecto a la gestión 2015, fue de 3%, y a la gestión 2014, de 10.48%.

En cuanto a la importancia de los mercados del interior, del total de las ventas de Fancesa en el país, durante la gestión fabril 2015, el 56% fueron realizadas en Santa Cruz. Luego le siguen: Chuquisaca con 29%, Potosí con 10% y el resto, es decir el 5%, se comercializa en los mercados de Cochabamba, La Paz, Oruro y Beni. El gerente de Finanzas, Franco Bohórquez, destaca el ingreso oficial de Fancesa al mercado de Beni.

Con respecto a la evolución del despacho de cemento, al 31 de marzo de 2016 (fin de la gestión fabril 2015), en una vida productiva de Fancesa de 58 años se acumularon un total de 11.580.461 toneladas de clínker producido y 13.931.365 toneladas de cemento.
El acumulado de cemento despachado en bolsas equivale a 278.512.327 unidades.

Censo de la Construcción realizado por el Observatorio Urbano
Hasta 2015 en Santa Cruz se concentró el 58% de la construcción, por entonces se construía en la urbe cruceña más de 2 millones de metros cuadrados. El sector estaba invirtiendo $us 2.000 millones y se calcularon 1.000 millones más para 2016.

A pesar de los vientos de la crisis que golpean a la economía mundial, el sector constructor en Bolivia se mantiene con un crecimiento sostenible y altos índices de inversión. Hasta 2015 tenía 3.551.567 metros cuadrados en proceso de construcción en el eje troncal del país, donde Santa Cruz concentra el 58%, según el Censo de la Construcción que el Observatorio Urbano (OBU) realizó en 2015.

Es en la zona norte de esa ciudad y en el Urubó donde más se construye. Elena Hurtado, directora del OBU “Multicom Ehbp”, informó que en Santa Cruz se construían 2.047.980 metros cuadrados con un crecimiento del 25% en comparación a 2014 (1.522.014 metros cuadrados).

Asimismo, indicó que en la zona metropolitana de Santa Cruz se censaron 974 obras en proceso de construcción, 364 más que en 2014.

En este marco, el censo también verificó que un 52.7% de la población del eje troncal no cuenta con una casa propia, lo que significa que aún existe un déficit habitacional importante en el país y, por ende, bastante espacio para que el sector constructor siga creciendo. “En Santa Cruz existe la mayor intencionalidad de compra de vivienda con un 70%”, dijo Hurtado.

En este tema, el presidente de la Cámara de la Construcción de Santa Cruz (Cadecocruz), Guillermo Schrupp, afirmó que el crecimiento del sector es sostenido en los últimos años.

Por ello la inversión actualmente asciende a $us 2.000 millones en distintos proyectos y se tiene una inversión comprometida de $us 1.000 millones más, siendo la urge cruceña la que capta más inversiones mobiliarias.

Schrupp dijo que actualmente el sector de la construcción es el que más aporta a la economía nacional, incluso por encima de los hidrocarburos, además de la creciente demanda de unidades habitacionales.

Un prestigio bien consolidado…
La ventaja del cemento Fancesa respecto a sus competidores es que tiene un prestigio bien consolidado en el mercado cruceño debido a su calidad. Un claro ejemplo de la preferencia de los consumidores se nota en el precio de la bolsa de cemento: Fancesa se vende a Bs 56, mientras que cemento Itacamba a Bs 50.

Según el gerente comercial de Fancesa, Víctor Cervantes, se alista un estudio de mercado, que estará listo dentro de un mes y medio, donde se establecerá con una buena aproximación cuál es la demanda actual y futura de cemento en el país. Aclara que la producción y el consumo de cemento no son lineales, sino cíclicos: con altas y bajas. En estos días se está reiniciando una etapa de repunte en las ventas.

20.000.000 de bolsas de cemento es la cantidad que Fancesa tiene previsto vender en el mercado nacional durante este 2016.

* Fancesa copa el 26% del mercado nacional y Soboce es el principal proveedor con el 40%, informa el jefe de Mercadotecnia de la fábrica sucrense, Raúl Gutiérrez.

* Santa Cruz consume anualmente 20 millones de bolsas de cemento, de las cuales Fancesa provee 11 millones (55% de la demanda de ese mercado).

* Warnes produce 4 millones de bolsas y participa en ese mercado con un 20%.

* Itacamba participa con el 18%, que significan 3,6 millones de bolsas. Coboce cubre el 7% restante, con 1,4 millones de bolsas.

* Esas cifras demuestran que Fancesa sigue liderando el mercado cruceño.

* Fancesa cubre el 95% del mercado de Potosí, con 2,5 millones de bolsas anuales. Esto representa el 10% de la producción anual de la cementera chuquisaqueña.

* Fancesa tiene presencia con un 3% en Tarija y, aunque con cantidades menores, ingresó a Trinidad, La Paz y Oruro, donde la presencia de Soboce es total.

* Fancesa es la única cementera del país que con una sola planta atiende a siete departamentos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario