miércoles, 8 de junio de 2016

Choferes exigen que se vaya empresa con nueva tecnología

Los choferes realizaron ayer un paro parcial del servicio del transporte de la ciudad de Oruro, exigen que se vaya la empresa Ready Mix, que tiene nueva tecnología para la mezcla de cemento, grava y arena.

“El paro no es contundente, pero hay un bloqueo de calles, en diferentes zonas de la ciudad. Los choferes exigen que nos vayamos de Oruro, a pesar de haber efectuado una inversión de 14 millones de bolivianos y generando fuentes de trabajo”, afirmó el gerente comercial de la empresa Emisa, dependiente de Soboce, Vasili Kiotaigorod.

El gobernador del departamento, Víctor Hugo Vásquez, dijo que el bloqueo de calles “no tiene ni pies ni cabeza”, porque “no se justifica un paro de esa naturaleza, frente a una empresa que recién está empezando a funcionar en la ciudad de Oruro”.

Vasili dijo que es “necesario negociar”. “Les estamos dando fuentes de trabajo a los mismos volqueteros, para que nos provean de grava y arena, para que siga funcionando la empresa Ready Mix”, señaló.

Por su parte, el ejecutivo de la Federación Departamental de Choferes San Cristóbal, Vicente Ajarachi, dijo que se mantendrá el bloqueo del transporte, “mientras no se vaya la empresa de la ciudad de Oruro, porque está afectando a las fuentes de trabajo de los volqueteros”.

Dijo que son más de cuatrocientos choferes que están afectados, porque “les están quitando el trabajo en diferentes zonas de la ciudad, ya que los volqueteros ahora no pueden vender grava y gravilla, puesto en obra, porque los propietarios de las construcciones prefieren comprar cemento mezclado de la empresa Ready Mix”.

La nueva empresa se instaló en la zona de Huajara, en los terrenos de la empresa Emisa, desde donde distribuye concreto de cemento preparado con agua para el vaciado de cimientos, lozas, aceras y cordones y el pavimentado de calles y avenidas.

Durante la mañana de ayer, los choferes volvieron a analizar el problema y la oferta de la empresa Ready Mix, y aceptaron la mediación del gobernador del departamento de Oruro, Víctor Hugo Vásquez, con el objetivo de resolver el conflicto.

“Estamos analizando profundamente el problema y vamos a dar una respuesta final ante las autoridades de la Gobernación”, afirmó Ajarachi.

Las calles de la zona norte de la ciudad fueron las más bloqueadas, pero no se logró la paralización total del transporte público y particular. El tráfico de motorizados fue casi normal, con excepción del bloqueo de las calles aledañas a la empresa Emisa.

Algunos vehículos se ubicaron en los ingresos y salidas a La Paz, Cochabamba y Potosí, pero otros motorizados continuaban su viaje normal, por otras rutas alternas.

Tránsito suspendió el viaje de flotas al interior del país, pero los conductores de buses no acataron las determinaciones policiales, después de verificar que el paro de actividades del transporte no era contundente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario