miércoles, 6 de abril de 2016

Competencia concreta expansión y Fancesa no pisa el acelerador



Mientras Fancesa avanza a paso cansino con su proyecto de ampliación, otras empresas a nivel nacional se robustecen de manera acelerada y ponen en entredicho el principio de competitividad de la cementera chuquisaqueña. El venidero semestre, la empresa Itacamba empezará a producir clinker y estará en capacidad de embolsar el cemento con el cual pretende saturar el mercado cruceño; un semestre después, 2017, Soboce pondrá en marcha su proyecto de ampliación Illimani que le permitirá duplicar su capacidad de producción y, finalmente, el panorama de vertiginoso crecimiento de la industria cementera se completa con el último reporte de avance de obras, 25%, de la nueva empresa estatal de cemento que se construye en Caracollo (Oruro). En un mercado cada vez más competitivo, FANCESA volvió a retrasar en dos meses el proceso de calificación de la licitación pública para su nueva línea de producción.

La principal competencia de FANCESA está a unos meses de dar un salto que le permitirá mantener un abastecimiento permanente en el mercado de mayor crecimiento en disputa: Santa Cruz.

De acuerdo con el cronograma de trabajo de la cementera Itacamba, diciembre es la fecha para que salgan al mercado las primeras bolsas de cemento fabricadas en la fábrica de Yacuses, en el municipio cruceño de Puerto Suárez, y que por primera vez contará con clínker (materia prima) de Santa Cruz.

El gerente general de Itacamba, Alexander Capela, reveló la semana pasada al diario El Deber que el avance de obras marcha conforme lo planificado y se calcula una producción de 2.000 toneladas por día, lo que permitirá procesar unas 50.000 bolsas diarias de cemento. Prácticamente estaría nivelándose a la capacidad de FANCESA.

“Tenemos un avance de obra de un 64%. El 98% de los equipos ya están en el lugar y estamos en la etapa de la instalación eléctrica. Vamos bien”, informó Capela al adelantar que el objetivo principal de la planta de Yacuses es cubrir la demanda de cemento en Santa Cruz, que por año supera el millón de toneladas.

Por su parte, la Sociedad Boliviana de Cemento (SOBOCE) impulsa la modernización de la planta de Viacha con un nuevo equipo de molienda que permitirá incrementar la producción de 900 mil a 2 millones de toneladas de cemento por año.

El gerente general de SOBOCE, José Luis Orbegoso, reveló al diario Página Siete, el mes pasado, que la duodécima ampliación de la planta de Viacha en La Paz ya inició en 2015. El proyecto denominado Illimani-LP12 permitirá instalar un sistema de molienda vertical de cemento modelo OK 36-4 del fabricante FL Smidth, además de sistemas nuevos de manejo automático de materias primas, silo, ensacado y paletizado. "Este será el primer molino vertical de cemento que se instalará en Bolivia y, por las características de nuestra planta en Viacha, será el molino vertical instalado a mayor altura en toda América”, explicó Orbegoso.

Los equipos principales del proyecto comenzarán a llegar a Bolivia el próximo mes de mayo y la puesta en marcha está prevista para el primer semestre de 2017.

Con la instalación del nuevo sistema de molienda vertical, Viacha incrementará su capacidad instalada en 136%, pasando de una capacidad actual de 900 mil toneladas al año a más de 2 millones de toneladas por año de capacidad de producción de cemento.

El tercer gran emprendimiento corresponde a la inversión que realiza el Estado con la Empresa de Cementos de Bolivia (ECEBOL) en Oruro. Una inspección realizada la pasada semana a la nueva planta de Caracollo permitió conocer que la construcción de esta cementera estatal alcanzó el 25% de avance en un año de ejecución.

"La verdad que (nos sentimos) muy satisfechos, porque el año pasado en febrero visité (la planta) y sólo estaba la tierra aplanada; este año en febrero volvimos a visitar y se veía cómo empezaban a hacer algunos trabajos, además que días antes del referéndum estaban llegando algunos equipos. Hoy podemos decir con toda tranquilidad y satisfacción, que el avance global está en 25%, esto alegra, porque al próximo año ya tendremos las primeras bolsas de cemento", señaló el gobernador orureño, Víctor Hugo Vásquez, al diario La Patria.

Al concluir el proyecto se estima que la planta producirá 1,2 millones de toneladas, que equivalen a la cuarta parte de las necesidades de cemento del país.

La chuquisaqueña FANCESA, por su parte, continúa con algunas dificultades en el proceso de licitación de la nueva línea de producción que fue aprobada hace más de un lustro.

Tras haber aplazado una primera licitación con el retraso consiguiente de algo más de tres meses, las copropietarias ocasionaron una nueva postergación de dos meses por su indecisión de nombrar delegados técnicos para conformar la comisión evaluadora. El resultado del proceso de calificación debía concluir el pasado 15 de marzo, pero los citados tropiezos administrativos motivaron que ahora el proceso de calificación de la propuesta técnica (sobre B) de los proponentes concluya la segunda quincena de mayo, según informe de la cementera.

De las cinco empresas proponentes que se presentaron a la licitación de FANCESA, quedaron solamente tres después de la revisión del sobre "A" referido a la presentación de documentos legales. FL Smidth, China Machinerg Engineering Corporation (CMEC) y Catic Beijing están en carrera.
Respecto a la presencia de dos proponentes chinas, sectores opositores en Chuquisaca expresaron sus temores sobre una eventual adjudicación de este millonario proyecto cuya inversión bordea los $us 220 millones.

El sector cementero nacional también tomó decisiones importantes a la hora de confiar la construcción o ampliación de sus nuevas plantas. Por ejemplo, la construcción de la planta estatal de cemento de Oruro fue conferida al consorcio hispano-alemán integrado por las empresas Imasa Ingeniería y Proyectos, ThyssenKrupp Industrial Solutions (Polysius) y Sacyr Industrial (Valoriza).

Por su parte, SOBOCE, en manos del grupo inversionista peruano Holding Cementero S.A. desde fines de 2014, decidió encargar la implementación de su novedoso molino vertical a la conocida empresa del rubro FL. Smidth.

Inversiones

Itacamba
Inversión: $us 250 millones ($us 150 millones hasta ahora)
Planta de Yacuses. Avance 64%
Producción estimada: 2.000 toneladas por día, unas 50.000 bolsas diarias
Soboce
Inversión: $us 270 millones.
Ampliación Viacha, mejoras en la planta de El Puente y construcción de nueva planta en Yacuses ($us 180 millones). Proyecto iniciado
Producción estimada Viacha: De 900 mil a 2 millones de toneladas anuales.
Ecebol
Inversión: $us 295 millones
Nueva fábrica en Jeruyo (Caracollo). Avance 25%
Producción estimada: 1,2 millones de toneladas anuales.
Fancesa
Inversión: $us 220 millones
Nueva línea de producción en Sucre. En licitación
Producción estimada: 2.000 toneladas día

No hay comentarios:

Publicar un comentario